Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Un Premier sin el Aston Villa, una Premier huérfana

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Aston Villa Football Club es un equipo del occidente de Inglaterra, residente en el barrio de Aston, en Birmingham. Villa Park es su hogar (con capacidad para 42.785 aficionados), uno de esos mágicos estadios ingleses donde se respira fútbol en estado puro, siendo una de las sedes del Mundial de 1988 y de la Eurocopa de 1996.

Fortaleza que ha albergado numerosos enfrentamientos de “The Claret and Blue Army´´ (“La Armada Vino y Azul´´) contra el Birmingham City (actualmente en la segunda inglesa), su máximo rival, en las batallas del “Second city derby´´; y contra el West Bromwich Albion (actualmente en la máxima categoría del fútbol inglés), conjunto de rivalidad histórica. Batallas que ha afrontado con su indumentaria habitual, colores azul cielo y vino, y en las que se ha defendido con su imponente escudo, en el que se aprecia la figura de un león (símbolo de la monarquía británica) con una estrella blanca (símbolo de su noche más gloriosa), sobre su lema: “prepared´´.

“The Villains´´ (“los villanos´´), como se conoce comúnmente al equipo, es uno de los grandes clubes de la historia de Inglaterra, con un palmarés envidiable: 7 Ligas inglesas, 7 FA Cup, 5 Copas de la Liga, 1 Community Shield, 1 Supercopa de Europa y su título más preciado, la Copa de Europa de 1982, ganada al Bayern München (1-0) en Rotterdam. Si bien, desde 1992, año en el que se establece el actual formato de Premier League, el Aston Villa sólo ha ganado 2 Copas de la Liga (1994 y 1996), siendo éstos sus últimos logros. No obstante, era uno de los clubs que desde la creación de la Premier League había participado en todos los campeonatos de liga hasta la fecha (1992-2016), ocupando el 7º puesto en el ranking histórico de la competición, sólo por detrás de clubes de la talla de Manchester United, Liverpool, Everton, Arsenal, Chelsea y Tottenham.

Sí, hoy ha llegado ese fatídico, pero a la vez esperado día (debido a la situación que llevaba el club desde el comienzo de la presente temporada), en el que se ha certificado matemáticamente el descenso por primera vez de esta histórica institución. Y no es un antojo del destino que el club vaya a militar la próxima campaña en la Football League Championship. En el período de 2012 a 2015 el Villa ya venía coqueteando con el descenso (16º, 15º, 15º y 17º respectivamente). Ha sido esta paupérrima temporada la que los ha llevado a un infierno que nunca debería ser el hogar de nuestros queridos “villanos´´.

Lejos queda la última gran etapa del club (2006-2010) en la que, con el técnico norirlandés Martin O´Neill al frente, sus pupilos “saquearon´´ lo mejor de cada casa. Era la etapa de los Gareth Barry, Ashley Young, James Milner, John Carew, Stiliyan Petrov, Olof Mellberg, Martin Laursen, Emile Heskey, Brad Friedel, Stewart Downing, y un jovencísimo Gabriel Agbonlahor que hoy se hunde fiel a unos colores. Juntos consiguieron hacer de Villa Park un bastión inexpugnable en el que plantar cara a los más grandes, recordando que, como ya hicieron en su día, esta institución puede pelear de tú a tú con cualquier otra.

La Premier League se queda huérfana de uno de sus padres. Sólo esperemos que no siga los pasos de Blackburn Rovers, Leeds United o Nottingham Forest (tres grandes caídos) y que vuelva más pronto que tarde al lugar del que pertenece para no volver jamás al sitio al que nunca tuvo que ir.

Hoy, un gigante dormido que pudo ser lo que hubiera querido ser, se hunde soñando con sus tiempos de vino y rosas en un presente de resaca y espinas. Y es que, en el Juego de la Premier o ganas, o mueres.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados