FC Barcelona

article title

Deulofeu echa el freno

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cuando el Barcelona repescó a Gerard Deulofeu al jugador se le abrieron las puertas para brillar en el primer escalón del escaparate futbolístico mundial. Everton, Sevilla e incluso Milan evolucionan y viven en una dimensión inferior. Además, los focos sobre el futbolistas su multiplicaron porque volvía a casa después de intentar madurar su fútbol y pasar de ser una promesa a una consagración en la élite.

Deulofeu explotó muy pronto y parece que lleva toda una vida dando patadas a un balón, pero tan solo ha soplado las velas en 23 ocasiones. Una vida profesional corta e intensa, de vaivenes, en la que todavía no le ha llevado a ser dueño de su terreno. Tampoco en estos últimos cuatro meses con la camiseta culé y ante una oportunidad que no contaba: la lesión de Dembélé.

Deulofeu no regresó solo a casa este verano, sino que lo hizo de la mano de Ousmane Dembélé. El Barcelona se hizo con los servicios del ex del Dortmund, un jugador de 20 años que ocupa la misma posición de Gerard. Por proyección, el francés se convirtió en el fichaje estrella del equipo azulgrana, y Deulofeu debía luchar por ganarse el puesto por delante de Dembélé.

Quizá ya solo por lo que costó –más de 105 millones de euros– y lo que supone eso para un club, Dembélé partía con ventaja para ser titular en el equipo de Valverde. Pero se lesionó en Getafe y no volvería a jugar hasta 2018. Cinco meses sin participar en el equipo, algo que para Deulofeu pasaría a ser una oportunidad de oro para demostrar lo que había crecido fuera y que ahora lo pondría en práctica en el Barça.

Todo eran suposiciones e incertidumbre. Nadie sabía cómo iba a responder el fútbol de Deulofeu a esa llamada inesperada y a la vez todos esperaban que el desparpajo se impusiera sobre el campo. No ha ocurrido. Deulofeu sigue sin explotar su potencial en el Barcelona, y tan solo ha partido de titular en Liga en cinco ocasiones.

Hasta el momento, el futbolista ha aparecido esporádicamente y eso le ha bastado para que su técnico le elogie. “Hace regates de l0s de verdad”, ha llegado a decir Valverde. Sin embargo, también le ha dejado fuera de alguna convocatoria. La velocidad, el desmarque, la conducción, el regate y el encarar una y otra vez son cualidades de su juego que ahora cuesta ver en Deulofeu.

Por miedo, por responsabilidad o porque quizá no se ha encontrado a sí mismo, el jugador ha perdido todo atrevimiento que le caracterizaba, a pesar de que a veces no tomaba la mejor decisión. Pero lo intentaba. Ahora parece haber echado el freno y hacerse pequeño, cuando su fútbol exige lo contrario.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados