Multideporte

article title

Curling, piedra a piedra

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La pasada semana se disputó en la localidad suiza de Champéry el campeonato de Europa de curling. Los vencedores fueron Suecia, en categoría masculina, y Suiza, en la femenina. Los suecos consiguieron un hecho poco habitual en el curling al ganar todos sus partidos en el torneo, once, aunque cinco de ellos fueron por la mínima.

El campeonato continental de curling se celebra anualmente desde 1975 y solo se han visto diez torneos invictos entre los hombres (a cargo de cinco países) y trece entre las mujeres logrados por cuatro países. El anterior a este de los suecos había sido el de la selección femenina de Suecia en 2005.

El primer torneo perfecto

En la primera edición del Europeo, en 1975 en la ciudad francesa de Megève, Escocia completó el primer torneo invicto. Curiosamente dos países acabaron sin perder la fase de grupos, Escocia y Suecia cuyo partido entre ambos no se disputó porque era irrelevante para la clasificación. Donde sí se vieron las caras fue en la final y Escocia se impuso por 8-7 cerrando el torneo con marca de 6-0. Las escocesas tardaron 36 años en volver a ganar el título.

Por partida doble

En cinco años distintos tanto el campeón masculino como el femenino terminó sin perder partidos. En Oslo 1977, sin rondas eliminatorias, Suecia ganó sus nueve partidos masculinos y sus siete femeninos. Sigue siendo la única vez en la historia que un mismo país ganó el oro en las dos categorías sin sufrir una sola derrota.

Al año siguiente en Aviemore (Escocia) 1978 la selección masculina de Suiza ganó once partidos, incluida la final ante Suecia, mientras que las mujeres suecas se vengaron venciendo sus nueve partidos y derrotando en la final a las suizas.

En Kirkcaldy (Escocia) 1982 el equipo local ganó el torneo masculino paseándose en la fase de grupos (seis victorias) pero venciendo por la mínima en semifinales y final, todo lo contrario que Suecia en el torneo femenino que ganó sus siete partidos, seis de ellos por al menos cuatro puntos.

En Engelberg 1989 segundo torneo masculino invicto para Escocia con marca de 6-0 (siete años después lograría el tercero en Copenhague con marca de 8-0) y el tercero y último logrado por Alemania, que ganaron sus siete partidos (las germanas también lo ganaron todo en 1984 disputando ocho partidos y en 1986 con siete encuentros).

En Oberstdorf 2000 se vio el último torneo invicto masculino hasta el título de Suecia este año, fue de Finlandia (11-0). Suecia no quiso ser menos en categoría femenina y también lo ganó todo (9-0).

Los anfitriones

Si ya es raro un torneo invicto aún lo es más que lo consiga el equipo que organiza el Europeo. Solo ha ocurrido tres veces, la primera la de Suiza en el torneo masculino de 1981 (10-0), la segunda la ya citada de Escocia en el torneo masculino de 1982 (10-0) y la tercera y última en Lillehammer 1990 con la selección femenina de Noruega (9-0).

Títulos con derrotas

En categoría masculina seis países se han proclamado campeones de Europa y cinco de ellos han permanecido invictos al menos una vez. Así que solo un país tiene el oro europeo sin marca perfecta, Alemania, seis veces campeona continental perdió un partido en fase de grupos en todas ellas (en 1991 fue más allá y logró el oro con tres derrotas).

En categoría femenina hay más campeonas, siete, y menos invictas, cuatro. Siempre sufrieron alguna derrota Suiza (6 títulos), Rusia (2) y Dinamarca (campeona en 1994 con más triunfos en eliminatorias, tres, que en fase de grupos, solo dos).

El reino de Suecia

Suecia comparte con Escocia el honor de ser el país con más Europeos masculinos invicto, tres para cada uno. Los otros campeones invictos han sido Suiza (2 veces), Finlandia (1) y Noruega en 1993 con marca de 8-0.

En categoría femenina el dominio de Suecia es absoluto porque lo ha logrado en ocho ocasiones (tres más que el resto de países juntos: 3 Alemania, 1 Noruega y 1 Escocia). Tantos torneos perfectos han permitido a las suecas ser las únicas que han acabado sin perder dos ediciones seguidas, y no solo una vez, la primera ocasión fue en 1977 y 1978 y la segunda y última en 2000 y 2001.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados