EURO 2016

article title

Croacia y su lucha contra los ultras

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El arrojo masivo de bengalas que obligó a detener el República Checa – Croacia mantiene en vilo a la selección dirigida por Čačić. Una de las estrellas croatas, Ivan Rakitic, declaró al final del encuentro: “A ver si podemos jugar contra España, igual tenemos que irnos a casa”. Su capitán, Darijo Srna, afirmó que no tenía comentarios sobre lo que había sucedido y que se repite día a día pero nunca cambia nada. El lunes se conocerá la sanción; veremos si el partido entre España y Croacia del martes se disputa o si el lamentable incidente acarrea expulsión.

El presidente de la Federación Croata, Davor Suker, se avergüenza de sus aficionados más radicales y para él: “Llevan 10 años haciendo mucho daño al fútbol croata y mundial”. Y no es para menos puesto que lo sucedido en el encuentro ante Turquía no es un caso aislado. Desgraciadamente, existen varios precedentes.

EURO 2012

En un Croacia – España, precisamente, en la fase de grupos de la Eurocopa de Polonia y Ucrania del  año 2012 parte de la afición arlequinada gritó: ¡Viva Franco! en repetidas ocasiones. Habría que destacar que son los ultras croatas más radicales, un pequeño grupo que para nada representa a la totalidad de la afición croata.

Fase de clasificación EURO 2016

En junio de 2015, en la previa de un Croacia – Italia que se disputaba a puerta cerrada por un incidente previo de bengalas varios meses antes en Milán, apareció una esvástica nazi en el césped del campo de Split. Una situación bochornosa que desencadenó otros dos partidos más a puerta cerrada y la pérdida de un punto de los 14 que llevaba por aquel entonces. El técnico declaró: “El 95% de los croatas sentimos vergüenza de estos hooligans”. 

 

¿Por qué actúan de esta forma?

La violencia es intrínseca a cierta parte del ser humano, por desgracia. Las guerras y el terrorismo así lo atestiguan. Además, estos ultras mantienen un estoico enfrentamiento con la federación de su país puesto que pretenden provocar la dimisión de su presidente, Davor Suker, aquejando que no se les deja acudir a los campos croatas.

¿Qué pasará con estos hinchas radicales?

Varias preguntas son las que rondan la cabeza de los máximos dirigentes de esta Eurocopa. En primer lugar si ya se conocía la procedencia de estos aficionados -ultras reconocidos del Hajduk Split y del Dinamo de Zabreg- ¿Por qué la federación no ayudó a evitar su ingreso al estadio? Y lo más importante, en caso de que Croacia continuase en este torneo, ¿volvería a suceder? Los ultras han amenazado con detener el encuentro ante España y Davor Suker ha confesado: “Estamos indefensos, no sabemos a dónde acudir”. Una responsabilidad que la organización de esta EURO 2016 debe solventar con éxito. La violencia nunca debe ser tolerada en un recinto deportivo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados