Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Comienza la 2.Bundesliga: 18 equipos y un sueño

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Llega la hora de la 2.Bundesliga, una competición que engloba a 18 conjuntos que pelearán por el objetivo de estar el año que viene en la máxima categoría o quedarse para seguir consolidando su proyecto. En la edición de 2016-17 hay hasta cinco clubes que han sido campeones de la Bundesliga a lo largo de su historia. De echo, entre Stuttgart, Kaiserslautern, 1860 Münhen, Nürnberg y Eintracht Braunschweig suman 8 títulos de campeón.

Si a esto le sumamos los clubes que han estado alguna vez entre los tres primeros de la competición alemana al final de la temporada desde la instauración de la 1.Bundesliga, salen un total siete equipos de esta Segunda División que tuvieron un papel importante en el fútbol alemán moderno en alguna parte de su historia.

Para este año regresa a la Segunda un histórico como el Dynamo Dresden y ascendió un club que llevaba 38 años sin jugar en la 2.Bundesliga, como el Würzburger Kickers, que venció al MSV Duisburg en el duelo por la Relegation. El otro nuevo recién ascendido fue el Erzgebirge Aue, que recuperó la categoría tras haberla perdido la temporada anterior.

ENTRENADORES

Quizás haya dos nombres en los banquillos que resuenen por encima de otros en esta 2016-17: Jos Luhukay y Ewald Lienen. El primero, consiguió ascensos con FC Augsburgo y Hertha BSC; y ahora ha sido el elegido por el Stuttgart para devolver al equipo a la máxima categoría. El otro, Lienen, fue durante algunos años ayudante de Jupp Heynckes en los banquillos, además de ser un jugador histórico del Gladbach y el Arminia Bielefeld. Ewald también ha dirigido a clubes fuera de Alemania, pero no con mucho éxito, en Grecia y Rumanía. Su club actual, el St. Pauli, lleva un par de años rozando la zona alta y este año quieren que, por fin, el regreso a la Primera División sea una realidad. Otro de los más conocidos es Torsten Lieberknecht, que cumple su octavo año en el banquillo del Eintracht Braunschweig, consiguiendo, entre otras cosas, retornar al club a la 1.Bundesliga tres décadas después de su anterior estancia.

 

 

Además de Luhukay, hay otros tres entrenadores “no alemanes” en la categoría: Gertjan Verbeek, otro neerlandés, con el VfL Bochum; Pavel Dochev, búlgaro, culpable del regreso del Erzgebirge Aue a la 2ª División; y Tayfun Korkut, turco, que, como Verbeek, no tuvo suerte a la hora de mantener a un club en la 1.Bundesliga y ahora prueba en el Kaiserslautern, un club histórico con ansia de retornar entre los grandes.

El otro equipo de la ciudad de Berlín, el Union, confíó su banquillo a Jens Keller, entrenador que lo fuera en otros años de Stuttgart y Schalke 04, llegando al primer equipo previo paso de su cantera. Además de todos estos, tendremos a: Kosta Runjaic (1860 München), Alois Schwartz (Nürnberg), Rüdiger Rehm (Arminia Bielefeld), Uwe Neuhaus (Dynamo Dresden), Friedhelm Funkel (Fortuna Düsseldorf), Daniel Stendel (Hannover 96), entre otros, que llevarán los banquillos de algunos históricos y favoritos al ascenso durante la temporada.

TRASPASOS

Simon Terodde (3.5 millones de €) y Stefan Aigner (3 millones de €) tienen el honor de haber sido los fichajes más caros de la 2.Bundesliga en el Verano de 2016. La 2.Bundesliga ocupa la 13ª plaza en lo que a gastos en fichajes se refiere, con casi 26 millones de euros invertidos. En cambio, en lo que a ventas se refiere, la liga sube algún que otro puesto más, siendo la 10ª, con un total de 85 millones de euros recibidos. En resumen, la 2.Bundesliga se ha convertido este Verano en la 3ª liga del mundo con mejor balance ingresos-gastos en el planeta fútbol, sólo superada por la Eredivisie y la Primera División de Argentina.

 

 

En lo que a nombres se refiere, además de los dos ya nombrados, destacan las incorporaciones de Sascha Mölders al 1860 München; de ÖzkanFu Yildirim al Fortuna Düsseldorf; la cesión de Leandro Putaro al Arminia Bielefeld; Christoph Moritz al Kaiserslautern; Jordi Figueras y Dimitris Diamantakos al Karlsruher; Philipp Hosiner al Union Berlin; Martin Harnik al Hannover 96; Tobias Werner y Marcin Kaminski al Stuttgart. Estos son, quizás, las incorporaciones con más nombre a los clubes de la 2.Bundesliga 2016-17. Algunos, como Harnik o Hosiner, llegan para reivindicarse. Otros, jóvenes, quieren empezar a ser importantes en sus nuevos clubes.

JUGADORES A SEGUIR

Simon Terodde (Stuttgart): Hasta que se recupere Daniel Ginczek por completo, Terodde será la gran referencia ofensiva del equipo en su año de travesía por la Segunda División. Fue el Máximo Goleador de la categoría el año pasado con unos 25 goles y acumula un total de 64 en sus 5 años de experiencia en la 2.Bundesliga. Lujo.

Artur Sobiech (Hannover 96): Si la cosa va de recién descendidos y goles, Sobiech será el delantero centro indiscutible del club del HDI-Arena esta temporada. Hay poco más, pero el polaco quiere destaparse, por fin, y ser importante.

Zoltan Stieber (FC Nürnberg): Tuvo la oportunidad de destaparse en la Eurocopa ante la excelente fase de grupos de su selección, contribuyendo con algún gol. Ahora tendrá con Weiler la oportunidad que en otros clubes no se le llegó a dar al 100%.

Ryo Miyaichi (St. Pauli): Llegó a Londres como una promesa nipona y, desde ese momento, ha vagado por varios clubes, sin tener oportunidades como gunner. En Alemania espera, por fin, destaparse como un buen jugador y contribuir al ascenso que su club lleva tanto tiempo esperando.

 

 

Peniel Mlapa (VfL Bochum): Un jugador potentísimo. Alemán de sangre africana. Lleva años esperando el tren que le lleve a un mayor nivel, pero no ha cogido el vagón. Tiene una nueva oportunidad en un club que quiere aspirar a lo máximo este año.

Philipp Hosiner (Union Berlin): Tras unas excelentes temporadas en su país, fue más el nombre que las estadísticas lo que mostró en Ligue 1 y en 1.Bundesliga. Ahora, en un equipo menor, pretende recuperar su gran nivel y, quién sabe, optar a cotas más altas.

Dimitris Diamantakos (Karlsruher): Una de las grandes esperanzas de futuro del fútbol griego. Tras las buenas sensaciones que dejó con su cesión el pasado año, en esta ocasión llega siendo jugador del Karlsruher de pleno derecho. Es su momento.

Dominick Kumbela (Eintracht Braunschweig): Conoce esta categoría a la perfección. En 2013 fue Máximo Goleador. En su tercera etapa en Braunschweig intentará ser la referencia que lleve al club de nuevo a la élite. Un Deja Vú.

Sercan Sararer-Osuna (Greuther Fürth): Ha vuelto a Fürth el hijo pródigo para quedarse. Aportará calidad a la mediapunta, principalmente por banda. Será el abanderado de un club que disfrutó de la 1.Bundesliga hace nada y que quiere volver a triunfar, tras su paso por Stuttgart y Düsseldorf.

Marlon Frey (Kaiserslautern): Una oportunidad para conquistar, desde lejos, el corazón del Bayer 04 Leverkusen. Llega cedido, pero con la intención de que se hable de él. Un jugador de medio campo, que puede ejercer, tanto defensivamente como a la hora de atacar.

Marc Schnatterer (FC Heidenheim): Toda una institución en el club. El capitán. Hombre de banda que asegura la decena de goles por temporada, algo que su club necesita como el comer. Las opciones del futuro del equipo pasan, en mayor medida, por su estado de forma.

Francisco Rodríguez (Arminia Bielefeld): Llega la hora de demostrar que no es sólo el “hermano de”. Este Lobo de nuevo cuño de características muy diferentes en el juego a su hermano Ricardo, tiene ante sí la oportunidad de demostrar que vale para un fútbol tan exigente como el alemán y, quién sabe, formar parte de la primera plantilla del Wolfsburgo en un futuro no tan lejano.

Richard Sukuta-Pasu (SV Sandhausen): En su día fue una de las mayores promesas del fútbol germano, pero ahí se quedó. Tras haber pasado por todas las categorías inferiores de la Mannschaft, su rendimiento ha sido algo bajo en la gran mayoría de los clubes en los que ha estado. Su año en el Sturm Graz austriaco (2012-13), el mejor de su carrera.

Didier Ya Konan (Fortuna Düsseldorf): El costamarfileño cuajó buenas actuaciones en el Hannover 96, llegando a marcar 14 goles en liga en una temporada. Sin embargo, su paso por el fútbol saudí y el regreso a un devaluado H96 cambiaron la prespectiva sobre el jugador. En Düsseldorf cumplirá su 2º año, con ganas de luchar por algo grande.

Stefan Aigner (1860 München): Diez años después de abandonar la cantera del club muniqués, el atacante regresa en una segunda etapa, siendo el segundo traspaso más caro del verano en la categoría. Mucha responsabilidad para un hombre que sabe asumir galones y que vendrá de lujo para los otros inquilinos del Allianz Arena.

Pascal Testroet (Dynamo Dresden): Un delantero con mucha variedad de opciones. La baja de Eilers le convierte en la máxima referencia ofensiva del club en su regreso a la categoría. Los 19 goles sumados la pasada liga le avalan.

Pascal Köpke (Erzgebirge Aue): Que el apellido no confunda, él es el delantero centro del equipo, no el portero. Su buena actuación tras la cesión le valió el contrato definitivo con el club en la 2.Bundesliga. Con casi 21 años, tendrá la responsabilidad de hacer los goles en un club que busca quedarse en Segunda.

Sebastian Neumann (Würzburger Kickers): El capitán no es un veterano, pero ya tiene galones. La defensa del retornado Würzburger cuenta con un hombre muy seguro, con experiencia en la categoría y con algo de gol. Seguridad atrás para un recién llegado.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados