Miscelánea

article title

Diego Ulissi recupera la sonrisa en Viggiano

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – El inicio de temporada de Diego Ulissi prometía mucho, especialmente con su victoria de etapa y podio final en el Tour Down Under australiano que da inicio al año ciclista. También hizo un final de 2013 espléndido, preparando su salto para el presente. Sin embargo, en el que debería ser su terreno más importante, las clásicas de las Árdenas, Ulissi no apareció. El salto que no llega, una sensación que se repite con tantos ciclistas, especialmente italianos.

Ulissi, enfundado en el maillot azul y fucsia de la Lampre, recuperó la sonrisa en el primer final en alto del Giro d'Italia 2014. Los kilómetros finales, en un tendido pero constante ascenso hasta el pueblo de Viggiano, en el corazón de la Lucania, se adaptaban perfectamente a sus características y cumplió con las previsiones para vencer una etapa en la Corsa Rosa. Al igual que hace tres años, cuando se dio a conocer con su victoria en Tirano en el Giro 2011.

De nuevo en un día gris, con salida en la costera y contaminada Taranto, se recorrió primero la costa jónica para luego introducirse en la Basilicata para alcanzar la parte más meridional de los Apeninos. Se formó una fuga numerosa con bastantes hombres rápidos como Viviani, Swift, Farrar, Dehaes, Hurel o Van der Sande, quizás en busca, sin éxito, de llegar con los mejores al final, además del alemán Wegmann, el venezolano Monsalve o el campeón colombiano Rubiano. Quien más aguantó fue sin embargo Bjorn Thurau, hijo de Didi Thurau, destacado ciclista germano que en a finales de los '70 venció etapas y consiguió buenas clasificaciones en Tour, Giro y Vuelta además de ganar la Lieja y Harelbeke.

Así se llegó al primer ascenso a Viggiano, bajo la lluvia, que provocó tanto en el ascenso como en el descenso alguna caída sin graves consecuncias –Castroviejo, Ávila, Agnoli, Mikel Landa, Felline-. En ese descenso mojado, Gianluca Brambilla fue el más valiente y abrió un hueco de hasta medio minuto, mientras el grupo quedaba reducido a una treintena de efectivos. Sin embargo, el buen trabajo de Katusha echó el traste las opciones del italiano, llegando así a la zona decisiva del repecho. El equipo ruso dejó solo demasiado pronto a Joaquím Rodríguez, que se vio superado enseguida por un gran Arredondo y Cadel Evans.

Y por la zona derecha apareció Diego Ulissi, que esperó su momento a 150 metros de meta y lanzó la bicicleta para vencer con suma facilidad. Gran rendimiento del líder Michael Matthews, que supo mantener la cabeza fría, administrar sus fuerzas y llegar en sexta posición para conservar sin problemas la maglia rosa un día más. El resto de principales favoritos llegaron en el grupo principal.

Mañana, etapa con inicio en Sassano, pueblo situado en la zona de la Campania colindante con la Basilicata, y final en Montecassino. En esta colina que domina la ciudad de Cassino y el valle del río Liri, camino natural desde el sur hacia Roma, se desarrolló una de las batallas más duras y decisivas de la II Guerra Mundial, con el avance aliado desde el sur. Desde enero hasta mayo de 1944 los bombardeos y ataques aliados, hasta el definitivo de los soldados polacos, y la resistencia de los paracaidistas alemanes llevaron a la destrucción completa de la abadía, ahora reconstruida, y alrededor de 70.000 soldados dejaron la vida en sus laderas. 70 años se cumplen de la batalla y allí llegará la sexta jornada del Giro, en un recorrido sin dificultades siempre hacia el noroeste hasta el ascenso final a Montecassino, 8'5km a una pendiente media del 5% y máximos del 9%.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados