Se habla de:

Fútbol inglés

article title

De Carroll a Benteke; la maldición del ‘9’ de Anfield

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La figura del ‘9’ es una de las más importantes en el fútbol. Velocidad, capacidad anotadora e inteligencia son las cualidades requeridas por cualquier delantero centro para triunfar en la élite, y más si se trata de un equipo grande de Europa. La posición del centrodelantero se asocia con ese mítico dorsal, el ‘9’, para formar una simbiosis idílica que enamora a cualquier romántico del balompié.

Uno de los templos de este majestuoso deporte es Anfield. La casa del Liverpool tiene algo mágico, algo especial que solo cuando presencias un partido allí en directo puedes comprender. El club de Merseyside ha tenido grandes nueves que además han dignificado este legendario dorsal; Ian Rush, Robbie Fowler o Fernando Torres han hecho las delicias de la parroquia Red. Sin embargo, desde la multimillonaria salida de Torres en 2011 ningún delantero ha sido capaz de soportar el peso de ese dorsal, la historia ha podido con ellos, las sombras del fracaso se ciernen sobre cualquier osado futbolista que se atreva a enfundarse la casaca número 9. Hemos presenciado el origen de la maldición del ‘9’ del Liverpool. Estos son los ejemplos recientes.

Andy Carroll

Llegó junto con Luis Suárez en el mercado de traspasos de invierno del 2011. Los 58 millones ingresados por Fernando Torres fueron a parar en el uruguayo (26M) y el inglés, quien pasó a ser el fichaje más caro de la historia del club tras pagar 41 millones de euros. El ex ‘9’ del Newcastle no rindió al nivel esperado, ni tan siquiera pudo igualar sus registros con las urracas -en 20 partidos de agosto hasta enero hizo 11 goles-. Durante tres temporadas jugó 58 partidos oficiales y marcó 11 goles como jugador del Liverpool. Fue vendido al West Ham por 18 millones y allí ha rendido a buen nivel siempre que las lesiones lo han respetado. Con el número nueve del Newcastle y del West Ham a la espalda ha sido un futbolista provechoso para sus equipos, pero sin saberlo inauguró la maldición de este dorsal en Anfield.

Iago Aspas

El gallego firmó por el Liverpool en el verano de 2013 como sustituto de Carroll y también heredó su prestigioso dorsal. Brendan Rodgers le otorgó a Luis Suárez el papel de estrella y a Daniel Sturridge la responsabilidad de destacar si el uruguayo no estaba disponible o tenía un partido malo en ataque -muy pocos aquella temporada, o ninguno-. El ex del Celta costó 10 millones de euros y tan solo estuvo una temporada en Anfield, la histórica 13/14 en la que el Liverpool rozó la Premier con las yemas de los dedos. 16 partidos y 2 goles es el pobre balance que Iago se pudo llevar de Inglaterra antes de su vuelta a España. La maldición del ‘9’ era real.

Rickie Lambert

Sus brillantes actuaciones en el Southampton y la predisposición en los últimos años de la directiva del Liverpool a fichar jugadores de este equipo lo llevaron a Anfield en el verano de 2014 como uno de los sutitutos de Luis Suárez. El conjunto Red abonó 5 millones de euros por el internacional inglés. Además esa ventana de fichajes incorporó a otros dos futbolistas Saints como son Lallana y Lovren y también apuntaló la delantera con Balotelli. La campaña fue un completo desastre y una tremenda desilusión para la afición de Anfield que soñaba con pelear por el título liguero de nuevo. Rickie Lambert participó en 36 encuentros bajo el número ‘9’ del Liverpool y marcó 3 goles.

Christian Benteke

Lambert duró una temporada, al igual que Aspas o Balotelli, y Brendan Rodgers pensó en Christian Benteke como su delantero titular. Costó la friolera de 46 millones de euros -el Liverpool gozaba de liquidez gracias a la astronómica venta de Raheem Sterling-, empezó siendo titular y haciendo goles con el técnico norirlandés pero desde la destitución de Brendan y la llegada de Jürgen Klopp su papel en Anfield se vio relegado a secundario. A pesar de no haber contado con la plena confianza del alemán, en los 46 partidos que ha disputado ha conseguido 10 goles. La mayoría de ellos como suplente, y ninguno de los anteriores nueves habían logrado dobles figuras, por lo que mejoró lo que había pero el dineral invertido lo han convertido en fracaso. Un nombre más en la lista de víctimas del número nueve.

Klopp no cuenta con Benteke y los rumores de una posible salida hacia el Crystal Palace suenan muy fuerte en Inglaterra. El poderío de los clubes británicos haría que el Liverpool recuperase gran parte de la inversión en el belga -se especula que los águilas de Pardew podrían pagar 40 ‘kilos’… quién sabe si el técnico alemán tiene en mente otro candidato para la delantera. No es una cuestión de la figura del ‘9’ en sí; Luis Suárez, Sturridge, Origi o Ings han podido demostrar su valía en mayor o menor medida, pero el “afortunado” en disfrutar del dorsal ‘9’ está gafado año sí y año también. ¿Quién será el valiente en aceptar el reto? ¿Quién podría superar la maldición? Desde que Torres lo abandonase hiriendo por completo sus sentimientos hasta entrar en un estado de venganza que elimina a cualquier posible sustituto; el dorsal número ‘9’ del Liverpool gana por 4-0 a los delanteros Reds.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados