Tenis

article title

Del maestro al aprendiz

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En esta calurosa noche de verano, sí, en el sur ya ha llegado el deseoso, para algunos, y temido, para otros, verano, me disponía a escribir un artículo acerca de la figura de Roger Federer, que consiguió la cifra de 1072 victorias ATP, de este logro hablaré a continuación. Aunque es su última derrota la que me ha parecido un acontecimiento que no se nos podía escapar sin ser tratado, no por la derrota en sí, sino por quién se la proporcionó, Dominic Thiem.

 

IMG_20160612_205934

Del maestro al aprendiz (Vía: instagram)

 

Volvió el hijo predilecto del mundo del tenis. Esta semana hemos vuelto a ver a Roger Federer en una pista, después de su no presencia en Roland Garros por lesión. En Stuttgart se ha cumplido el sueño de todos aquellas personas aficionadas a este deporte de la raqueta, ver jugar sobre la hierba a la leyenda suiza. Una semana que le ha servido para mucho al suizo, sobre todo a modo de preparación. Ha conseguido ganar partidos hasta plantarse en semifinales, donde perdió con nuestro segundo protagonista, y lo más importante, para coger forma como antesala para su torneo fetiche, Wimbledon.

Un jugador ha conseguido en media temporada meterse en el top-10 con 22 años, y a parte, conseguir derrotar al maestro de la tierra, en tierra (en Argentina venció a Rafa Nadal 6/4 4/6 7/6), y al príncipe de la hierba, en hierba (le ha ganado en semifinales de Stuttgart a Roger Federer). Dominic Thiem tiene un futuro por delante casi impensable, pero es que su presente no se queda atrás. Algo que nos está dejando cada vez más claro cuando se viste de deporte, y coge su raqueta por bandera.

 

 También se vieron en Roma, y Roger Federer le dejó claro quién es el maestro.

 

Aunque la final de Stuttgart se haya aplazado por lluvia, el torneo alemán nos ha dejado una semana con dos claves tenísticas. El maestro suizo ha vuelto al juego para mostrar sus cartas, pero ha entrado en acción un nuevo personaje, un aprendiz austriaco que ha expuesto las suyas, y según demuestra, tiene una mano muy buena.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados