Se habla de:

Fútbol inglés

article title

David Beckham: empleado en el campo, ‘Boss’ fuera

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hablar de David Beckham es, posiblemente, hacerlo de uno de los futbolistas que mejor han sabido definir la palabra ‘Gentleman‘, dentro y fuera de los terrenos de juego. Pocos son los errores que se le pueden recordar en sus casi 20 años como profesional. El gran locutor Juanma de la Casa destacaría, de forma muy clara, que su golpeo de balón era su mayor característica futbolera. Esto unido a la caballerosidad tanto dentro como fuera del verde y el cambio que realizó con él la publicidad en el mundo del fútbol son algunas de las cosas que más claramente pueden resumir su carrera deportiva.

David Robert Joseph Beckham nació en Leytonstone, un barrio de Londres. Ya desde pequeño, le preguntaban que quería ser de mayor y el contestaba: “Quiero ser futbolista“. La profesora le volvía a preguntar, considerando la respuesta como errónea o no válida…Hijo de dos aficionados de los ‘Red Devils‘, como no podía ser de otra manera. Antes de llegar al club de Old Trafford algunos de sus primeros equipos fueron el Ridgeway Rovers (entrenado por su padre) y el Leyton Orient. Cabe destacar que estuvo en la escuela del Tottenham Hotspur.

Sir David dando el pase a Inglaterra al Mundial de 2002 | Getty

El 8 de julio de 1991, ingresó en el club donde permanecería la mayor parte de su vida deportiva y en la que se haría un ‘nombre’, junto a otros compañeros como Ryan Giggs, los hermanos Neville, Scholes… Tal fue la calidad que mostraba que su debut en el primer equipo sucedió en septiembre de 1992. Firmó como profesional en enero de 1993.  Un año después, en diciembre de 1994 jugó la Champions con el primer equipo, en el partido que enfrentaba al Galatasaray turco. Sin embargo no llegó a jugar ningún partido de la Premier. En el mercado invernal de esa campaña, fue cedido al Preston North End. Cogió experiencia y desde el comienzo de la siguiente volvió al club al que pertenecería 7 temporadas más.

Fue una de las caras, si no la cara del club, junto a Alex Ferguson a lo largo de esas campañas. Recogió el ‘7‘ que perteneció al gran Eric Cantona. Sus goles de falta, sus pases milimétricos y sobre todo su lucha en el campo fue uno de sus puntos más importantes que empezaban a verse por todo el mundo. Fue tal su irrupción que fue uno de los personajes deportivos y especialmente en el fútbol en los que irrumpió el ‘merchandising‘, tanto de marcas deportivas como fuera del marco que engloba al deporte.

Para muchos tal vez esta situación podría cambiarles. Incluso, hacerles creer más importantes de lo que ya de por si eran. Pero si una cosa junto a la palabra ‘gentleman‘, ha acompañado a este jugador es la palabra ‘trabajador’. Y así fue durante toda su carrera.

Volviendo al fútbol, desde su vuelta al equipo, el Manchester exceptuando dos campañas, siempre consiguió al menos un trofeo y no un trofeo cualquiera sino la Premier League. El año donde más trofeos consiguió fue en 1999. No solo conseguiría el galardón de campeón de la Liga inglesa sino que también fue campeón de Europa venciendo en la final de Champions al Bayern de Munich, y campeón del mundo por equipos a través de la Intercontinental venciendo por uno a cero al Palmeiras.

Si ha habido dos momentos con algún tachón en su carrera posiblemente se puedan considerar dos que ocurrieron en su epoca como jugador del Manchester. La roja que le mostraron en su selección al golpear a Simeone desde el suelo y la discusión que tuvo lugar entre Sir Alex Ferguson y él en el vestuario con el lanzamiento de una bota del entrenador a su pupilo. Fue en febrero de 2003 y ese año terminaría con la salida de Beckham en dirección al Real Madrid. Se dice que el lanzamiento no fue intencionado, ya que fue una patada a un botín el causante de impactar en la ceja del futbolista. Pero este hecho causó que éste fuera hacia el entrenador, siendo parado por varios compañeros.

La llegada al Real Madrid fue apoteósica. Era el momento de los mencionados ‘Zidanes y Pavones‘. El conjunto blanco había conseguido 2 Ligas y una Champions en los últimos tres años. ¿Qué podía ir mal?. El inglés solo consiguió dos trofeos en su etapa madridista. La Supercopa de España en su comienzo y la Liga en su última campaña. Anecdóticamente fue en ésta, apartado por el, entonces, entrenador Fabio Capello durante varios partidos tras conocerse que tenía un precontrato para marcharse a Inglaterra el año siguiente. Algo que tuvo lugar, según palabras del propio inglés en su despedida al saber que no iban a renovarle en el Real Madrid.

Varias campañas más jugando en EEUU con la casaca de Los Ángeles Galaxy, donde tuvo sus más y sus menos, con una de las entonces estrellas del club. Donovan. En los mercados de invierno de 2009 y 2010 fue cedido para lo que restaba de temporadas al Milán. Su deseo era llegar a jugar el Mundial que ganaría España, pero una desgraciada lesión de talón de Aquiles no se lo permitió.

Seguiría en la disciplina angelina hasta que en enero de 2013 volvería a salir, esta vez al París Saint-Germain, donde a final de temporada se retiraría consiguiendo la Ligue 1.

Fue el adiós de uno de los jugadores que más crearon afición tanto por su juego como por su trabajo. Uno de esos futbolistas que unieron trabajo por el equipo y calidad individual. David Beckham, un ‘gentleman‘ absoluto.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados