Se habla de:

Fútbol holandés

article title

Crisis en De Kuip

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La temporada empezó con cierta ilusión para el Feyenoord, un equipo que hace ya más de 7 años que no levanta un trofeo (Copa Nacional en la 2007-08). Desde entonces lo han intentado y hasta sufrido dolorosas caídas (como aquel fatídico 10-0 ante PSV en Octubre 2010). Aparte de esa crisis financiera de la cual poco a poco han ido saliendo, en lo deportivo, sucesivos cambios de técnico en plena temporada debido a los pobres resultados no acordes a la historia del club han marcado esta época reciente, salvando la etapa de Ronald Koeman, donde hubo un resurgimiento y volvieron a pelear por lo menos y jugar en Europa .

Tras la salida de Fred Rutten a finales de la temporada anterior, tras una serie de resultados negativos que sacaron al club de puestos europeos y lo llevaron a jugar playoffs por acceso a Europa League, asumió el cargo de manera anticipada Giovanni van Bronckhorst, gran figura del club en su momento y quien fue anunciado a mitad de la temporada anterior para dirigir el equipo, si bien no logró acceder a Europa vía playoffs.

Se hicieron varias contrataciones con la esperanza de que van Bronckhorst fuese para el Feyenoord lo que ha sido Frank de Boer para el Ajax o el mismo Philip Cocu para el PSV. Gente de la casa que logró devolver la gloria en cierto modo a sus equipos, entre las contrataciones estuvieron: Marko Vejinovic y Jan van der Heijden (libres del Vitesse), Michiel Kramer, máximo goleador del ADO Den Haag, Eric Botteghin defensor brasileño con varios años en la liga desde Groningen, también el joven mediocampista sueco Simon Gustafson del Hacken, Eljero Elia atacante del Werder Bremen y la que generó más ilusión y expectativa, el regreso de Dirk Kuyt quien fue antes de ir al Liverpool una figura y baluarte en el club.

Tenían la “ventaja” con respecto a Ajax y PSV de no jugar competición europea y poder centrarse más en el torneo doméstico y la Copa, tuvieron un buen inicio indudablemente, estuvieron allí peleando en la tercera posición hasta que llegó Diciembre y el cierre de mitad de temporada. Todo se torció, desde el empate ante Groningen no saben lo que es ganar en Eredivisie, y hasta la fecha llevan siete derrotas consecutivas, lo que supone todo un récord negativo para el club (el récord anterior era 4 partidos) y contando. El consuelo es la Copa donde han llegado hasta instancias de semifinales y enfrentarán un duro rival como es AZ Alkmaar quienes viven la situación contraria, van lanzados en Eredivisie.

 

Sobre el rendimiento de los fichajes han ido en su mayoría de más a menos y se han contagiado de la dinámica negativa que reina en el grupo. Kuyt empezó marcando y lo hizo en partidos seguidos pero se ha diluido un poco. Michiel Kramer no ha logrado consolidarse como la esperanza goleadora con la etiqueta que traía del ADO Den Haag. Tampoco Eljero Elia se ha consolidado tras un buen inicio y la irregularidad de Vejinovic es un hecho. Simon Gustafson también es otro que hasta se hizo titular sorprendentemente pero ha sido relegado al banquillo en los últimos partidos. También hay que mencionar incidentes extradeportivos como el de Colin Kazim-Richards, quien tuvo un altercado con un periodista deportivo a quien amenazó, y fue suspendido y multado por el club. Hoy ya no forma parte del elenco ya que fue vendido al Celtic escocés.

Desde la directiva indican que “Gio” tiene aún crédito como técnico, pero habrá que saber hasta cuando. Se vienen las semifinales de Copa y habrá que ver si en función de los resultados que se den de aquí en adelante prosigue o no su etapa como técnico dentro de la disciplina del club feyenoorder. Hasta ahora no suenan sucesores concretos, pero siempre hay nombres latentes por allí como Bert van Marwijk (quien llevó a Países Bajos a la final del Mundial 2010 y que ya ganó la UEFA en 2002 con el club de Rotterdam) hasta Ruud Gullit, pero son solo rumores… por ahora.

Los números:

En la racha negativa y catastrófica para el club, se han marcado apenas 6 goles en estos 7 encuentros, recibiendo un total de 18 tantos. Cifras sonrojantes para la zaga. El técnico ha intentado cambios puntuales en esos partidos pero hasta ahora no han resultado. Se ha probado con 5 defensas (3 centrales y 2 carrileros) y también se probó atacar con 2 puntas claras pero todo es infructuoso por ahora.

En definitiva estamos ante una temporada que se veía ilusionante en Rotterdam y que puede terminar en otra decepción más para el club rojiblanco, cuya afición está sedienta de títulos. A pesar del apoyo incansable de la fiel hinchada en De Kuip no ven los frutos y empieza a ser frustrante. Quedan varios partidos para reconducir la situación o tal vez para dar el clásico volantazo en estos casos en lo que es más fácil echar a uno (al técnico) que a los veinticinco jugadores. Veremos que ocurre porque en De Kuip se puede hacer muy largo este último tercio de curso.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados