Se habla de:

Fútbol alemán

article title

La DFB Pokal sigue su curso

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras reanudarse las dos divisiones más importantes del fútbol alemán después del parón invernal, lo siguiente era disputar la ronda de cuartos de final de Copa. El primer día enfrentó a cuatro equipos de 1.Bundesliga entre sí. Al día siguiente, dos de 1ª visitaban a dos clubes de 2ª.

El Martes empezó con un duelo en el BayArena entre Leverkusen y Werder Bremen, con los locales como favoritos, por la trayectoria realizada a lo largo de la temporada. Schmidt puso prácticamente a su equipo titular habitual y Skripnik dejó en el banquillo a Ujah y convocó a algunos jóvenes que acabaron teniendo minutos. La primera ocasión la tuvieron los de Bremen, con un remate de Fritz que se fue no a mucha distancia del palo. Y así unas cuantas ocasiones de gol hasta que, pasados los 20 minutos de encuentro, Alejandro Gálvez cometió penalti sobre Stefan Kiessling. La pena máxima la anotó Javier “Chicharito” Hernández, adelantando a su club en su mejor temporada europea, con 22 goles anotados con el Leverkusen, hasta el momento, desde Agosto. Todo iba bien para los de Schmidt gracias al gol, pero en el último cuarto de la primera mitad se les torció todo. Santiago García empató a la media hora y el brasileño Wendell cometía otro penalti, sobre Fin Bartels, que supondría el 1-2, de la mano de Claudio Pizarro. El marcador no se movería hasta el tramo final, en el que el joven Grillitsch hacía el definitivo 1-3. Los aficionados del Bayer protestaron un posible fuera de juego en la jugada, pero la jugada no se detubo y subió al marcador, clasificando a los de Bremen para las semifinales. El Werder Bremen no llegaba a semifinales de DFBPokal desde 2010, año en el que cayó contra el Bayern Múnich en la final por 0-4, con Claudio Pizarro y Clemens Fritz como únicos supervivientes de aquel equipo.

El siguiente partido de Cuartos en disputarse era el que enfrentaría a Stuttgart y Borussia Dortmund, quizás, un partido con mayor favoritismo para el Dortmund del que tenía el Bayer 04 en su duelo. No obstante, no fue nada fácil el encuentro para los de Tuchel. Aquí llegaría el gol muy pronto. Marco Reus adelantó a los suyos en el minuto 5 del partido. Varias veces lo intentaron los locales, pero caían repetidamente en fuera de juego. Hasta que Lukas Rupp, tras un córner, pudo anotar el empate, pasados los veinte minutos. Luego fue el Dortmund el que pudo marcar en una ocasión, de la mano de Reus, de nuevo. Sin embargo, no fue hasta un par de minutos después, cuando Aubameyang culmina, por bajo, un contraataque de los borussers, a pase de, como no, Marco Reus. El VfB no le perdió la cara al partido e incluso pudo empatar, si Kostic o Gentner hubieran estado más acertados. El Stuttgart no marcó y, cuando el partido casi llegaba al final del tiempo reglamentario, otra contra acabó con asistencia de Aubameyang a Mkhitaryan, colocando el 1-3 definitivo. Se clasificaba el más fuerte, pero el partido mostró una mejoría palpable del Stuttgart en cuanto a la imagen, que le puede valer de referencia para la recta final de la temporada y la lucha por la permanencia.
&nbps;

En el Voith-Arena, el Heidenheim abrió el marcador pronto frente al Hertha BSC, dejando en el aire una posible sorpresa en la eliminatoria, pero quedaba mucho partido por delante. En el tramo siguiente del partido los protagonistas fueron Weiser e Ibisevic, que en dos jugadas le dieron la vuelta a la eliminatoria pasada la media hora. En la 2ª mitad, el japonés Haraguchi aumentó la diferencia en el marcador anotando el tercer tanto. En el último cuarto del partido recortó distancias el equipo local tras un gol de penalti de Schnatterer. Se encendían las alarmas para el equipo de 1.Bundesliga en casa del humilde, pero de ahí hasta el final, el marcador no se movió. Pasaron los de la capital y el Heidenheim se quedó con ganas de poder llegar a unas semifinales de Copa y poder enfrentarse a equipos como Dortmund o Werder Bremen.

Un cambio antes de la media hora por lesión en el Bochum y casi 40 minutos para ver el gol inicial de los de Guardiola en el partido. Gol, como no, anotado por Robert Lewandowski. Minutos después, Simunek (que entró sustituyendo a Perthel en el minuto 29) derriba a Robben y el árbitro pita penalti y además le expulsa. El encargado de lanzarlo fue Thomas Müller, pero Riemann le detuvo el lanzamiento y el balón salió fuera. En la 2ª mitad, una jugada trenzada entre Robben y Müller acaba con gol de Thiago Alcántara. En el minuto 90 volvió a marcar Robert Lewandowski. Muy poca historia de un partido que demuestra que el Bayern está jugando desde el parón invernal con el freno de mano, debido al enfrentamiento contra la Juventus en Octavos de Champions.

El sorteo de semifinales deparó los emparejamientos Hertha BSC-Borussia Dortmund y Bayern Múnich-Werder Bremen. Las eliminatorias se disputarán en el mes de Abril. Hasta ese momento, la 1.Bundesliga y las competiciones europeas en juego para Dortmund y Bayern.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados