Fútbol Español

article title

Cuando empieza el fútbol, termina la libertad

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El fútbol ya no es lo que era. Y no, esto no es nada nuevo, pero nunca está de más recordarlo sobre todo cuando suceden cosas que nos dejan perplejos dentro de un campo de fútbol.

Es cierto que todo ha cambiado, o mejor dicho todo ha evolucionado. La aparición de internet, las redes sociales y el constante cambio de las nuevas tecnologías es un arma de doble filo en el mundo del deporte. ¿Por qué? Veréis… Hace 20, 15 o incluso 10 años cada día de partido, como todo aficionado, solo te preocupabas de ir al campo, en familia o con amigos, y disfrutar de lo que eso significaba. Como profesional de la comunicación desempeñabas tu papel para el medio sin “necesidad” de contar al resto lo que estaba ocurriendo en una red social. Fotografiabas, grababas y te ibas con los deberes hechos a casa.

Que atrás quedó todo eso. Ahora, la aparición de las redes sociales, el desarrollo del contenido multimedia y el premiar la instantaneidad, entre otros, han desembocado en una revolución tecnológica e informativa. Todos contamos, compartimos y disfrutamos del contenido que se vierte en las redes sociales, ya sea sobre tu equipo de fútbol, tu tenista favorito o la noticia de última hora que ha sucedido en el mundo. ¿O debería hablar en pasado?

¿Se puede compartir todo tipo de contenido en redes sociales? NO. Ahora no se puede ir a un recinto deportivo, fotografiar o filmar cualquier cosa que esté dentro del mismo y compartirlo con la gente. Ya no. ¿Se puede dar una opinión? NO. Depende de lo que digas puedes tener una consecuencia u otra.

Últimamente se ha puesto de moda la suspensión de cuentas de Twitter. En mi caso, sin ir más lejos, recientemente. Eso sí, todas las cuentas están relacionadas con el mundo del deporte, y más concretamente con el fútbol. El por qué es un misterio. Pero por lo que leo últimamente a compañeros que también lo han sufrido, los motivos de la suspensión de cuentas no tiene ni pies ni cabeza. Al menos yo aún no he conseguido encontrar una buena explicación. Y la que me dan, no me convence. Eso sí, ni te plantees recurrir porque será absurdo.

Para muchos, esta red social no deja de ser eso: una red social en la que se divierten y están informados. Para otros, una herramienta de trabajo. Y para todos, una plataforma en la que verter opinión con total libertad porque para eso tenemos ese derecho… ¿o no?

Foto principal: Alfabetajuega.com

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados