Fútbol alemán

article title

“Co&Co”, la nueva sociedad del Bayern

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Es imposible hablar de los éxitos del Bayern de los últimos años sin mencionar a Franck Ribéry y Arjen Robben. El dúo apodado como Robbery, lleva haciendo las delicias de los espectadores desde 2009, año en el que el holandés llego a la escuadra bávara procedente del Real Madrid. A pesar de que el dúo no siempre se llevó tan bien desde un comienzo, con el paso de los años, el entendimiento acabó llegando y los títulos importantes, también. La coronación para ambos futbolistas llegó el 25 de mayo de 2013, fecha en la que el Bayern levantó la quinta Champions League de la historia. El gol decisivo lo marcó Robben tras asistencia de Ribery.

Parecía inevitable que la famosa sociedad acabaría levantando títulos importantes. De algún modo, hubiera sido hasta injusto que tanto talento se hubiera retirado sin ningún título continental. Tras haber alcanzado el clímax, estaba claro que sería complicado que los dos siguieran al mismo nivel, pues ambos ya entraron en la treintena. Robben incluso llegó a un nivel superior, pero el caso de Ribéry fue bien distinto. La “derrota” en las votaciones por el Balón de oro de 2013 afectaron en demasía a la mentalidad del francés, que acabó el curso 2013/2014 sin levantar cabeza. La temporada pasada, pareció recuperarse, al fin, de aquella derrota y empezó a mostrar su nivel de antaño. En la noche de marzo en la que el Bayern certificó su clasificación a los cuartos de final de la Champions League tras golear por 7-0 al Shakhtar Donetzk, Ribery se marchó lesionado, en principio, por precaución. De “dos o tres días de baja” hemos terminado en “no se le pondrá fecha a su retorno.” Kaiser Franck acumula siete meses sin jugar al fútbol. Un verdadero drama para un futbolista que estaba acostumbrado a jugarlo siempre todo.

 

 

Fichajes de futuro

La grave e inoportuna plaga de lesiones que sufrió el Bayern a comienzos de abril puso de manifiesto la enorme dependencia de Robbery. Sin extremos, el juego se volvió lento, previsible y carente de individualidades, de uno contra uno y de desborde. Pese a las circunstancias adversas, se logró certificar el campeonato de liga y llegar a las semifinales de copa y Champions League. Precisamente, tras la finalización de la serie ante el FC Barcelona, quedó latente que el Bayern debía invertir en savia joven. Douglas Costa, recomendado por Guardiola, y Kingsley Coman, fueron los jugadores elegidos para ser la alternativa.

Si hay un nombre que destaca en este inicio de temporada en el Bayern, ese es Douglas Costa. En un principio, los primeros rumores a cerca de un fichaje no se tomaron muy en cuenta, ya que los todos creían que el que iba a llegar al Bayern era Di María. Reschke fue a verlo en directo durante la Copa América y su fichaje se hizo oficial tras la eliminación de su selección de la competición. Su fichaje levantó expectación, pero la amplia mayoría no pensaba que fuera el recambio ideal. Tampoco ayudó su precio (30 millones de euros). A día de hoy, nadie duda de él. Todo lo que le faltó al Bayern en la 14/15, se lo está dando él: Velocidad, desborde y regate. Los jugadores confían tanto en él que cuando hay problemas, siempre le pasan el balón para que encuentre las soluciones.

El rendimiento de Douglas Costa hasta la fecha:

  • Bundesliga: 1 gol y 10 asistencias en 7 partidos.
  • Champions League: 1 gol y 1 asistencia en 2 partidos.
  • DFB Pokal: Sin goles ni asistencias en 1 partido.

 

Justo cuando el mercado estaba a dos días de clausurarse, el Bayern terminó anunciando la contratación de Kingsley Coman. Lo fichaban cedido procedente de la Juventus por dos años, pagando 7 millones por la cesión. El francés si que era una apuesta de futuro, de más a largo plazo que Costa, aunque el mismo ha terminado demostrando que está preparado para ser parte del presente. Desde que debutó ante el Augbsurg, su rendimiento ha ido in crescendo, logrando la titularidad en varios partidos e incluso anotando. Si sigue así, el Bayern ejercerá su opción de compra por 21 millones de euros dentro de dos años.

El rendimiento de Kingsley Coman hasta ahora:

  • Bundesliga: 2 goles y 1 asistencia en 3 partidos.
  • Champions League: 3 asistencias en 2 partidos.

Con 25 y 19 años, respectivamente, la sociedad Co&Co representa ya el presente y futuro del Bayern. Robbery no ha dicho su última palabra y todavía podrán ofrecer tardes de gloria en los terrenos de juego, pero el Bayern, al fin, tiene nuevos cimientos sobre los que construir su futuro.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados