Fútbol alemán

article title

Desperados y Boyz, dos manchas en la Bundesliga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El speaker del BVB, Norbert Dickel, jugó en la década de los ochenta tanto con los Geißböcke donde fue subcampeón de la UEFA en 1986, como con el BVB donde ganó una DFB-Pokal en 1989 anotando dos goles en la final ante el Werder Bremen.

 

El BVB-Köln es un duelo especial para Norbert Dickel. Este partido, donde suelen asistir unos ocho mil aficionados del FC Kölle, también es especial en las gradas debido a la presencia de dos grupos ultras de extrema derecha en el estadio como son la facción ultra del BVB “Desperados” y la del Köln “Boyz”. Esta hermandad se puede ver en la web del grupo ultra borusser con el lema “wir für euch! Ihr für uns!.” Además de la imagen del grupo y los escudos  de ambos clubes. Hace tres jornadas los ultras borussers mostraron una pancarta con la frase “je suis Boyz Köln” durante el partido disputado en Stuttgart mostrando su solidaridad con los miembros del grupo ultra colonés que fueron expulsados como socios tras los graves incidentes acaecidos durante el Rheinderby ante el Gladbach.

Algunos actos de los grupos Boyz- Desperados:

No es la primera vez que los Boyz muestran una imagen negativa. Éste grupo neonazi participó en un torneo de fútbol fascista en Moscú, además de izar una pancarta durante un Rheinderby contra el Fortuna Düsseldorf en el que ponía “James Boyz 007 – Hitlergruße aus Moskau” (James Boyz 007: saludo hitleriano de Moscú), en 2014 sufrieron una redada donde se les encontraron armas y drogas y en enero de ese mismo año estuvieron involucrados junto a miembros de la facción ultra del BVB “Desperados” en una pelea contra aficionados del Schalke en el centro de la ciudad colonesa. (la policia detuvo a 55 personas de las cuales: 24 de los detenidos eran aficionados de Dortmund y 19 de Colonia).

Por su parte, los Desperados ha protagonizado diferentes actos condenables como carteles homófobos, peleas callejeras (como las que se dieron en el areopuerto de Dortmund en marzo de 2013), o atacar un autobús de aficionados del Preußen Münster en septiembre de 2013 cuando iban a jugar a Heidenheim (Baden-Württemberg).

Dos grupos ultras radicales, dos manchas negras en la Bundesliga.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados