Rugby

article title

Colin Meads, leyenda de los All Blacks, fallece a los 81 años

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El legendario ex jugador de rugby neozelandés Colin Meads, considerado uno de los mejores del siglo XX en su deporte, murió a los 81 años como consecuencia de un cáncer pancreático.

Es un día triste para el rugby y para Nueva Zelanda”, dijo hoy el primer ministro Bill English en un comunicado. “He tenido la suerte de conocerlo y no solo ha sido un verdadero All Black, sino un gran hombre. Representa los valores de lo que debe ser un neozelandés”.

Meads, quien jugó 133 partidos para los All Blacks entre 1957 y 1971, había sido diagnosticado con el cáncer en agosto de 2016. Disputó en total 361 encuentros en su carrera, que a nivel de clubes tuvo como epicentro el King Country.

Apodado “El Pino” por su estatura, Meads fue elegido en 1999 por la federación nacional como el mejor jugador de Nueva Zelanda del siglo XX. En junio pasado había sido inaugurada una estatua en su honor en su localidad natal de Te Kuiti, en la isla norte del país.

Revolucionario del juego en su época amateur, Meads es considerado uno de los primeros iconos del estilo aguerrido neozelandés. Llegó a jugar un partido entero con el brazo fracturado en 1970.

“Es un día muy triste. Fue un icono de nuestro juego. Es una leyenda no solo de Nueva Zelanda, sino del rugby mundial”, recordó el actual capitán de los All Blacks Kieran Read.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados