Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Cuando Lehmann reventó el Revierderby y otras anécdotas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No es algo habitual, pero el artículo que hemos elegido hoy para la sección “Tú Eliges” hace referencia a porteros que, en algún momento de su carrera, marcaron gol. En la encuesta pusimos a Hans-Jörg Butt, guardameta que anotó unos 26 goles en su carrera, todos de penalti. Lehmann, nuestro protagonista, Frank Rost y Marwin Hitz, el más reciente, eran las otras opciones a elegir.

Jens Lehmann es todo un personaje. La primera década de su carrera profesional la pasó en las filas del Schalke 04. De triste recuerdo fue un partido que jugó en el campo del Bayer 04 Leverkusen, en el año 1993. Helmut Schulte y Jörg Berger fueron los entrenadores mineros aquella temporada. Lehmann se jugaba el puesto con Holger Gehrke. El berlinés partió de inicio como titular, pero el mal comienzo en la Bundesliga de los mineros obligó al entrenador a cambiar y Lehmann salió de inicio en la jornada 6 con resultado más que negativo, ya que cayó por 1-3. Después de sacar el Schalke 04 tres puntos de 12 posibles, la senda de la derrota volvió, con 2 partidos consecutivos perdidos ante SC Freiburg y Leverkusen. Aquel día, el 16 de octubre de 1993 fue, quizás, el peor día de su larga trayectoria. Encajó 3 goles en 7 minutos (desde el 20 hasta el 27) y fue sustituido por Berger en el descanso. Era el debut de Berger tras la salida de Schulte, que solo había sumado 6 puntos de 33 posibles.

Aquel año, Jens Lehmann no volvió a jugar hasta la jornada 21ª. El Schalke 04 había encadenado 8 partidos consecutivos sin perder, 4 de ellos con el de Essen como guardameta titular. La racha se cortó en Nürnberg, donde perdieron por 1-0, pero a esa derrota le siguieron otras 3 victorias consecutivas. La temporada se cerró ante el que acabaría siendo el campeón. Al Bayern le bastaba una victoria para ganar el campeonato y el encuentro entre bávaros y mineros finalizó con un 2-0. El Schalke 04 acabó esa temporada en 14ª posición, a 1 punto de la zona de peligro.

Se marchó Gehrke al Tennis Borussia Berlin ese verano y Jens Lehmann se apropió de la portería. Tanto, que lo jugó todo en la Bundesliga. Ni Jörg Albracht, ni Mathias Schober pudieron quitarle el puesto durante toda la temporada. Jens Lehmann anotó el primero de los 2 goles de su carrera. Ganaba 5-1 frente al 1860 y en el minuto 84 del encuentro hubo un penalti en el área muniquesa. Jens fue decidido a tirarlo y marcó el sexto gol.

La posición del equipo a final de la temporada fue superior a la anterior, pero en lo que a puntos se refiere, fue más o menos la misma. Pasó de ser 14º con 29 puntos a 11º con 31. Eso sí, Jörg Berger estuvo la temporada completa y, además otra completa y un poco de la siguiente. Después de dos años sufriendo, en la 95-96 el club minero acabaría la liga en 3º lugar, clasificándose para Europa. Y la temporada siguiente, volviendo a las andadas, conquistó el primer título en la “Era Lehmann“. Se llevaron la Copa de la UEFA en la tanda de penaltis ante el Inter de Milán.

Tras aquella temporada con título continental, en la 97-98, con Huub Stevens en el banquillo, Lehmann volvió a jugarlo todo. En la última jornada antes del parón invernal tocaba disputar el Revierderby, un duelo de los más históricos en Alemania, entre el Schalke 04 y el Borussia Dortmund. Se jugaría en el feudo borusser. El BVB estaba situado en media tabla y los mineros ocupaban plaza europea. Los dos equipos de la Cuenca del Ruhr habían conquistado los títulos europeos la temporada anterior. El Schalke 04 la Copa de la UEFA y el Dortmund la Champions League, con una victoria por 3-1 ante la Juventus.

El ruso Vladimir But adelantaba al BVB en aquel Revierderby a los 26 minutos tras un lanzamiento de falta directa que Lehmann no pudo parar. Otro ruso, Denis Klyuev, anotó el gol del empate para los mineros en el 75 tras un coger un rechace de un disparo al larguero. Pero poco le duró la alegría al conjunto de Stevens, puesto que Andreas Möller volvería a adelantar al conjunto de Nevio Scala con otro disparo de falta directa desde un lateral del área. Estuvo cerca de marcar un tercer gol el equipo local tras una mala entrega del portero, que llega a un jugador del Dortmund y pilla a Lehmann adelantado, pero puede enviar el balón a córner.

Se había cumplido el minuto 90 y Lehmann se decidió a subir al área contraria. Un córner sacado por los mineros pasó por dos jugadores antes de llegar a Jens. Uno prolongó con la cabeza y el otro centró, casi de espaldas, al segundo palo, desde más atrás del punto de penalti. Lehmann se encontraba en el segundo palo y, tras ese último toque, ya estaba en el área pequeña, sin marcaje, dispuesto a rematar de cabeza. Los borussers protestaban por un posible fuera de juego, pero la posición del guardameta era legal, puesto que había otro jugador minero en el área pequeña en el momento del último pase. Stefan Klos no pudo hacer nada para detener el potente remate de cabeza del de Essen y se llegó al final con el 2-2. Jens Lehmann se había convertido en el héroe minero al evitar la derrota ante el máximo rival en los últimos instantes.

El Schalke 04 finalizaría la temporada en el mismo puesto en el que acabó tras aquel Revierderby y Jens Lehman diría adiós a una década como minero al finalizar la Bundesliga. De ahí a Italia, donde se iba a encontrar con un veterano Sebastiano Rossi y un joven Christian Abbiati, porteros con los que se repartiría los minutos en el AC Milan, club en el que tuvo una presencia algo corta y con el que conquistó su primer título liguero. De ahí al Borussia Dortmund, donde competiría con el portero al que, un par de años atrás, le había marcado aquel gol de cabeza.

Aquel fichaje le trajo muchos problemas, tanto con la afición borusser como con la minera. Los aficionados de Dortmund no aprobaron su fichaje y fue recibido de mala manera en sus primeros partidos. Casi al final de la temporada, en un duelo frente al Hansa Rostock, Timo Lange y Jens Lehmann fueron expulsados tras un enfrentamiento y al portero le cayeron unos tres partidos de sanción. ¿Su reaparición? En el feudo minero, su antigua casa. Aquel encuentro, el portero fue pitado por los aficionados del Schalke 04 durante todo el encuentro. No había sido un año fácil. En cinco temporadas como borusser conquistó una Bundesliga. Tras su marcha, su nuevo destino fue la Premier League y, más concretamente, el Arsenal.

Justo llegó a fichar con los gunners el año en el que se convirtieron en los Invencibles. Jens Lehmann jugó la liga completa y no perdió ningún partido. Finalizaron la temporada con un balance de 26 victorias y 12 empates. Sus únicas derrotas en la temporada llegaron en semifinales de Carling Cup y FA Cup, además de las tres derrotas en la Champions (ante Inter, Dinamo Kiev y Chelsea). En el resto de competiciones habían caído, al menos, una vez, pero en la Premier League no. Lehman era parte de los Invencibles en su primer año.

Además de esas anécdotas, Jens Lehmann cuenta con el honor de tener el récord de minutos consecutivos sin encajar un gol en la Champions League: unos 853, entre la temporada 2005-06 y la 2006-07. Esto tiene truco. En ese período de tiempo el Arsenal encajó dos goles en la final de Champions ante el FC Barcelona, pero pero esos goles los encajó Manuel Almunia, puesto que Jens Lehmann había sido expulsado en el minuto 18 del partido.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados