Athletic

article title

Cualquier tiempo pasado fue peor

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Despertar, abrir los ojos y mirar. Que no es un sueño, deja de pellizcarte. Lo que nos prometieron tantas veces es verdad. El fútbol femenino ‘existe’. Siempre existió, pero no para todos. En apenas un mes, la selección española absoluta ha jugado en Butarque y el Athletic, en San Mamés. Leganés y Bilbao nunca estuvieron tan cerca. Dicen que es sólo el principio; que después de tanta lluvia (diluvios universales), sale el sol.

Por si no os lo creéis: Maite Oroz fue portada de todos los periódicos de Bilbao el pasado seis de octubre. La noche anterior, el Athletic jugó en San Mamés. Lo hizo ante más de 10.000 personas. El miércoles, el carrusel de Radio MARCA. Un corresponsal en cada campo de la Liga Iberdrola. Al mismo tiempo, GOL emitía dos partidos de la competición. Además, por la tarde hubo Champions y los cuartos de final del Mundial sub17 de Jordania. La doble pantalla de GOL, a la izquierda Noelia Ramos y compañía y a la derecha las de Joseba Agirre. El FC Barcelona también jugó, también lo vimos en TV3. ¿No sabéis quién es Maite Oroz? Puedes entrar en la web de LaLiga, puedes ver hasta lo que mide. Sí, como pasa con los chicos. Perdón si me dejo algo. Por fin, son muchas cosas.

Antes, pasó de todo. Desprecios, campos de tierra (muy respetables, pero no para futbolistas de primer nivel), indiferencia. Tampoco hubiese sido necesario escribirlo porque es lo único que la gente conocía del fútbol femenino. Por eso, lo de cualquier tiempo pasado fue peor. El fútbol femenino se ha prometido no mirar hacia atrás, ni para coger impulso. Ni un regreso al pasado más. Despertar, abrir los ojos, mirar y disfrutar del viaje, que va a ser largo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados