Deportivo

article title

Deportivo 0-3 Real Madrid: lo mejor, lo peor y las notas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

– ¿Sabes qué significa comanche?
+ …
– Enemigos para siempre
+ ¿Enemigos de quién?
– De todos
+ Pues eso me convierte en…
– Un enemigo
+ No… Me convierte en comanche

El Real Madrid saltó al verde de Riazor sin ser del todo consciente de la emboscada que le esperaba durante los primeros compases del regreso del vigente campeón a la competición liguera. Como si el título apenas entrado en juego le diese inmunidad ante los ataques de su hoy circunstancial enemigo. Dos bofetadas de aire seco le bastaron para darse cuenta de que sus enemigos están por todas partes, de que todos anhelan derribar su codiciado y preciado estatus, tal y como ha ocurrido siempre. Dos bofetadas de aire seco que supo esquivar y tras las cuales, volvió a henchirse de su gen ganador y a ser consciente de su condición de comanche. Un campeón ante todos los demás, constantemente rodeado de enemigos. Ducho y acostumbrado a estar solo ante el peligro.

Fue apenas un lapsus, pero una breve insurrección bien pudo costarle el partido al Real Madrid. Un forajido rumano estaba dispuesto a ejercer de bandido protagonista de la noche. Florin Andone, de la mano de su característica y encomiable brega y aprovechando una mala tarde del sheriff Ramos, dispuso de sendas y similares ocasiones en los minutos cinco y siete, que Keylor Navas supo evitar con su buena colocación bajo los palos. El Real Madrid captó el aviso, Modric e Isco tomaron las riendas del partido en la medular blanca y decidieron no dejar de soltarlas.

Su decisión tuvo premio. Rápido y doble. En el 20′, en una acción casi absurda iniciada por un disparo lejano de Modric que se topó con un horrendo intento de blocaje de Rubén y tras un regate infructuoso de Benzema a centímetros del arquero deportivista, Gareth Bale marcó el 0-1 para los visitantes cuando le cayó plácidamente el balón a los pies. Y en el 26′, después de una nueva combinación de larguísima duración orquestada por el genio croata, Marcelo recibió abierto en su banda y puso un centro raso tenso que cruzó toda la defensa hasta que se encontró con el pie de Casemiro a escasos metros de la línea de gol. 0-2 y que pase el siguiente a intentar asaltar el fuerte.

El duelo nació más roto tras el descanso, el Dépor hizo los movimientos esperados y necesarios desde el banquillo para intentar recortar distancias, pero el Real Madrid no le permitió que sus soluciones entrasen siquiera en funcionamiento. La sentencia era cuestión de tiempo y apenas pasados dos minutos de la hora de juego y con los de Zidane jugando a placer en ese tramo, Kroos haría el 0-3 en una llegada de libro, rematando en colaboración con un toque fortuito de la zaga gallega una entrega magistral de Bale, que a su vez había recibido una continuación del maestro Isco, quien por su parte había recibido el cuero tras una iniciación tan profunda como académica por parte del professeur Karim. Fin de la clase.

La superioridad de su oponente era manifiesta, pero el Dépor continuó insistiendo, aunque a ráfagas cada vez más aisladas. En una de ellas, en el minuto 64, Guilherme estuvo a punto de recortar distancias con un disparo potente que se estrelló en el larguero desde la misma frontal del área, instantes después de una mala salida de pelota de Sergio Ramos. El epílogo del choque tuvo un componente cíclico respecto a su prólogo. Carvajal derribó de manera totalmente evitable a Borja Valle dentro del área, en un penalti en el que Andone, pese a su lucha, iba a darse cuenta de que no era para nada su noche. Y sí la de Keylor, que le atajó la pena máxima, como antes había hecho ya con las otras tres ocasiones del delantero rumano. El único que osó instigar al vigente campeón en su vuelta a la competición y que aunque tampoco distingue enemigos, como el Real Madrid, se marchó sin recompensa al igual que su equipo.

LO MEJOR: El colmillo blanco sigue intacto. El Real Madrid reaccionó a un inicio de partido complicado con el aplomo, la seguridad, la confianza del que ya ha ganado y la ambición y actitud del que tiene todo por ganar. Su superioridad, con Isco y Modric como guías, fue incontestable.

LO PEOR: Los excesos de Sergio Ramos en el fútbol subterráneo. El capitán blanco se jugó la expulsión con una fea bofetada a Schär después de una pequeña tangana, aunque el colegiado decidió amonestar con tarjeta amarilla a ambos futbolistas por razones desconocidas, y acabó consiguiéndola tras un salto con Borja Valle en el que sacó en exceso el codo.

JUGADOR SPHERA (MVP): Isco

NOTAS (de aplicación en ligas de Futmondo)

DEPORTIVO
11 INICIAL: 
Rubén (4), Juanfran (6), Schär (6), Sidnei (5), Luisinho (5), Mosquera (5), Guilherme (6), Fede Cartabia (6), Borges (4), Bakkali (4), Andone (6)
SUSTITUTOS: Bruno Gama (5),  Adrián (4), Borja Valle (5)

REAL MADRID
11 INICIAL: 
Keylor Navas (8), Carvajal (5), Nacho (6), Ramos (4), Marcelo (7), Kroos (8), Casemiro (7), Modric (8), Isco (8), Bale (8), Benzema (7)
SUSTITUTOS: Llorente (5), Asensio (5), Lucas Vázquez (s.c.)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados