Ciclismo

article title

Contador encarrila la Vuelta en La Farrapona

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La etapa reina de la Vuelta a España, como espectáculo para el espectador, fue una absoluta decepción. Demasiadas expectativas y demasiado escasas las diferencias como para atacar desde lejos y ser valiente. Nadar y guardar la ropa. Donde no hubo decepción fue en casa Contador, ya que el ciclista español ganó la etapa en La Farrapona y consolidó su liderato de la carrera a cinco días del final.

Sucesivamente, hoy se ascendían cinco puertos de categoría: Colladona, Cordal, Cobertoria, San Lorenzo y La Farrapona. Ante semejante panorama, se formó una fuga de 13 ciclistas entre los que estaban Luis León Sánchez, que de este modo recuperó el maillot de la montaña, Alessandro De Marchi, vencedor en Alcaudete, Wout Poels, Damiano Cunego, Ten Dam o Romain Sicard.

En el pelotón, absoluta calma para pasar todos juntos los primeros puertos. Todos menos uno, Rigoberto Urán, que ya desde el Cordal se quedaba descolgado, según su director, por una bronquitis. El tedioso ritmo de carruaje que marcaba Katusha, especialmente en la Cobertoria, le permitiría reintegrarse un par de veces, para caer definitivamente en San Lorenzo. El colombiano, que inició el tríptico montañoso en tercera posición, perdió unos 15 minutos en meta.

Al pie de San Lorenzo, penúltima dificultad, el equipo Sky por fin tomó el mando -incluso Cancellara había atacado en la Cobertoria para hacer unas series de preparación para el Mundial- y acelerando progresivamente el ritmo fueron relevando Knees, Rowe, Kiryenka, Cataldo y ya en el ascenso final Deignan, Kennaugh -que venía de la fuga- y Nieve. El duro camino hasta la cima de San Lorenzo hizo mella en un pelotón cada vez más reducido.

Por delante se marchaban a por la etapa el elegante De Marchi, Gianluca Brambilla y Poels, después de la lamentable escena de los puñetazos entre el propio Brambilla y RovnyAmbos serían expulsados de la etapa, no sin las correspondientes gesticulaciones del italiano, una hora después, cuando Brambilla seguía en cabeza y Rovny apoyando a su líder Contador en el pelotón.

A falta de cuatro kilómetros para la meta, con el camino preparado por sus compañeros, Froome atacó. A su rueda, con enorme suficiencia, Alberto Contador. Ambos, siempre con el keniata tirando, distanciaban a Valverde, Joaquím Rodríguez y Aru y neutralizaban a De Marchi, que todavía marchaba por delante. Los posteriores intentos de aceleración de Froome fueron en vano, incapaz de hacer sufrir a Contador. El pinteño, a setecientos metros de meta, lanzó su único ataque, pero suficiente para impedir la respuesta de Froome.

Triunfo de etapa, por tanto, de Alberto Contador, que da un golpe sobre la mesa sin mostrarse demasiado y aumenta a minuto y medio su ventaja sobre el segundo clasificado. Todavía lo es Alejandro Valverde, que llegó, como ‘Purito y Aru, rondando el minuto de retraso. Froome, que cruzó la meta 15 segundos después que Contador, sigue tercero, pero a solo tres segundos del murciano, que ve peligrar su posición. Joaquím Rodríguez, por su parte, se encuentra a dos minutos y medio del líder y a uno del podio, con Aru quinto a más de tres minutos y medio.

El triunfo de Alberto Contador en la Vuelta a España parece encarrilado, más dada la fortaleza mostrada estos días. Sin embargo, todavía quedan las llegadas en alto a Monte Castrove y al temible Ancares, además de la corta contrarreloj final de Santiago. Se antoja difícil para Chris Froome, que sin embargo está en constante crecimiento con el paso de los días en la carrera. El duelo, con hándicap, esta servido.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados