Portada

article title

Cristiano Ronaldo conquista Mónaco

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cristiano Ronaldo recibió hoy en Mónaco el premio al mejor jugador concedido por la UEFA para constatar su año más importante en el Real Madrid y situarse en la antesala del Balón de Oro.

A sus 32 años, el portugués parece lejos de su ocaso, como sus detractores llevan anunciando desde tiempo atrás. Si a efectos estadísticos tuvo temporadas con mejores números, la realidad es que sus actuaciones nunca fueron tan decisivas.

La UEFA reconoció el espectacular papel que el delantero del Real Madrid cumplió con su equipo gracias a goles que permitieron al conjunto blanco convertirse en el primero en lograr dos Ligas de Campeones consecutivas. De paso, el delantero enlazó su quinto año consecutivo como máximo goleador del principal torneo continental.

Cristiano Ronaldo fue un ciclón en Europa, y más concretamente a partir de octavos de final, coincidiendo con el comienzo de las eliminatorias en lo que siempre es el tramo más exigente.

El portugués concluyó con 12 dianas en la Liga de Campeones y firmó la espectacular cifra de 10 tantos a partir de cuartos, incluyendo sendos hat-tricks ante Bayern Múnich y Atlético, un doblete ante el conjunto alemán y dos goles más en la final ante la Juventus, resuelta con claro triunfo blanco por 4-1.

Fue la Liga de Campeones de Cristiano Ronaldo, máximo goleador histórico del torneo con 106 goles. Acabó de una vez por todas con ese viejo “mantra” de quienes lo acusaban de ser un futbolista que desaparecía en los partidos importantes.

El portugués se benefició del “pacto” al que llegó con su entrenador, Zinedine Zidane, el primer técnico en convencerlo de dosificar fuerzas y rebajar minutos para intentar llegar en la mejor forma al tramo final.

LEER MÁS: Así quedó el sorteo de la Champions

En años anteriores, Cristiano Ronaldo llegó fundido al último tramo de la temporada y sus actuaciones en las finales de Liga de Campeones de 2014 y 2016 fueron prácticamente intrascendentes, por más que se reservara la foto final convirtiendo penales.

No sucedió la última temporada, en la que el portugués acaparó los focos gracias a su sensacional rendimiento después de llegar al final de la campaña en un espectacular momento físico y de juego.

De esta forma, Cristiano Ronaldo ganó su tercer trofeo al mejor jugador del año concedido por UEFA después de llevárselo en 2014 y 2016. En su particular duelo con Lionel Messi, ya tiene uno más que el astro del Barcelona, quien lo conquistó en 2011, cuando se instauró el premio, y 2015, la última vez que su equipo ganó una Liga de Campeones.

El reto del portugués es volver a repetir una campaña tan excepcional en su particular desafío contra el tiempo. A su favor tiene una ambición descomunal, la demostrada eficacia del “método Zidane” y todo lo que le ofrece un plantel como el del Real Madrid. Porque, según se muestra en los últimos años, los galardones individuales van parejos a los éxitos de un equipo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados