Se habla de:

Multideporte

article title

Cuando evadir impuestos se convierte en un deporte

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Durante los últimos años los medios han hecho eco de grandes titulares con deportistas como Lionel Messi, Neymar, Rafael Nadal, Javier Mascherano, Ángel Di María y Cristiano Ronaldo, no por sus goles o victorias, sino acompañados de términos como evasión, fraude y condena.

En su momento el físico alemán Albert Einstein comentó que “lo más difícil de entender en este mundo es el impuesto sobre la renta”. Parece que en la actualidad está frase se apodera del deporte cuando observamos a los ídolos del mismo en tribunales o siendo citados en investigaciones por evasión fiscal.

Existen muchas manera de poder evadir impuestos, dentro de las que destacan tres muy practicadas por parte de los grandes atletas.

La primera es la creación de empresas en paraíso fiscales para cederle altos porcentajes de sus derechos de imagen y evitar pagar los impuestos del lugar donde residen. Uno de los principales paraísos es Islas Caimán en donde hay 85.000 empresas registradas y cuenta con una población de 54.00 habitantes. Las cifras lo dicen todo.

El nombramiento de testaferros como “supuestos” propietarios de empresas creadas por los atletas es la segunda practica más utilizada. Funciona para no llamar la atención de la ganancia o inversión de los mismos, con esté método no es necesario operar la empresa desde un paraíso fiscal, tanto el deportista y la empresa pueden actuar desde el país que reside.

Por último el fijar residencias en otro países es uno de los favoritos por atletas españoles y británicos, principalmente por figuras externas al fútbol. Andorra, Suiza y Mónaco son unos de los destinos que se utilizan para pagar una menor cuantía de impuestos. De esté último caso los tenistas han sido los principales protagonistas entre 1991 y 1993 el alemán Boris Becker declaro haber vivido en Mónaco cuando en realidad , había estado viviendo en Múnich. Esto le costó al ex numero uno del mundo una multa de 3 millones de euros.

El primer gran caso de fraude fiscal en un deportista es el de la española Arantxa Sánchez Vicario, cuando entre 1989 y 1993 declaró haber vivido en Andorra para pagar un 10% de impuestos sobre sus ganancias y evitar el 49% en Cataluña. En 2003 fue condenada por el departamento de Hacienda de España a pagar la suma de 3 millones de euros al demostrarse que oficialmente nunca obtuvo la residencia en Andorra, por consiguiente no dejo de ser ciudadana española.

Hablando del pasado es importante mencionar la llamada ‘Ley Beckham’, vigente entre 2005 y 2010. Llamada así debido a que el británico fue el futbolista en acogerse a la misma, creada en su momento para estimular la económica española, protegía el talento extranjero para atraer directivos y profesionales de alto perfil, dando en sus primeros 5 años de residencia la oportunidad de tributar sobre el 24% sus ingresos versus el 47% de los residentes en España. Esto ayudo en su momento al Real Madrid a la creación de ‘Los Galácticos’

En el pasado reciente los casos más sonados han sido los de jugadores del FC Barcelona, llamando la atención en particular Neymar y Lionel Messi. El astro argentino ha sido quizás el más golpeado por los medios debido a sus éxitos futbolísticos que lo hacen ver como un semidiós y a la primera ocasión de verlo equivocarse los medios aparecen como pirañas.

Antes de entrar en el caso Messi, es importante mencionar que dentro de los ‘Papeles de Panamá’ se encontró que la familia Messi creó en 2013 una sociedad panameña para supuestamente facturar parte de sus derechos de imagen, acto desmentido por la familia, argumentando que esa empresa nunca llego a tener ingresos provenientes del jugador.

Volviendo al caso Messi, en 2013 el fiscal de Barcelona querella contra Messi y su padre por defraudar a Hacienda entre 2006 y 2009, Messi es condenado a pagar 5 millones de euros. Los siguientes años es llevado a juicio por Hacienda, finalizando en 2016 con Messi y su padre declarando como imputados en la audiencia en Barcelona, siendo condenados a 21 meses de cárcel por fraude fiscal. Al ser la condena menor a dos años y no tener antecedentes penales, según las leyes españolas no iría a prisión y es obligado a pagar una multa de 2 millones de euros.

Quizás el caso de Neymar no es tan mediático como el de argentino, pero en particular el brasileño ha sido castigado de manera más severa por la justicia brasileña y española. Durante 2011 y 2013 el jugador transfirió parte de sus ganancias a empresas en sociedad con su padre para tributar en Brasil como persona jurídica y no como persona natural, generando un ahorro de 14 millones de euros en impuestos. Pero en febrero del año pasado un tribunal de Santos FC obligó a la familia a pagar 45 millones de euros sumando la cuantía de lo evadido en impuestos y una multa por fraude.

Hoy en día el astro del equipo ‘blaugrana’ se encuentra ante una demanda por la empresa que manejaba el 40% de sus derechos como jugador relacionado a su firma con el FC Barcelona, en donde solo se declaró que el jugador llegaba a la entidad por 17 millones de euros, cuando supuestamente se firmó por 90 millones a través de contratos simulados. De ser comprobada cierta está acusación por fraude, en España corre el resto de sumar ocho años en prisión, Según la fiscalía la demanda interpuesta.

Durante el último mes se mencionó por primera vez al mejor jugador del mundo en 2016 en una publicación del diario alemán Der Spiegel en informaciones obtenidas a través de la web Football Leaks, famosa por las publicaciones de múltiples contratos de jugadores a nivel mundial.

En las acusaciones a Cristiano Ronaldo, se menciona que ha estado utilizando empresas con domicilio en la Islas Vírgenes, un paraíso fiscal para tributar menos por sus derechos de imagen. Tema que anteriormente no había alarmado a sus asesores por estar protegido bajo la ya mencionada ‘Ley Beckham’, al perder está protección iniciaría a tributar en 2014 por el doble como cualquier ciudadano español y esto podría alarmar a las autoridades del país.

Se menciona en el diario alemán que en ese mismo año, el ‘luso’ vendió por 75 millones de euros sus derechos de imagen hasta el 2020 a dos empresas ubicadas también en las Islas Vírgenes y el dinero habría sido depositado en un banco suizo.

Los impuestos persiguen a los deportistas en todos los escenarios como a cualquier ciudadano común, en 2016 luego de los Juegos Olímpicos Michael Phelps obtuvo ganancias por sus medallas, valoradas en 140.000 dólares, al ser contribuyente norteamericano el ‘Tiburón de Baltimore’ debió pagar un 39.5% de sus ganancias en la cita olímpica.

Luego de ver como los impuestos son casi el día a día de los deportistas, a tal punto que dentro de sus equipos de trabajo dedican grandes esfuerzos para algunos cumplir la ley y otros para ver las mejores estrategias de cómo esquivarlos, tal como si fuera un importante partido de fútbol.

Hay quienes opinan que es injusto que las administraciones públicas gasten recursos en vitorear o celebrar los logros de estos atletas cuando por avaricia incurren a instancias ilegales para no pagar impuestos.

Pero esto al final del día son solo opiniones, lo que si es real es que estos dioses del deporte e ídolo de masas tienen las mismas responsabilidad y deberes que cualquier otro ciudadano del mundo.

“Publicado originalmente en: Sports & Health Panamá”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados