FC Barcelona

article title

Cuatro holandeses que fracasaron en el Barcelona

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La historia reciente del Barcelona está íntimamente ligada a Holanda desde que Johan Cruyff llegó en 1973 al Camp Nou. Desde Cruyff hasta Jasper Cillessen son 20 los futbolistas holandeses que han jugado en el Barça, algunos con mucho éxito, otros no tanto y otros que fracasaron estrepitosamente.

Veamos cuatro casos cuyos fichajes pueden ser considerados un fracaso.

Winston Bogarde: Bogarde llegó al Camp Nou en enero de 1998 procedente del Milan, durante la primera estadía de Louis van Gaal en el club. Solo estuvo dos temporadas y media en el Barcelona, en los que jugó 41 partidos sumando dos Ligas y una Copa del Rey, para ser considerado uno de los peores fichajes en la historia del club, dudoso reconocimiento que también recibió en el Chelsea, su siguiente destino.

Ronald de Boer: Llegó junto con su hermano Frank en el mercado invernal de 1999, pero apenas permaneció en el Barcelona durante temporada y media, en las que jugó 37 partidos y anotó un gol, antes de marcharse al Rangers. Siempre se ha considerado que la razón de su fichaje fue poder hacerse con su gemelo.

Marc Overmars: Tras la partida de Luis Figo, el Barcelona fue tras el dúo del Arsenal Emmanuel Petit y Overmars. Lo del francés fue un desastre, mientras que el veloz extremo jugó cuatro temporadas en el Camp Nou donde entre la terrible situación del club y sus lesiones nunca pudo mostrar su mejor versión.

Ibrahim Afellay: Tras varias temporadas sin jugadores holandeses en su plantilla, el Barcelona fichó a Afellay en el mercado invernal de la temporada 2010/2011, aunque en sus primeros meses en el club tuvo una participación importante, jugando 16 partidos, una lesión de rodilla puso su carrera en jaque y solo jugó 5 veces más con el Barcelona.

Bonus track
Jari Litmanen: Aunque no es holandés, tras pasar siete temporadas en el Ajax venía con la escuela holandesa en su juego. El finés, que quedó tercero en la votación del Balón de Oro en 1995, fracasó estrepitosamente en el Barcelona, principalmente por las lesiones, dejando el Camp Nou tras apenas dos temporadas y sin recobrar su nivel.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados