Se habla de:

NBA

article title

Cleveland-Golden State Warriors en 3 claves

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Leía por Twitter que si por algo la NBA y la Premier son las dos mejores competiciones del mundo en cuanto a organización es porque piensan antes en los aficionados que en los jugadores. Y puede que razón no le falte. Poner un Cleveland – Golden State Warriors en una fecha tan señalada como el 25 de diciembre solo puede ser garantía de éxito. Cara a cara el actual campeón contra el subcampeón, los dos mejores equipos del momento y hasta cuatro o cinco del Top 10 de mejores jugadores del mundo. Ante esta presentación, solo quedaba una cosa por hacer: sentarse y disfrutar. El partido no defraudó y aquí explicamos 3 de las muchas claves que decidieron el encuentro a favor de los locales.

El pundonor de LeBron e Irving. Los Golden State Warriors llegaron a tener ventajas de 11 y 14 puntos en distintos cuartos. No obstante, siempre aparecieron ellos dos, dispuestos a morir en el intento, dispuestos a no dar nunca su brazo por torcido. Ellos saben que los partidos no acaban hasta que el tiempo no se agota y así se lo hicieron saber a sus máximos rivales. La segunda parte de ambos fue para enmarcar.

El rebote ofensivo. Cleveland sacó rédito en el juego interior y dispuso continuamente de segundas oportunidades. En concreto, de 13 oportunidades más que los Warriors: los locales capturaron 18 rebotes ofensivos por 5 de los visitantes. En un partido tan igualado como este detalles así pueden ser decisivos. Los actuales subcampeones deben seguir trabajando por mejorar en esta faceta del juego si no quieren que les pase factura en una hipotética final contra Cleveland.

Curry, como todo 25 de diciembre, no apareció. Era el día D, el día para los elegidos. Primer Cleveland – Golden State Warriors de la temporada y qué mejor fecha que el día de navidad. Ninguna de las estrellas quería fallar. Así, el primero en demostrarlo fue Durant, que terminó el primer cuarto con 12 puntos y 4 rebotes. Klay, LeBron e Irving tampoco iban a fallar a la cita e iban a sacar su mejor versión cuando sus equipos más le necesitaban. Green y Love tampoco defraudaron. Stephen Curry, no obstante, no se encontró cómodo y su equipo pudo acusarlo. No es habitual verle un +/- negativo: -1.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados