NBA

article title

Cleveland vs Atlanta: ¿Podrán los Hawks con su bestia negra?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Llega la segunda ronda a la conferencia este, y tras unos primeros cruces cargados de emoción, podemos esperar que la cosa vaya a mejor. Cleveland y Atlanta reeditarán la final de conferencia del año pasado en este primer choque de segunda ronda. Los Cavs barrieron a unos peleones Pistons en la primera ronda, y parece que este año han llegado al momento decisivo de la temporada con la maquina bien engrasada. Un 4-0 en el que han brillado con luz propia tanto Kevin Love como Kyrie Irving, lo que son muy buenas noticias para las aspiraciones al anillo de los de Ohio. Atlanta consiguió deshacerse en 6 partidos de unos Celtics muy castigados por las lesiones (la baja de Avery Bradley marcó la serie). Las defensas de ambos equipos se impusieron a los ataques durante muchas fases de los partidos, y los Hawks hicieron valer su juego en equipo para imponerse. Paul Millsap se fue hasta los 45 puntos en el cuarto partido.

Pero ahora una nueva batalla comienza para las dos franquicias. Atlanta intentará vengarse del 4-0 que los Cavaliers les endosaron en la pasada final. En aquella serie nada funcionó para los Hawks, y la suerte les ha seguido esquivando durante la temporada regular, en la que Cleveland ha ganado los 3 partidos en los que se han enfrentado. LeBron les arrasó en una serie en la que ya no jugaron Irving ni Love. Este año será Kent Bazemore el que intentará buscar la manera de frenarle, aunque la defensa de King James debe ser más bien un trabajo de todo el conjunto. Tristan Thompson hizo mucho daño a Atlanta en aquellas finales de conferencia, promediando 11 puntos y 11 rebotes. Atlanta tuvo las bajas de Korver y Sefolosha. Este año ambos equipos llegan sin ninguna baja importante, y el factor descanso puede ser importante, Cleveland lleva una semana sin jugar desde el cuarto partido contra Detroit, por solo 3 días de descanso entre series para los Hawks.

En el primer partido ya pudimos ver la línea que puede seguir la serie. Victoria para Cleveland por 11 puntos, en un partido que parecía que tenían dominado en la primera parte, pero pudo irse de las manos en la segunda, cuando Atlanta llegó a remontar una desventaja de 18 puntos para ponerse por delante en el último cuarto. La primera parte tuvo el guion deseado por Cleveland, LeBron dominando y los tiradores matando cuando tenían oportunidad. Solo Kevin Love parecía estar fallando en unos Cavs que habían puesto velocidad crucero hacia la victoria. Los Hawks por su parte no podían estar más desacertados, fallando infinidad de tiros abiertos y con muy malas sensaciones en juego de ataque, faltaba ese movimiento de balón que ha hecho grande a este equipo, los ataques duraban uno o dos pases antes de tiros precipitados que no entraban. Pese a todo, supieron mantenerse en el partido y fueron al descanso perdiendo solo por 10.

La lucha por el rebote. Clave en la eliminatoria | Getty Images

La lucha por el rebote. Clave en la eliminatoria | Getty Images

En la segunda parte, Cleveland llegó a ponerse con una ventaja de 18 puntos a falta de 4 minutos para acabar el tercer cuarto, pero Atlanta empezó a remar, con Denis Schroeder como brazo ejecutor. El alemán se fue hasta los 27 puntos, compensando el mal partido de Jeff Teague, que se quedó en 8. Llegaron a ponerse por delante en el último cuarto, y ahí es cuando LeBron entró en escena para despertar a Cleveland y hacer que el primer punto de la eliminatoria se quedase en el Quicken Loans Arena.

Para que Atlanta pueda llevarse el segundo partido, y a la larga la eliminatoria, tiene que empezar a hacer muchas cosas mejor. Para empezar, sus tiradores tienen que afinar la puntería. Kyle Korver se quedó en un solo intento de tiro de campo en 36 minutos, tienen que hacer algo para conseguir más tiros para el escolta. Millsap y Horford deben imponer su superioridad en la pintura, Horford debe empezar a hacer valer su superioridad sobre Tristan Thompson (en el primer partido se quedó en 10 puntos y 6 rebotes). En defensa tienen que encontrar la manera de frenar a LeBron sin que los tiradores de Cleveland consigan tiros abiertos fáciles. Jefferson, J.R. Smith e incluso Irving o Love consiguieron muchos tiros cómodos. No es una tarea fácil, pero es posible. Haciendo un mal partido, porque realmente los Hawks no jugaron cómodos ni a su mejor nivel durante casi todo el encuentro, estuvieron cerca de dar la sorpresa y llevarse el choque. Tienen argumentos de sobra para al menos hacer que la serie no sea un paseo para los Cavs.

Cleveland irá bien mientras LeBron siga dominando los partidos. Se fue hasta los 25 puntos 7 rebotes y 9 asistencias, y parece difícil que los Hawks encuentren una manera fácil de parar al Rey. Kevin Love no hizo un buen partido, y el equipo necesitará lo mejor de él, sobre todo cuando la serie se vaya a Atlanta. La pareja de bases de los Hawks es el termómetro del equipo, si ambos tienen un buen partido, el equipo funcionará. Tienen que hacer un buen trabajo en defensa con ellos, Schroeder estuvo muy acertado en el primer encuentro y será necesario contener su anotación para poder controlar los partidos.

En definitiva, Cleveland es la bestia negra de Atlanta, y mucho tienen que cambiar las cosas para que los Hawks consigan llevarse la serie ante uno de los equipos con los que peor se emparejan. Eso sí, es de esperar que peleen todos los partidos e incluso se lleven alguno. Sería raro que la serie acabara de la misma forma que el año pasado, cuando los Cavs se llevaron el último partido por 30 puntos.

Pronóstico: Cleveland gana 4-1

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados