Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Crotone, vivero de Italia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No ha sido demasiado prolífica Calabria en cuanto a equipos en la élite del Calcio. Tanto es así que los más destacados históricamente, la Reggina y el Catanzaro, representantes de las dos ciudades más grandes de la región, tan sólo suman nueve y siete participaciones en Serie A respectivamente y el Cosenza, con una ferviente y gran masa social, jamás ha pisado la élite. Por su parte, el Crotone, cuarto en discordia, militaba en 1990 en la segunda regional calabresa y disputó por primera vez la Serie B en la temporada 1999/2000. Desde entonces, únicamente se ha perdido tres temporadas en una división de plata en la que ha pasado las siete últimas de forma consecutiva. Unos méritos modernos suficientemente reseñables para esta localidad costera de apenas sesenta mil habitantes que puede presumir orgullosa de ser el actual paladín del Calcio en la punta de la bota.

Pero no se quedan ahí las virtudes recientes de los squali (los tiburones) ya que han construido su identidad reciente a través de una inyección sustancial y constante de jóvenes cedidos provenientes de clubes de mucha mayor enjundia en una relación de crecimiento significativamente provechosa para todas las partes. Chavales ávidos de minutos y con necesidad de foguearse, madurados al sol del sur para convertirse posteriormente en futbolistas de peso en la Serie A y destinados a nutrir, en gran número, a la selección italiana en un futuro.

La lista de los nombres que han pasado por Crotone para, desde allí abajo, proyectar su talento a una escala superior es francamente sorprendente y enfatiza sobremanera el tan requerido producto nacional de calidad. Desde Giuseppe Sculli, cedido por dos años desde una Juventus donde nunca llegó a debutar, vencedor poco más tarde vencedor del Europeo U21 en 2004 formando coppia con Gilardino y de extensa carrera posterior especialmente en el Genoa, hasta llegar a las promesas que integran a día de hoy la plantilla de un Crotone que se iza en la parte alta de la tabla de la alocada Serie B bajo la dirección en el banquillo del ex jugador del club Iván Juric, viejo conocido en Sevilla y Albacete.

Un rendimiento sorprendente sostenido por las nuevas perlas transitorias como son Tounkara, delantero español propiedad de la Lazio y ex de la cantera del Barça, el defensa costamarfileño e interista Koffi Yao Guy y, cómo no, los azzurrini Leonardo Capezzi, mediocentro de la Fiorentina y ex capitán de la Primavera viola, y Federico Ricci, prometedor extremo de la Roma. Los cuatro tienen como inmediatos antecesores a Jacopo Dezi, parte del plantel del Napoli (aunque sin minutos) tras haber disputado dos buenos cursos en Crotone que le permitieron llegar a la U21 de Di Biagio y a Alfred Gomis, portero scuola Toro que desde su primer préstamo al club calabrés ha ido escalando en su trayectoria hasta llegar a un aspirante claro al ascenso como el Cesena sin abandonar nunca la titularidad bajo los palos. Aunque seguro que el horizonte de los pensamientos de los actuales diamantes en bruto del Crotone mira hacia la experiencia en este mismo lugar de los más notorios precursores. Los que con el tiempo se han ganado, al menos, una citación con la Azzurra. Un sueño para cualquier calciatore italiano que comenzó a edificarse aquí, en Crotone.

timthumb.php

· Federico Marchetti pasó prácticamente desapercibido en su prematuro paso por el club a préstamo del Torino mucho antes de hacerse un nombre en el Cagliari y en la Lazio y un hueco persistente como escudero reserva de los tres palos en la Nazionale.
· Daniele Gastaldello pasa por ser el más discreto de todos los jugadores lanzados por el Crotone pero que se convirtió en columna de la Sampdoria e incluso en internacional absoluto en una ocasión tras haber pasado año y medio en Calabria.
· Antonio Mirante empezó a ser portero profesional en Crotone tras salir cedido desde la cantera de la Juventus en la 2004/05 y cuenta con varias convocatorias con Italia pese a que el actual meta del Bologna no ha llegado nunca a debutar.
· Antonio Nocerino fue cedido por el Genoa en la primera mitad de 2005/06, lo que valió como paso previo para debutar en Serie A con el Messina ese mismo curso y para ganarse su inmediato debut con Italia ya formando parte de la Juventus.
· Graziano Pellè disputó con veinte años la segunda parte de la 2005/06 cedido por el Lecce. Los goles que marcó aquella temporada en Serie B para el Crotone le sirvieron como credencial para pasar al Cesena en la misma categoría y para merecer más tarde un billete al AZ holandés. Hoy es el nueve más fiable para Antonio Conte.
· Daniele Padelli está en la misma situación con la selección que Mirante y aunque apenas tuvo oportunidades en su paso por Crotone en la 2006/07 sumó una experiencia enriquecedora previa a su aventura en el Liverpool que, a la larga, le ha servido para alcanzar un nivel estable digno de poder vestir con cierta asiduidad el chándal de la Nazionale.
· Angelo Ogbonna adquirió en la campaña 2007/08 un valioso bagaje para confirmarse en el Torino como el último gran canterano surgido del vivaio granata. El actual central del West Ham logró convertirse en internacional con Italia pese a competir entonces en Serie B. Todo un logro.
· Alessandro Florenzi mostró la dimensión de su potencial en una temporada 2010/11 en la que convirtió once goles y fue siendo nombrado mejor joven de la Serie B. Un diploma que le abrió de golpe las puertas del primer equipo de la Roma, en el que hoy es ídolo, tercer capitán tras las banderas Totti y De Rossi y desde donde se ha ganado ser un fijo con Italia.
· Nicola Sansone es el último nombre de relumbrón que ha crecido tras ganar cuajo en Crotone. Cedido por el filial del Bayern de Múnich en 2011 y tras firmar un notable curso en la 2011/12, Sansone no se volvió a marchar de Italia para alcanzar la Nazionale este mismo año tras su buen nivel con el Sassuolo.

bernardeschi

Y aún hay más para terminar: Bernardeschi, Cataldi y Crisetig. Los talentos de Fiorentina, Lazio y Bologna han sido los futbolistas destacados más recientes en sacar la cabeza tras su formación previa en los rossoblù de Calabria pese a que no hayan debutado todavía con la selección “adulta”. Todo un máster intensivo que convalida para abrirse paso en Serie A y más allá. Los tres jóvenes talentos llegaron a coincidir en la misma temporada siendo piezas fundamentales para alcanzar los play-off de ascenso a Serie A en una campaña magistral y nadie duda que Italia contará con ellos casi con total y absoluta seguridad en un futuro a medio plazo y, apurando, a corto, especialmente en el caso del número diez de la Viola, que ya suena para inminentes convocatorias.

La ciudad en la que Pitágoras, exiliado, fundó su trascendental escuela de filosofía y de la que, años después, sería expulsado ha retomado el racionalismo del matemático griego de la mano de su club de fútbol, el FC Crotone, manipulador de la voluble temporalidad, que no de la improvisación, de forma inteligente, práctica y efectiva. Tomar prestada la juventud, aprovecharse de su apetito y auge y devolver los intereses en forma de un rodaje inestimable tanto a los futbolistas de incipiente talento como a los clubes a los que pertenecen.

De este modo interesado y altruista a partes iguales, ha mantenido el Crotone la cabeza erguida en un escenario, como es la Serie B, tan ajeno históricamente gracias a la apuesta humilde pero valiente por la juventud futbolística del país. Los que hoy disfrutamos viendo a Sansone colar por la escuadra una falta directa al mismísimo Buffon, los que observamos a Pellè cargar área, descargar de espaldas a las mil maravillas y golear en un escenario de la talla de Stamford Bridge, los que quedamos asombrados ante la polivalencia y la entrega no exenta de calidad de Florenzi ante el campeón de Europa o los que esperamos el estallido del fantástico talento que encierra el fútbol de Bernardeschi en Florencia en cada jornada de Serie A también deberíamos, de vez en cuando, agradecerle al Crotone su imprescindible contribución al desarrollo del talento en el Calcio. La academia más insigne del fútbol real en Italia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados