Fórmula 1

article title

Debut con champán en el mundo del automovilismo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

David FERNÁNDEZLa Fórmula 1 ha iniciado la temporada cumpliendo las expectativas de año impredecible con sorpresas antes, durante y después del Gran Premio de Australia. Una de las ocurridas en la carrera fue la segunda posición de Kevin Magnussen, danés y debutante, por lo que hizo historia por partida doble. Es el primer danés que alcanza el podio en un Gran Premio pero no es el primero que lo consigue en su estreno en el Gran Circo, hasta 22 pilotos lo lograron antes que él.

EL PRIMER GRAN PREMIO
El 13 de Mayo de 1950, en el circuito británico de Silverstone, se disputaba la primera carrera del Mundial de Fórmula 1. Por razones evidentes todos los participantes eran debutantes y los tres componentes del podio fueron predecesores de Magnussen. La victoria fue para Giuseppe Farina, el segundo lugar lo ocupó Luigi Fagioli y el tercero, en el único podio de su carrera, el británico Reginald Parnell.

LAS 500 MILLAS DE INDIANAPOLIS
Entre 1950 y 1960 la mítica carrera estadounidense puntuaba como una más para el Mundial. Rara vez los pilotos habituales del campeonato competían en Estados Unidos y a la inversa aún era más extraño por lo que hay varios casos de debutantes con podio. En 1950 venció Johnnie Parsons por delante de Bill Holland y de Mauri Rose; en 1951 Mike Nazaruk terminó segundo y en 1958 George Amick también acabó en la segunda plaza.

George Amick debutó con un podio en 1958 | Getty Images

UNO Y NO MÁS
Los 64 años de historia del Mundial dan para todo tipo de curiosidades, incluida la de debutar, subirse al cajón y no volver a competir en ningún otro Gran Premio. Esto le ocurrió a Teodoro Serafini, segundo en el Gran Premio de Italia en Monza en 1950, y al mencionado George Amick, segundo en Indianapolis en 1958. El estadounidense no pudo tomar parte en ninguna otra edición de las 500 millas porque falleció durante las 100 millas de Daytona en 1959, dos meses antes de la disputa de la carrera en Indiana.

CON AYUDA
En los inicios del Mundial, con carreras de muchas más vueltas que ahora y a veces de hasta tres horas de duración, no era extraño ver a dos pilotos compartir un mismo monoplaza y, por tanto, el resultado. Con la colaboración de compañeros con experiencia tres pilotos lograron subirse al podio en su primer Gran Premio.

En 1950 en Monza, en la carrera que cerraba la temporada, el ya citado Serafini terminó segundo compartiendo un Ferrari con Alberto Ascari. Para mayor mérito de Serafini él dio 47 vueltas de las 80 previstas y su mítico compañero tan solo 33.
En Indianapolis 1951, Manuel Ayulo –piloto californiano que moriría cuatro años más tarde en este mismo circuito– fue tercero acompañado por Jack McGrath (14º en la edición del año anterior). En este caso se repartieron el trabajo con McGrath haciendo las 100 primeras vueltas y Ayulo las 100 últimas.

El último protagonista de este hecho fue el italiano Cesare Perdisa, que compartiendo Maserati con el francés Jean Marie Behra, terminó tercero en su debut en Monaco 1955. Perdisa, como Serafini, también dio más vueltas que su circunstancial pareja, 57 por 42.


Cesare Perdisa en el GP de Mónaco en 1955 | Getty Images

CAMPEONES DEL MUNDO
No siempre un estreno tan espectacular como subirse al podio garantiza una carrera exitosa. De los 22 pilotos que lo consiguieron solo cuatro fueron en algún momento campeones del mundo. Giuseppe Farina lo hizo en el primer año, tanto de él como del Mundial, 1950. Alberto Ascari, que debutó con Ferrari en Monaco 1950 logrando una segunda posición, se hizo con el título en 1952 y 1953. Y en los últimos 20 años encontramos los otros dos casos.

En 1995 Jacques Villeneuve fue campeón de las Indy Car Series americanas y dio el salto a la Fórmula 1. Debutó en Australia en 1996 con una segunda posición tras su compañero en Williams Damon Hill (mismo orden que en la clasificación final del campeonato) pero al año siguiente el canadiense fue campeón del mundo aguantando la embestida de Michael Schumacher en Jerez.

Lewis Hamilton, campeón mundial en 2008, tuvo un debut similar al de Magnussen. Fue en Australia, fue con un McLaren Mercedes pero si Magnussen fue segundo por delante de su compañero de equipo, Lewis Hamilton terminó tercero por detrás de Fernando Alonso, con quien compartía escudería.


Jacques Villeneuve en su debut en 1996 | Getty Images

REMONTADAS
Las remontadas más espectaculares para ser podio en un debut las protagonizaron Amick en Indianapolis 1958 (del 25º al 2º puesto), Peter Whitehead en Francia 1950 (del 19º al 3º) y Giancarlo Baghetti en Francia 1961. Este piloto italiano que, si excluimos la primera carrera de siempre y la peculiaridad de las 500 millas puede considerarse el único piloto que ganó el primer Gran Premio de su carrera, protagonizó un pequeño milagro en Reims al ganar partiendo desde la 12ª posición.

LOS OTROS
Y faltan otros seis pilotos por citar: Karl Kling (2º en Francia 1954), Masten Gregory (3º en Monaco 1957), Peter Arundell (3º en Monaco 1964), Mike Parkes (2º en Francia 1966), Reine Wisell (3º en Estados Unidos 1970) y Mark Donohue (3º en Canadá 1971). El sueco Wisell es, junto a Villeneuve, Hamilton y Magnussen el único que queda con vida.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados