Alavés

article title

Deportivo 1-0 Alavés: lo mejor, lo peor y las notas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Se presentaban en Riazor dos equipos en problemas. El equipo local con un sólo punto en la clasificación tras la disputa de cuatro jornadas, mientras que los visitantes aún en peor situación, contando sus encuentros por derrotas y con la destitución de Zubeldia como técnico aún muy reciente. Duelo de urgencias en el que la victoria suponía para cualquier de los dos contendientes un soplo de aire fresco, un respiro en la clasificación y en el estado anímico, vital para afrontar las próximas fechas en el campeonato con una mayor tranquilidad.


Y esa tensión estaba presente en el desarrollo del encuentro, especialmente en el arranque del mismo. El Depor, como local, trataba de llevar el peso del partido, intentando dominar el balón y la situación desde la presión alta. Buscando igualmente los cambios de registro, alternando la búsqueda del juego combinativo con desplazamientos en largo de balón desde la zona de centrales, especialmente a través de Schär, que sin embargo no estaba acertado en dichos envíos, como no lo estaba su equipo pese a sus intenciones de dominio. El Alavés también había trazado un plan, consistente en ahogar la elaboración de juego deportivista a partir de la medular para tratar de aprovechar la velocidad de su segunda línea con latigazos a la contra. Así, Burgui y Munir sembraron las dudas en la defensa local y trasladaron el nerviosismo a la grada, que comenzaba a desesperarse con el juego de su equipo. Sin embargo, las grandes ocasiones no llegaron hasta que el primer período se acercaba a su fin. Primero en un peligroso remate de Munir, que Pantilimon lograba desviar a córner, y justo a continuación con un remate al palo de Rodrigo Ely, a la salida del saque de esquina que acababa de provocar la jugada del punta procedente del Barcelona. El descanso se vislumbraba y todo hacía indicar que se llegaría con el resultado inicial, pero al Depor las ocasiones del Alavés parecieron despertarle las ideas y buscó el gol con insistencia, especialmente en el minuto final y en el de añadido. Así, logró encadenar su jugada más larga, de toque y desplazamiento, con participación de prácticamente todo el equipo, hasta conseguir filtrar un balón en profundidad para Florin Andone. El internacional rumano, cuya participación de inicio estuvo en entredicho hasta última hora por una posible rotación de Mel, aguantó perfectamente el balón de espaldas, se revolvió para deshacerse de su marcador y cedió un excelente pase a la frontal para Luisinho, que con un excelente disparo cruzado lograba batir a Pacheco. Y así, sin tiempo para más, se marchaban a vestuarios ambos conjuntos. Los de Pepe Mel saboreando una ventaja que por juego probablemente no habían merecido. El Alavés sintiendo que sus méritos no se reflejaban en el resultado.

La segunda mitad arrancó con alternativas. Lucas Pérez llevó el peligro al área del Alavés, y en el 55 Burgui consiguió soltar un latigazo desde fuera del área, escorado con la diestra que Pantilimon no pudo atrapar y cuyo rechace no pudo aprovechar Munir. El Alavés estaba por detrás pero no le perdía la cara al encuentro y el Deportivo buscaba sentenciar el encuentro y encontrar la tranquilidad. Schär lo tuvo a su alcance en un córner en el que remataba incomprensiblemente alto con todo a su favor. Lo intentó nuevamente Fede Valverde, de volea desde fuera del área. El futbolista cedido por el Real Madrid fue una de las noticias positivas del conjunto gallego, mostrando su verticalidad, descaro y llevando peligro de forma constante. Y justo a continuación, tras un robo en el centro del campo de Guilherme, Florín recibía en la banda y trazaba una diagonal que finalizó con un buen disparo cruzado que Pacheco logró desviar, cuando todo hacía indicar que acabaría alojado en la red. El dominio era total por parte de los de Mel, con Borges y Guilherme dominando en la recuperación y Valverde, Cartabia y el recién incorporado Colak creando constante sensación de peligro. Si a eso se suma la incansable lucha de Florin Andone, el destino del partido parecía marcado con un Alavés incapaz de crear peligro sobre la portería de Pantilimon. Llegaron más ocasiones, destacando la que provocó la internada de Valverde por la banda izquierda tras un robo e incorporación de Schär a la línea ofensiva, pero Florín Andone llegó muy forzado y no logró encontrar portería. Y de ahí hasta el final, la misma tónica, con una ocasión clarísima de Colak para sentenciar y un resultado final que si bien al descanso parecía no hacer justicia en la segunda mitad se antojó corto para los méritos de ambos equipos.

LO MEJOR: la capacidad del Deportivo para reponerse a un inicio de encuentro dubitativo para terminar dominando el partido completamente en la segunda mitad, con el descaro de Fede Valverde como nota destacada.

LO PEOR: las pobres sensaciones desprendidas por el Deportivo Alavés, incapaz de reaccionar tras recibir el tanto gallego antes del descanso. Escaso fútbol en una plantilla de la que se espera más.

JUGADOR SPHERA (MVP): Luisinho. A su gol sumó incorporaciones constantes y peligrosas por su banda y seguridad en tareas defensivas para completar un partido realmente completo.

LAS NOTAS FUTMONDO:

Deportivo: Pantilimon (6), Luisinho (8), Arribas (6), Schär (7), Juanfran (6), Guilherme (6), Borges (6), Valverde (7), Fede Cartabia (6), Lucas Pérez (6), Florin Andone (7)

Suplentes: Colak (6), Borja Valle (s.c.), Edu Expósito (s.c.)

Alavés: Pacheco (6), Rubén Duarte (5), Maripán (5), Ely (6), Vigaray (5), Daniel Torres (5), Manu García (5), Medrán (5), Burgui (6), Ibai (5), Munir (5)

Suplentes: Pedraza (5), Rubén Sobrino (5), Romero (s.c.)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados