Se habla de:

Segunda División

article title

Cinco defensas a seguir en Segunda División

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cada verano, con la llegada del calor vienen también los fichajes. Los equipos de fútbol comienzan a cubrir las plazas necesarias en su plantilla, con las piezas más relucientes que encuentran en el mercado, ajustándose a un presupuesto muy diferente para cada uno de ellos. Es por lo tanto lógico, que algunas de esas piezas tan codiciadas, sean jóvenes talentos, a los que aún queda mucho margen de mejora, pero cuya calidad está fuera de duda alguna.

Comienzo por ello esta saga, para dejar mi breve aportación sobre algunos de los jugadores más prometedores de la segunda división española, que quizás, en un plazo breve de tiempo, disfruten de minutos en Primera.

DEFENSAS

Jorge Sáenz (Tenerife)

18 años, central rápido y con envergadura (1’92). Va bien al corte por raso y en el juego aéreo. Buen manejo de balón, con las ideas claras dentro del campo y todo el futuro por delante para convertirse en un referente de la zaga.

Sin ninguna duda, este joven defensa, miembro del Tenerife, se presenta como una de las joyas más relucientes de la segunda división española, ya no solo por su presente, sino por su futuro, al que si nada extraño interfiere, le auguran grandes éxitos.

Ya entró el pasado curso, procedente del filial, en el primer equipo tinerfeño, pero es esta campaña, la que parece asentarle como un fijo en el eje de la defensa. Veremos cómo se desenvuelve, pero hoy por hoy, con su pasado, su presente, y pensando en su futuro, habrá que tenerlo muy en cuenta. Jugador a seguir por los grandes sin ninguna duda.

Igor Lichnovsky (Real Valladolid)

22 años, chileno y defensa central. Formado en las categorías inferiores del Universidad de Chile, acabó saliendo por la puerta grande del club chileno para recalar en el Oporto, pero por ahora tiene que buscarse las castañas fuera del conjunto luso. Tras un breve paso por el Sporting de Gijón el pasado curso, ha llegado en calidad de cedido al Valladolid, para contar con minutos en la segunda división española.

 

 

Peligroso en el juego aéreo, va bien al corte y calma para sacar el balón jugado, son algunas de las cualidades que atesora esta joven perla del fútbol chileno, que si continúa con la progresión esperada, y no se precipita para dar el salto, bien seguro que en un futuro le veremos asentado en Primera como un central de garantías.

Gerard Valentín (Nastic de Tarragona)

Un verdadero portento ofensivo entrando por la banda. Sin duda esta es la definición más acertada para este lateral derecho de 23 años, actual jugador del Nastic.

Cuenta con muchos minutos en su actual equipo, y asentado en el 11 titular, desde el final del pasado curso, si no cambian mucho las cosas, no dejaremos de ver, jornada tras jornada, sus poderosas cabalgadas por la banda.

Lateral con vocación ofensiva, que cada vez va ganando más tablas en defensa, convirtiéndole en un jugador muy interesante, cuya juventud, acompañada de la experiencia en un equipo tan competitivo como el Nastic, le podrán bien seguro ofertas muy jugosas sobre la mesa.

Razvan Popa (Real Zaragoza)

Una de las últimas perlas de la escuela rumana, quien tras un breve paso por el Inter de Milán sin pena ni gloria, quiere resarcirse jugando para un histórico del futbol español como es el Real Zaragoza.

 

 

Con apenas 19 años, este joven y prometedor defensa central, capaz de sacar el balón jugado con soltura, potente en el choque, y con ese poderío por alto que le dan sus 187 centímetros de estatura, se presenta como un gran recambio para el ya ex jugador zaragocista, Jesús Vallejo, apuntando incluso a una posible titularidad en el conjunto maño, si así lo considera Luis Milla (Entrenador Real Zaragoza), el cual, a buen seguro, ayuda considerablemente al progreso de este jugador, cuyas expectativas de futuro le deparan importantes y numerosos éxitos.

Rafa Páez (Alcorcón)

Criado en Orihuela, donde comenzó a patear el cuero, con posterior paso por las categorías inferiores del Hércules y Real Madrid, y captado por el Liverpool, este joven central, generación del 94, regresa a la capital española para militar en el Alcorcón.

Sin oportunidades por el momento, ni en Inglaterra, ni en Italia, donde formó parte del Bologna en calidad de cedido, y tras su fichaje frutado por el Eibar el pasado curso, ya que un error administrativo le dejó sin disputar un solo minuto con el conjunto eibarrés, ahora busca una nueva oportunidad de mostrar sus cualidades.

Corpulento, va muy bien al choque, y es temible por alto, todo ello sin dejar de mover bien el esférico. Un cierre seguro y serio, a cuyas espaldas sostiene una experiencia que le vendrá muy bien en segunda, donde a buen seguro, tendrá muchos ojos puestos en su actuación con el conjunto madrileño.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados