article title

Copa del Rey: La bicefalia se cita en una final ‘clásica’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Rubén BÁEZCobertura especial | COPA DEL REY 2014

Real Madrid 98-66 CAI Zaragoza
Exhibición del equipo de Laso

El partido comenzaba igualado, Rudy y Llull lideraban al Madrid y la pareja georgiana del CAI respondía. Shermadini era superior al poste bajo y mandaba a Bourousis al banquillo con dos faltas personales. Fue en el tramo final del primer cuarto cuando, con un parcial de 6-0, adquiría ventaja el Madrid y este se cerraba con 22 a 15 en el marcador.

Fue en el segundo cuarto, con la segunda unidad blanca, cuando se rompía el marcador. La intensidad defensiva de Slaughter y la magia de Sergio Rodríguez, que penalizaba las muchas perdidas del contrario, eran demasiado para un CAI que no encontraba soluciones. El marcador al descanso (54-37) reflejaba la superioridad blanca.

La segunda parte fue un mero trámite y sirvió para que jugadores como Shermadini, que terminó con 19 puntos, 8 rebotes y 30 de valoración, en el CAI o Rudy (16 puntos) y el Chacho (13 puntos y 11 asistencias) en el Madrid “engordasen” sus números.

FC Barcelona 89-81 Valencia BC
Un primer cuarto arrollador

Inicio de partido inmejorable para el Barça, Navarro anotaba tres triples consecutivos y 9-0 para empezar. Tomic y Papanikolaou cogían el relevo del capitán azulgrana y seguían aumentando la ventaja. El Barça bombardeaba desde el triple, 6 de 8 en este primer periodo, y cerraba el cuarto ganando 31 a 9.
En el segundo cuarto aparecería Boki Nachbar (14 puntos y 8 rebotes) pero Valencia conseguía reducir un poco la ventaja pese a la diferencia de valoración de ambos equipos al descanso, 65 por parte azulgrana por 31 de Valencia. 48-33 era el marcador al descanso.

Tras el descanso Valencia intentó acercarse pero el Barça resistía gracias al acierto ofensivo de Ante Tomic (16 puntos) y un omnipresente Papanikolaou, que reboteaba, anotaba, asistía, taponaba…chico para todo el griego. Pullen, que ha jugado un buen partido, cerraba el tercer cuarto con un triple desde siete metros, 64-48 en el marcador.

En el último cuarto el Barça se dedicaba a manejar la ventaja, siempre superior a diez puntos, pero Romain Sato, partidazo el suyo con 21 puntos y 11 rebotes, no daba el partido por perdido y con una jugada de 3+1 conseguía poner a su equipo a solo siete puntos a 1:16 para el final, 82-75. En este momento Navarro (20 puntos) se hizo con el balón y se encargó de sentenciar el partido desde el tiro libre.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados