article title

Cuatro iconos, tres cilindradas, dos rivales, una marca

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Nacho GONZÁLEZ Cuando en 2002 se creó la categoría de MotoGP, Honda se presentaba como el rival a batir; con Valentino Rossi como gran estrella tras proclamarse campeón en la despedida del medio litro. ‘Il Dottore’ venció en la puesta de largo de Suzuka, la primera de sus once victorias –incluyendo siete consecutivas- en un año en el que Honda sólo dejó escapar dos triunfos.

Doce años después, Marc Márquez igualaba en Montmeló las siete victorias seguidas de su ídolo de infancia, logrando a su vez la número cien de la marca más laureada de las últimas décadas.

CUATRO ICONOS
Casi tres cuartas partes de esas cien victorias se reparten entre un cuarteto de iconos del motociclismo moderno. Entre Dani Pedrosa, Valentino Rossi, Casey Stoner y Marc Márquez suman 73 triunfos para la marca del ala dorada.

Curiosamente, el único de los cuatro que no ha podido conquistar el título de pilotos para Honda es el que más veces la ha llevado a lo más alto del podio. Pedrosa acumula 25 victorias, por 20 de Rossi y 15 de Stoner; quedando Márquez con 13 en apenas 25 carreras disputadas.

Otros nueve pilotos han contribuido a alcanzar el centenario: Sete Gibernau, Marco Melandri, Nicky Hayden, Max Biaggi, Alex Barros, Makoto Tamada, Tohru Ukawa, Toni Elías y Andrea Dovizioso.


 

TRES CILINDRADAS
Con periodos de mayor o menor éxito, Honda es la única marca que ha logrado ganar al menos una vez en las trece temporadas que contemplan a MotoGP, una categoría que ha sufrido notables modificaciones desde su creación, especialmente en lo referente a la cilindrada.

Las primeras MotoGP contaban con 990cc y un motor de cuatro tiempos, coexistiendo en sus inicios con las vetustas 500cc de dos tiempos. Dicha cilindrada duró cinco años y fue una etapa muy exitosa para Honda, que cosechó 48 victorias.

También cinco años (2007-2011) duró la era de las 800cc, en la que la marca del ala dorada sólo pudo obtener 24 triunfos, 13 de ellos en el último año. Las 28 restantes han llegado de la mano de las actuales 1.000cc, entre las que su dominio ha sido palpable.

DOS RIVALES
Como sucede con los propios pilotos, el valor de una marca viene dado por sus contrincantes. En los últimos doce años, Honda ha tenido que pelear con dos grandes constructores: Yamaha y Ducati.

La marcha de Rossi a Yamaha invirtió por completo la tendencia. La marca de los tres diapasones apenas había logrado dos victorias en 2002, quedándose sin ganar al año siguiente, cuando el triunfo de Loris Capirossi con la Ducati en Montmeló evitó el pleno de Honda. De la mano del italiano, y posteriormente de Jorge Lorenzo, Yamaha vivió su época dorada entre 2004 y 2010, años entre los que obtuvo 60 de los 81 triunfos que acumula en MotoGP.

Con 31 se sitúa Ducati, que tuvo su año mágico en 2007 con el título de Casey Stoner, gran protagonista de la intrusión de la fábrica italiana entre las japonesas, ganadoras de todos los títulos desde 1974, año del último título de MV Agusta a cargo del británico Phil Read.

Entre Honda y sus dos rivales aglutinan 212 victorias en las 213 carreras celebradas hasta el pasado GP de Catalunya. La refrescante excepción tuvo lugar en Le Mans 2007, cuando el australiano Chris Vermeulen hizo valer su talento sobre el asfalto mojado para situar a Suzuki en el palmarés de MotoGP.

UNA MARCA
Hablar de Honda es hablar de motociclismo. Aunque los mercados en los que está presente la compañía son muchos y diversos, -desde el automovilístico hasta el telemático, pasando por el aeronáutico-; si hay un ámbito en el que sobresale por encima del resto es en el de las dos ruedas.

Aplicado al deporte, su asociación con la petrolera española Repsol fue el impulso necesario para consolidarse como el fabricante de referencia, representado en la figura del pentacampeón Mick Doohan.

Desde entonces, ha hecho valer su potencial económico y su impacto mediático para hacerse con los pilotos más prometedores de cada momento, con la excepción de Jorge Lorenzo. Rossi, Pedrosa, Stoner y Márquez eran los nombres más codiciados del Mundial cuando fueron reclutados por Honda.

Pese a que Yamaha aún lidera el apartado de títulos de MotoGP por 6-5, se puede afirmar sin temor que la gran mayoría de talentos adolescentes que pueblan los distintos campeonatos de plataforma hacia el Mundial, sueñan con subirse algún día a la moto oficial de Honda en la categoría reina. Y, por qué no, protagonizar la victoria número 200 de la marca en MotoGP.

[Sigue toda la actualidad del Motociclismo en @MotoSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados