Ciclismo

article title

Contador y Quintana, cara y cruz en la contrarreloj

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En apenas un segundo se fue todo al traste. Nairo Quintana, enfundado en el mono rojo de contrarreloj como líder de la Vuelta a España, cometió un error al tratar de ajustarse la zapatilla en el descenso por las faldas del Moncayo. En una carretera estrecha, con trazas de sendero asfaltado y curvas muy cerradas a gran velocidad. El colombiano tomó demasiado abierto el siguiente viraje, no le dio tiempo a rectificar, la bicicleta se enganchó contra el guardarrail y salió disparado, dando una vuelta en el aire antes de aterrizar en el asfalto.

A pesar de semejante caída, que mantuvo en vilo a sus auxiliares y a los espectadores, Nairo Quintana se volvió a subir a la bicicleta para terminar con gran valor la contrarreloj. Perdió más de cuatro minutos en meta y deberá cambiar sus objetivos en esta Vuelta. O no, porque el pequeño escalador es capaz todavía de dinamitar la carrera cuesta arriba, o formar parte de alguna estrategia para favorecer a su compañero, y todavía en liza por el triunfo, Alejandro Valverde. Lo bueno de venir a la carrera con dos líderes.

Si esa fue la desgracia del día, la gracia fue para Alberto Contador. El pinteño realizó una gran contrarreloj, sin mostrar ninguna debilidad pese a su reciente lesión, tras su caída en el Tour. Es más, a Contador, pese a la supuesta falta de preparación, se le ve en mejor forma que durante todo el año 2013 y no mucho peor que en el Tour. Pese a sus declaraciones contrarias, y más ahora con enfundado en el maillot rojo, se convierte en el gran favorito para la victoria. Aunque todavía queda mucha montaña por superar.

Bastante peor Chris Froome, al que se le vio muy atrancado en el ascenso inicial y excesivamente dubitativo en el descenso y la parte final hasta la meta. El inglés perdió cerca de un minuto con Contador y medio minuto con Valverde, que también completó una gran contrarreloj. Joaquím Rodríguez anduvo en los tiempos de Froome, y bastante mejor Rigoberto Urán, el más destacado de los favoritos, 24 segundos por delante de Contador. Aunque el vencedor de la etapa, que salía del precioso Monasterio de Veruela y llegaba a un descampado en Borja, atravesando el amarillento y seco paisaje de la zona, fue el campeón del mundo Tony Martin, a un nivel muy superior. 

Con Contador líder, Valverde a 27 segundos, Urán a 59, Anacona -que también hizo una gran crono-, a 1:12, Froome a 1:18 y Joaquím Rodríguez a 1:37, llega mañana una nueva etapa de montaña. En la región de Navarra se asciende al Santuario de San Miguel de Aralar, por una pista forestal cementada durante unos 10 kilómetros al 8% de pendiente media.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados