Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Chicharito, de la cabeza al cielo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

¿Qué piensas si te digo que en Europa hay un delantero que en 1217 minutos en el terreno de juego ha marcado 13 goles? ¿Que cada 94 minutos anota? ¿Que ha realizado 43 disparos en 16 encuentros? ¿Y que necesita, en promedio, solo tres tiros para hacer un gol?

¿Qué piensas si te digo que juega en Alemania? ¿Que ha sido elegido tres veces consecutivas el mejor jugador del mes de la Bundesliga? ¿Qué creerás si te cuento que en ese país ya lo consideran “el delantero más prolífero de la historia” de su campeonato? ¿Qué piensas si te digo que tiene mejor promedio goleador que Lewandowski y Pierre-Emerick Aubameyang?

¿Qué piensas si te comento que está a cuatro goles de ser el máximo artillero en la historia de su selección? ¿Qué crees si te cuento que aniquilará ese récord? ¿Qué piensas si te menciono que le metió un gol a Francia en un Mundial al igual que su abuelo?

¿Qué crees si te digo que ha anotado cuatro goles en 11 partidos de mundiales? ¿Qué imaginas si te digo que Messi lleva cinco goles en 15 partidos en Copas del Mundo? ¿Qué pasa si te explico que esto quiere decir que él tiene mejor promedio de anotaciones que Lionel en el Mundial?

 

¿Qué piensas si te cuento que leyendas extranjeras lo alaban? ¿Qué piensas si te digo que uno de ellos es Oliver Bierhoff? Sí, aquél alemán que nos eliminó de el Mundial de Francia 98.

¿Qué piensas si te digo que jugó en el Manchester United? ¿Que anotó un gol decisivo en unos cuartos de final de Champions League? ¿Que lo marcó contra el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu? ¿Y que lo hizo jugando para el Real Madrid?

¿Qué piensas si te digo que nació en Guadalajara? ¿Que se apellida Hernández y es mexicano? ¿Que pasaría si te contara que ingleses y alemanes aprendieron otra palabra de México que no es “tequila”? ¿Qué pensarías si te dijera que esa palabra es “Chicharito”?

Javier es un tipo que se supera constantemente a sí mismo. No es el más técnico ni el más virtuoso, él es un “cazagoles” pero su mejor virtud no la encuentras de su cabeza a sus pies, su mejor cualidad está de su cabeza al cielo.

La mentalidad que ha demostrado Hernández Balcázar es una cualidad de la que todos deberíamos aprender. En los momentos más difíciles pensó, incluso, abandonar el futbol. Hoy, su camiseta es una de las más vendidas en Alemania un país que, sin lugar a dudas, conoce más a México por “Chicharito” que por su propio tequila.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados