Portada

article title

Copas de Vinotinto

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Venezuela se acostumbró a recibir goleadas, a ser el país que todos querían enfrentar en Suramérica. Pero Cenicienta poco a poco se quitó el traje. Tras pocos éxitos a lo largo de treinta años como selección FIFA, la oncena vinotinto mostró un pasmoso avance que se tradujo en numerosos éxitos. El equipo de las goleadas dejó de existir y empezó a tener momentos memorables producto de su crecimiento, unos que terminaron en logros palpables: en títulos.

En días reciente, la Vinotinto Sub 20 disputó el partido más importante de la historia del país: la final de la Copa del Mundo de la categoría. Fue tal la magnitud de la hazaña que los “petroleros” se convirtieron en la cuarta nación de Conmebol que jugaba una final del mundo entre Sub17, Sub20 y absoluta. Sólo Argentina, Brasil y Uruguay, las tres potencias, lo habían hecho con anterioridad. La Vinotinto perdió 1-0 contra Inglaterra, pero el subcampeonato engrosó el Palmarés de una selección que pese a no haber disputado nunca un Mundial de mayores, ha logrado ir construyendo poco a poco una trayectoria que atestiguan su crecimiento. Si bien la final del mundo es la más conocida y más importante, no es el único partido definitivo del equipo de la Tierra de Bolívar como muchos creen. Ya en su momento, Venezuela obtuvo un cuarto puesto en Copa América, una clasificación a un Mundial Sub17 y otra a una Sub20. El avance está garantizado, sin embargo en el presente trabajo se recoge un repaso de los títulos del balompié venezolano.

Oro Centroamericano y del Caribe 1982 

Los Juegos Centroamericanos y del Caribe tienen gran relevancia en el mundo del fútbol de la región, y fue en este evento cuando las palabras “Venezuela” y “Campeón” se unieron por primera vez. Ocurrió en la edición del torneo que se realizó en La Habana en 1982, y la leyenda inició cuando los jugadores empezaron a creérselo en la semifinal. El duelo estaba igualado sin goles, pero un tiro libro de Douglas “Fósforo” Cedeño en el último minuto se anidó a la red cubana para certificar el pase a la final contra México. “¿Quién es ese barbudo que entró al vestuario?” señaló el goleador cuando Fidel Castro bajó al vestíbulo a felicitar a los jugadores.

La final ante México fue disputada y los problemas comenzaron cuando Iker Zubizarreta salió lesionado del cotejo en los primeros compases. Sin embargo, Bernardo Añor, su sustituto, se puso el traje de héroe, y tras una gran jugada de Cherry Gamboa, empujó el balón a la red para anotar el 1-0 definitivo. El gol se gritó con pasión. La Vinotinto era el conjunto más fuerte del Mar Caribe y se consolidaba como un fútbol emergente en el mundo. El entrenador Manuel Plascencia había guiado a sus jugadores al primer lauro futbolístico de Venezuela.

Campeones del Mundo 1997 en Fútbol del Salón

Dirigidos por el profesor Álvaro Guevara, la selección nacional de “Fútbol de Salón”, disciplina que antecedió al Futsal, participó en la Copa del Mundo que se efectuó en México en el ya lejano año de 1997. José Peña, Javier Delgado, Josín “Papi” Rodríguez, José Botana, Cesar Amezquita, David Pinto, Asdrúbal Colmenares, Marlon Sánchez, Jorge Badra, Didier Sanabria, Oscar “Chichi” Soto y Gabriel Franche fueron los integrantes de un equipo que unió a Venezuela en los últimos años de Democracia.

El conjunto suramericano se impuso por escandalosa goleada 25-0 a Estados Unidos en el debut, triunfo que supuso un récord en la disciplina, y posteriormente acumuló dos triunfos más que le dieron la clasificación a la siguiente instancia: 4-2 ante República Checa y 7-3 contra Argentina. Luego llegó una derrota 3-2 contra Bielorrusia que preocupó a todos, pero el equipo se recompuso sin sobresaltos y goleó 6-0 a Portugal para enfilarse contra Argentina y Brasil, las dos potencias suramericanas, a las que eliminó con marcador de 3-1. Llegaría el duelo definitivo ante Uruguay. La Vinotinto no se amilanaría en una oportunidad histórica para lograr un título y vapuleó a los sureños 4-0 que le convirtieron en campeona del mundo.

El periodista Tomás Muñoz reflejaría lo histórico del momento: “Venezuela había hecho lo imposible, estaba en la final, solo quedaba derribar el último escollo, que era Uruguay. En la cabeza de muchos estaba lo sucedido en el mundial de Brasil, el “Maracanazo”, y es que el combinado uruguayo nunca se da por vencido sea cual sea la competición. Pero en este mundial de fútbol sala, tuvieron que doblegar las piernas ante los muchachos venezolanos, que en una demostración de hidalguía y amor por su país, los golearon con un contundente marcador de cuatro tantos por cero, para colocar a Venezuela por unos instantes en la gloria…para coronarla como campeona del mundo”.

Oro Centroamericano y del Caribe 1998

En 1998 los Juegos Centroamericanos y del Caribe se efectuaron en Maracaibo, hogar del petróleo venezolano. La Vinotinto quería ser profeta en su tierra, y con una generación dorada que posteriormente le dio muchas alegrías a todo el país, pronto arrinconó a todos sus rivales hasta coronarse campeón. En el estreno goleó 7-0 a Barbados y posteriormente superó 3-0 a Nicaragua y 3-1 a Trinidad y Tobago. Posteriormente llegó otra goleada de escándalo, 8-1 a Nicaragua y 5-2 nuevamente a Trinidad y Tobago antes de encarar la final contra México, la favorita. Ese 21 de agosto fue glorioso. Emilio Mora adelantó a los “cuates”, pero seguidamente llegó la remontada. Christian Cásseres empató el compromiso con tras una media volea, y seguidamente Daniel “Cari Cari” Noriega apareció como una figura para anotar el segundo y el tercero de la jornada. El jugador dejó regados a muchos defensores, llegó al área, se cayó, se levantó y anotó el 2-1 transitorio. Inmediatamente, tras un pase de Alexis “Pelecito” García, el atacante hizo el 3-1 definitivo.

“El epicentro del maremoto fue en el Lago de Maracaibo, desde donde emergió un buque color vinotinto que hizo pedazos a todos su rivales del mar Caribe. Y como recompensa por esa fuerza de destrucción, el cuadro criollo subió a lo más alto del podio para colgarse la medalla de oro”, recordó Eliézer Pérez Pérez en su publicación “80 tragos de Vinotinto”.

Campeonas del Sudamericano femenino Sub17 2013

La Vinotinto obtuvo su primer lauro femenino en el Sudamericano Sub17 que se realizó en septiembre de 2013 en Paraguay. Kenneth Zseremeta logró armar un equipo competitivo que dio la talla y que supo imponerse a todos sus rivales con altura. La última víctima fue el equipo anfitrión, un equipo que no pudo hacerle frente a las “chamas”. Con goles de Lourdes Moreno (2), Yosneydi Zambrano, Daniuska Rodríguez (2) y Gabriela García (2), Venezuela se impuso con un escandaloso 1-7 a su rival y se consagró campeón.

No hubo piedras en el camino. La selección derrotó a Colombia 1-3, igualó 1-1 ante Brasil y goleó a Ecuador 5-2 y a Uruguay 3-0 en la primera instancia. Ya en el cuadrangular final derrotaron 2-1 a Chile, 2-1 a Colombia y 1-7 a Paraguay para obtener el primer suramericano para una selección venezolana en cualquier categoría.

Campeonas del Sudamericano femenino Sub17 2016

Nadie esperaba que el récord de asistencia de fútbol venezolano sucediera en un partido de fútbol femenino, pero aconteció en el último partido del sudamericano femenino Sub17 de 2016, efectuado en Barquisimeto. En aquella épica jornada, el conjunto dirigido por Kenneth Zseremeta se encontró con Brasil en una circunstancia poco habitual: el vencedor se proclamaría campeón de la zona.

Bajo un calor sofocante y ante 41.000 almas que se dieron cita para ver a la selección venezolana cantar alirón, las “chamas” le dieron un balde vinotinto a la canarinha. Tardó mucho para que la diferencia futbolística se hiciera presente en el marcador, pero luego que una acrobática pirueta espectacular de Deyna Castellanos, quien realizó un sombrerito sobre una rival antes de reventar las redes, pusiera la diferencia en los primeros compases del segundo tiempo, el conjunto “petrolero” dominó el partido hasta el final. La fiesta fue inmensa y la Vinotinto se consagró bicampeona femenina.

El camino fue avasallante. La Vinotinto derrotó 3-0 a Argentina, 8-0 a Perú, 2-0 a Chile, 3-1 a Paraguay, 4-0 a Colombia, 6-2 a Paraguay y 1-0 a Brasil. “No tengo otras palabras que el reconocimiento que se merecen ellas y el público, más de 40.000 personas que llenaron este estadio y a todos los que aquí participaron”, manifestó el federativo”, soltó Laureano González, Presidente de la Federación, al término del compromiso.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados