Ciclismo

article title

Conato de abanicos y Degenkolb repite en Ronda

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – La etapa no presentaba apenas alicientes. La zona de los alrededores de Ronda, sin lugar a dudas uno de los pueblos más bonitos de España, circundado de sierras y potenciales terrenos rompepiernas para los ciclistas, no fue aprovechada por la organización en el diseño del recorrido. No daba para más. Por suerte, la jornada no la marcan solo los mapas sino también la actitud de los ciclistas.

A falta de unos 35 kilómetros, el equipo Tinkoff movió el árbol. Antes, apenas fue reseñable la fuga formada por Pim Ligthart y Tony Martin. El campeón del mundo contrarreloj, en una suerte de entrenamiento de cara a la cita en Ponferrada, se descolgó cuando lo consideró oportuno, dejando al neerlandés solo en cabeza.

Entonces, en una zona en la que la carretera era más estrecha y expuesta, el conjunto danés liderado por Riis desde el coche y Contador sobre el asfalto, aumentó el ritmo y formó abanicos, haciendo buen uso del viento de costado. El pelotón se partió en tres partes, con todos los favoritos en el primer grupo, a excepción de los Garmin, con Daniel Martin -que se reincorporó una decena de kilómetros después-, Hesjedal y Talansky, que perdieron más de tres minutos en meta.

El abanico no tuvo al final ningún efecto en la clasificación general, pero hay voluntad para sacar ventaja en cualquier terreno. De hecho, Chris Froome recortó cuatro segundos en un sprint intermedio. Y Tinkoff demuestra que, más allá de las declaraciones y cautela de cara al público de Alberto Contador, el objetivo no es otro que la victoria final.

En una nueva volata en Ronda, el equipo BMC lanzó en los últimos metros a Philippe Gilbert, en un final que picaba ligeramente hacia arriba. Sin embargo, la presencia de velocistas puros anuló sus opciones. John Degenkolb, enfundado en el maillot verde de la regularidad, tomó enseguida la delantera. Nacer Bouhanni, trató de adelantarle pegado a las vallas, pero no había hueco y pese a sus protestas quedó en segunda posición, por delante de Moreno Hofland. De este modo, el alemán repite triunfo de etapa -ya venció ayer en Córdoba- y Michael Matthews, que también entró en el grupo principal, mantiene el maillot rojo de líder.

Mañana, primera etapa de montaña en la Vuelta a España. Tras pasar por Granada, se estrena el ascenso a la Urbanización de Cumbres Verdes en La Zubía. Una dura recta de unos cinco kilómetros en el que la dureza (cerca del 9% de pendiente media) y el calor harán mella. Pueden caer los primeros favoritos o destacarse desde el inicio otros. Momento también para testar el estado de Froome y Contador.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados