Rusia 2018

article title

Croacia: Volver para dejar impronta

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esta selección croata, la de Modric, Rakitic, Mandzukic, Perisic y compañía, cuenta con una de las mejores generaciones de su historia. El talento que atesora desde el centro del campo hacia adelante, unido a hombres veloces en banda, una defensa con nombres y un portero regular hacen del conjunto de Zlatko Dalić una de las grandes ‘tapadas’ en Rusia 2018.

El problema es que esto ya lo habíamos oído antes. Y los croatas, en los últimos torneos disputados, siguen sin cumplir con las expectativas que se les adjudican. A lo largo de su historia ha disputado cinco repescas, y las ha ganado todas. Pero sus actuaciones en Eurocopas y Mundiales, a excepción de ese tercer puesto en Francia 98, dejan mucho que desear.

No hay que irse muy lejos. En realidad, basta con volver a Francia, en 2016, donde el equipo dirigido entonces por Ante Cacic logró vencer a España con un juego vertical y efectivo, para después estrellarse con Portugal en octavos, en una prórroga que se llevaron los lusos con gol de Quaresma en el 117′. Antes, en el Mundial de Brasil, la decepción fue mayor: Cayó en la primera fase en un grupo con el anfitrión, México y Camerún. En el partido decisivo ante los aztecas, tres goles en apenas 11 minutos dejaron a cuadros a los croatas.

Menos suerte hubo en Ucrania y Polonia en la Euro 2012, con Italia y España, finalistas en aquella edición, en el mismo grupo. Apeados en primera fase a pesar de ganar a Irlanda y empatar con la Azzurra. Al Mundial de Sudáfrica ni siquiera se clasificó. Hay que remontarse a la Eurocopa de Austria y Suiza (2008) para encontrar el mejor resultado de Croacia en este siglo, con Slaven Bilic en el banquillo. Por entonces pasar de grupos significaba jugar los cuartos, y su actuación en el grupo fue estelar. Nueve puntos de nueve posibles y líder por delante de Alemania, a la postre subcampeona. La decepción llegó en la siguiente ronda, cuando fue eliminada por una sorprendente Turquía en la tanda de penaltis. Modric y Rakitic fallaron sus dos lanzamientos.

En realidad, pudo ser peor. Croacia estará en Rusia, y eso que peligró por momentos en la fase de clasificación. Cuando Cacic fue destituido, los arlequinados eran segundos con los mismos puntos que Ucrania, y se jugaban estar en la repesca en Kiev. Un doblete de Kramaric aseguró el pase a la eliminatoria ante Grecia, donde el equipo ya dirigido por Dalić demostró todo su potencial goleando en Zagreb.

Muchos dicen que esta Croacia es mejor que la que maravilló en aquella Copa del Mundo hace casi 20 años, con Súker (máximo goleador del torneo), Prosinečki y el mismísimo Bilic. Pero todavía no lo han demostrado. Quizá la última oportunidad llegue en Rusia, porque en la siguiente Eurocopa, Modric tendrá 34 años y el relevo (a pesar de lo que prometen hombres como Kovacic) todavía no está asegurado. Que esta goleada a Grecia y esta clasificación haya merecido la pena.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados