Ciclismo

article title

Degenkolb, el poker llega con sufrimiento

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Día después de la jornada de descanso y etapa más tranquila sobre el papel que los últimos días de montaña. Sin embargo, el terreno gallego, hoy con un recorrido desde las Rías Altas hasta La Coruña, apenas deja un metro llano de respiro, en un contínuo sube y baja de desgaste. Sin ningún puerto puntuable desde Ortigueira hasta la capital gallega, el camino estaba plagado de pequeñas cotas.

Aprovechándose de ese recorrido, la fuga dio guerra hasta el final. La formaban el mallorquín Lluís Mas, el primero en caer, el eritreo Daniel Teklehaimanot, el italiano Elia Favilli, el australiano Rohan Dennis y el luxemburgués Bob Jungels. Mención especial para este último, jovencísimo rodador de solo 21 años. Ya en 2013, su primer año pro con el equipo RadioShack consiguió dos magníficos en el Tour de Luxemburgo y el GP Nobili Rubinetterie. Y como hoy, siempre que es protagonista de una fuga, destaca por su encomiable labor en cabeza y su combatividad.

Cayeron en el último kilómetro. Sin embargo, no fue fácil para el pelotón, que tuvo que trabajar a destajo. De hecho, el esfuerzo de Giant y Orica parecía insuficiente para cazarles, ambos equipos muy justos de fuerza. Tuvo que ser un estirón de Sky, más para proteger a Froome que por la etapa, en un ligero tramo adoquinado en cuesta cerca de meta, el que diera finalmente al traste con las opciones de Jungels, Dennis y Favilli.

Ya en Coruña, en la desorganizada volata final, sin trenos para prepararlos, John Degenkolb se enganchó a la rueda de Roberto Ferrari y lanzó un esforzado sprint para batir por poco a Michael Matthews y a Fabian Cancellara. Cuarto triunfo de etapa del alemán en esta Vuelta a España y el noveno unido a los que consiguió hace dos años. Un botín más que notable.

Mañana, penúltima etapa con final en alto. Doble paso y final en Monte Castrove, un puerto de unos 7 kilómetros al 6,6% de pendiente media asomado a las Rias Baixas. Otra oportunidad para recortar unos segundos entre los favoritos y para que llegue alguna fuga.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados