Real Madrid

article title

Cuando Bale es el problema, y Asensio la solución

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Real Madrid tiene hoy la certeza de que en Marco Asensio encontró mucho más que una promesa de futuro, pero a cambio acumuló una seria incertidumbre con Gareth Bale, un jugador que comienza a irritar a un Santiago Bernabéu cada vez más desafecto con el galés.

Más allá del inesperado empate 2-2 del Real Madrid ante el Valencia, el encuentro del domingo sirvió para encumbrar a una nueva estrella como Asensio, un futbolista que tiene enamorado a la hinchada blanca.

No sólo fue el autor de dos espléndidos goles, sino que por primera vez en su joven carrera confirmó que también es un futbolista capaz de liderar a un equipo. El Santiago Bernabéu ya celebra cada vez que controla un balón porque todo lo que hace le gusta.

A sus 21 años, Asensio parece un futbolista ya hecho que, sin embargo, no deja de progresar. No sólo técnicamente. A su tremendo golpeo de balón, su verticalidad y su potencia es capaz de añadir capacidad para echarse al equipo a sus espaldas, como demostró ante el Valencia. Y le costó al Real Madrid menos de cuatro millones de euros hace dos años.

El contraste lo propone Bale, un futbolista por el que el club blanco pagó unos 100 millones de euros al Tottenham en 2013 para convertirse en aquel momento en el traspaso más caro de la historia del fútbol.

Durante este tiempo, el galés ofreció un rendimiento intermitente que se vio muy lastrado por las lesiones, lo que le llevó a ganarse una fama de “jugador de cristal“. Lo que sucede ahora es que de alguna forma Asensio, con su espectacular rendimiento, lo señaló.

Bale fue estruendosamente abucheado el domingo ante el Valencia cuando fue sustituido en la segunda parte. Da la sensación de que el Santiago Bernabéu quiere que firme cuanto antes los papeles del divorcio. Su momento de forma, notoriamente bajo, no le ayuda. Tampoco ese aspecto de jugador “pesado” que tiene actualmente, de futbolista inseguro con la pelota. Y cuando la hinchada del Real Madrid señala a un jugador, es muy difícil que le aparte el dedo.

Tan es así que hoy fueron numerosos los artículos de la prensa española pidiendo su venta esta misma semana, antes del 1 de septiembre, cuando se cierra el mercado de fichajes en España.

LEER MÁS: El techo de Marco Asensio

Precisamente, el diario británico “Daily Star” aseguró hoy que el Manchester United ofreció 105 millones de euros por el galés. No es ningún secreto que es un jugador que le gusta mucho al técnico de los “Red Devils”, José Mourinho, como confirmó él mismo en pretemporada al hablar de su interés.

Sin embargo, no parece probable que Bale vaya a salir del Real Madrid. Al menos, no a corto plazo. Primero, porque es un un favorito del presidente, Florentino Pérez. Segundo, porque también le gusta al técnico francés Zinedine Zidane. Tercero, porque la entidad española se encontraría con un delantero menos a pocos días del cierre del mercado, y sólo tiene a Cristiano Ronaldo y Karim Benzema como puntas de garantías tras la salida de Álvaro Morata. Y en cuarto lugar, porque Bale es muy feliz en Madrid y con su estilo de vida.

Lo que también ocurre es que el mercado se volvió loco en este mes con una inflación descomunal alentada por el dinero de los jeques y el poder económico del fútbol inglés gracias a su multimillonario contrato de televisión. La desafección mostrada por el Santiago Bernabéu hacia el galés también contribuirá a alimentar los rumores durante los próximos días.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados