Fútbol italiano

article title

Cuatro opciones para sustituir a Ghoulam

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Faouzi Ghoulam ha sido uno de los mejores laterales de esta temporada en Serie A hasta su lesión. El argelino está entre los mejores centradores del campeonato (1,6 por partido, 1,1 pases clave por partido con centros) y siempre ha mostrado grandes virtudes en la combinación que le han convertido en un jugador clave en la alquimia táctica sarriana, tanto en la fase de creación como en la propulsión ofensiva.

Además, su esfuerzo a favor de los compañeros, especialmente de los que juegan cerca de su banda, ha crecido hasta convertirlo en un lateral prácticamente perfecto.

Sin embargo, su grave lesión en el ligamento cruzado de la rodilla probablemente impedirá a Ghoulam jugar más partidos esta temporada. Como mucho volvería para disputar algún minuto en abril o mayo, una época en la que, en pleno sprint final, el Napoli necesitará a sus jugadores al 100%.

Sin Ghoulam, el Napoli debe buscar un sustituto.

 

Mario Rui

El cambio natural lo tendría el Napoli ya en casa: un Mario Rui que ha disputado apenas 68 minutos en dos partidos, todos después de la lesión del argelino.

Discípulo de Sarri ya en el Empoli, llegó a Campania este verano tras un año en blanco en la Roma por una grave lesión. Pese a los cuatro meses de entrenamientos, el técnico toscano ha hablado de él como de un jugador fuera de forma, por lo que la primera opción podría ser con Maggio en la derecha e Hysaj adaptado a la izquierda.

No obstante, más allá de las condiciones y la fiabilidad a medio-largo plazo de Mario Rui, es evidente que el Napoli no puede pasar toda la temporada con solo tres laterales.

Otra solución interna podría ser la promoción de Michael Scharf -nacido en 1999-, que llegó en verano procedente del Carpi. Lateral ghanés, ha disputado 11 partidos con el equipo Primavera, que honestamente aun no parece preparado para el más alto nivel.

 

Álex Grimaldo

En caso de que el director deportivo Giuntoli tenga que acudi al mercado de enero, uno de los jugadores más indicados para sustituir a Ghoulam podría ser Álex Grimaldo. Extrañamente traspasado por el Barcelona hace casi dos años, ha destacado en Portugal con el Benfica.

De 22 años, nacido en Valencia, podría responder bien a las exigencias técnicas y tácticas de Sarri, al menos en fase ofensiva. Posee una gran zurda y una buena capacidad de atacar los espacios y doblar al extremo. Una solución óptima para un equipo como el Napoli, que tiene en Insigne un mediapunta lateral que se centra mucho, dejando grandes espacios en la banda izquierda.

Además, Grimaldo, a diferencia de otros laterales ofensivos, sabe atacar los half-spaces, situándose a menudo en el corredor entre la banda y el centro para quitar puntos de referencia a los defensas rivales.

Entre los problemas para llegar a Grimaldo, se encuentra especialmente el precio, difícilmente accesible, un físico reducido -1,71m y 67kg-, unas cualidades defensivas todavía por construir, sobre todo en un contexto tácticamente exigente como la Serie A, y el hecho de que Sarri muestra una gran predilección por jugadores que con experiencia en el campeonato italiano -y con la lengua italiana-.

Un motivo por el que Grimaldo podría ser un gran fichaje para el Napoli sería también que se trata de un futbolista joven, técnico y con proyección, que podría convertirse en el sustituto de Ghoulam a largo plazo. El argelino acaba contrato en junio y no está clara su renovación.

 

Adam Masina

Una opción más realista sería el lateral del Bologna: italiano -de origen marroquí-, juega en Serie A desde hace tres años y probablemente más fiable a corto plazo que Grimaldo ante los ojos de Sarri.

Adam Masina es la antítesis de Grimaldo: físicamente es uno de los laterales más dotados de Italia, con 78 kilos y 1,89 metros de altura. Defensivamente da más garantías que Grimaldo, aunque ofensivamente es un futbolista con menos virtudes y más lineal. No es la mejor alternativa a Ghoulam, pero probablemente sería la más adecuada para las necesidades de Sarri.

El principal problema sería que Masina fue un jugador muy prometedor en su debut en Serie A, pero se ha estancado un poco desde entonces. No obstante, es un lateral relativamente joven con margen de crecimiento. Quizás necesita dejar Bologna y buscar fortuna en otro lugar para dar el salto definitivo.

 

Sime Vrsaljko

El ex futbolista del Sassuolo juega habitualmente en la derecha, pero sabe adaptarse a la izquierda en caso de necesidad -algo que hará de todos modos Hysaj-. No ha encontrado espacio en el Atlético de Madrid y podría ser propenso a la idea de transferirse a Napoli. Es un jugador fiable para Sarri, puesto que ha jugado tres temporadas en Serie A.

Correcto en ambas fases, en el Sassuolo ayudaba mucho en la fase de salida de balón, una característica de gran importancia para el Napoli en busca del sustituto de Ghoulam. Además, en caso de que Hysaj solicite ser traspasado a final de temporada, una potencial llegada de Vrsaljko podría suplir también la eventual salida del albanés.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados