Champions League

article title

Detenciones tras el ataque al autobús del Borussia Dortmund

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Un islamista fue detenido en Alemania bajo sospecha de haber perpetrado el martes el ataque explosivo contra el equipo de fútbol del Borussia Dortmund, comunicó hoy la fiscalía general alemana.

De acuerdo con información de dpa, el detenido es un iraquí de 25 años residente en la vecina ciudad de Wuppertal. Según anunció la fiscalía general, competente para casos de terrorismo en Alemania, hay un segundo sospecho en el foco de las investigaciones que todavía no fue arrestado.

Varios medios señalan que el detenido pertenece a círculos fundamentalistas islámicos de la región, como también sería el caso del segundo sospechoso, un alemán de 28 años de la localidad de Fröndeberg, también cercana a Dortmund.

Ambos están bajo sospecha de simpatizar con la milicia terrorista “Estado Islámico”. El ataque ocurrido mientras el plantel se trasladaba en autobús al estadio del Dortmund causó heridas al defensa español Marc Bartra y a un policía y obligó a posponer para hoy el duelo con el Mónaco por los cuartos de final de Liga de Campeones.

Según versiones de los diarios “Express” y “Kölner Stadt-Anzeiger”, las autoridades tienen indicios de que por lo menos uno de los dos sospechosos podría haber estado cerca del lugar del ataque en el momento en el que ocurrió.

Las viviendas de ambos sospechosos fueron registradas, precisó la portavoz de la fiscalía, Frauke Köhler, quien dijo que la modalidad del hecho apunta a un acto terrorista. “Pero los motivos exactos del ataque aún no están claros”.

La portavoz reportó que en el lugar del atentado fueron halladas tres cartas idénticas reclamando la autoría, en las que se demandaba la retirada de Siria de los aviones alemanes del tipo Tornado y el cierre de la base militar estadounidense en Ramstein, Alemania.

Las cartas halladas en el lugar del hecho están encabezadas con “En nombre de Alá, el misericordioso” y afirman que aviones de combate alemanes participan en el asesinato de musulmanes en el autoproclamado califato del Estado Islámico, según el texto al que tuvo acceso dpa.

LEER MÁS: Explosión previa al partido del Borussia Dortmund y Mónaco

Además señalan que deportistas y otros famosos “en Alemania y otras naciones de los cruzados” están ya en las “listas de la muerte del Estado Islámico”. Alemania apoya con vuelos de reconocimiento a las fuerzas estadounidenses en la lucha contra Estado Islámico. En Ramstein está ubicada la mayor base aérea norteamericana en Europa.

Tres artefactos explosivos detonaron la noche del martes al paso del autobús que llevaba al plantel del Dortmund al estadio para disputar la ida de cuartos de final de la Champions.

El zaguero Marc Bartra y un escolta policial resultaron heridos. Bartra fue alcanzado por los vidrios del bus que reventaron por la explosión y tuvo que ser operado de la muñeca. El deportista español superó con éxito la intervención a la que fue sometido, informó hoy el presidente del club, Reinhard Rauball. El policía que iba en motocicleta sufrió un shock y traumatismo acústico.

Según detalló Köhler, los artefactos escondidos en unos arbustos estaban llenos de esquirlas de metal, una de las cuales se incrustó en el respaldo de la cabeza de un asiento. “Por suerte no pasó nada peor”, comentó. La ola expansiva fue de más de cien metros, detalló.

La portavoz expresó asimismo “serias dudas” de la autenticidad de una segunda carta reivindicando el atentado por grupos de ultraizquierda que apareció horas después en el portal Indymedia.

También los operadores del portal se manifestaron escépticos. “Creemos que este escrito es una falsificación hecha por nazis”, dijeron a dpa.

La canciller alemana, Angela Merkel, condenó el “repugnante” ataque. “Acompañamos a los jugadores que tienen que salir hoy a la cancha, al Dortmund y los hinchas. Y esperamos que sea un cotejo pacífico”.

El ministro del Interior, Thomas de Maziere, y la primera ministra del estado de Renania del Norte-Westfalia, Hannelore Kraft, anunciaron su asistencia al encuentro en señal de solidaridad.

También el príncipe Alberto II de Mónaco calificó de “vergonzoso y espantoso” el ataque. El mandatario monegasco tenía previsto ver el duelo el martes en el estadio, pero esta mañana abandonó Alemania, según señaló a dpa un portavoz del Palacio de Mónaco.

El atentado desató una ola de solidaridad entre las hinchadas. Bajo el hashtag #bedforawayfans (cama para hinchas visitantes) en la red Twitter, aficionados del Dortmund ofrecieron casa y comida a los seguidores del Mónaco que habían quedado varados en Dortmund.

Durante la noche se colgaron en las redes sociales fotos de los seguidores de ambos clubes compartiendo cenas de las que se hicieron eco también el Dortmund y el Mónaco.

“No tengo idea del resultado que tendrá hoy el partido #BVBASM. Pero gracias a #bedforawayfans hay ya un montón de ganadores. #Zusammenhalt (Cohesión)”, celebró el ministro alemán del Exterior, Sigmar Gabriel, en Twitter.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados