Se habla de:

Las Palmas

article title

Claves del fichaje de Boateng por Las Palmas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La noche del 1 de Agosto la UD Las Palmas anunció el fichaje de Kevin-Prince Boateng, el cuarto de la temporada 2016/17. Un fichaje el del ghanés, gratis, pues llega tras acabar contrato con el Milan, que hace que el equipo amarillo se internacionalice y se abra aún más al mundo. Y es que Boateng ha disputado las dos últimas Copas del Mundo.

No obstante, eso es pasado. La anterior campaña la arrancó en Alemania con el Schalke, pero antes de Navidad fue despedido por actos de indisciplina. Fue entonces cuando, en Enero, regresó a Milán, dónde triunfó en una etapa anterior. Con los rossoneri firmó por 6 meses más un año opcional, que no se ejecutó debido a su pobre rendimiento ofrecido.

Si atendemos a sus características, Boateng no es, a priori, el prototipo de futbolista que case con la idea de fútbol vistoso y de combinación que tiene el entrenador Quique Setién. Más que nada porque las virtudes del nuevo fichaje amarillo son otras. Es por ello que su llegada presenta algunas dudas, ya no sólo por lo futbolístico, sino por su capacidad de compromiso.

Polivalente y de perfil dudoso

Kevin-Prince Boateng no es un jugador común. Centrocampista en primera instancia, nunca ha dejado claro si es de corte defensivo u ofensivo. Durante su carrera en Europa le hemos podido ver jugar en zona de tres cuartos, tanto por fuera como por dentro, gracias a su facilidad para ver puerta, su velocidad y su desborde. Pero también más retrasado, como mediocentro único. Función que cumple con creces gracias a su capacidad de robo, de presión, lo que en numerosas ocasiones provoca el fallo del rival, y de no perder la posición.

En contadas ocasiones, el plurifuncional jugador ghanés se ha dejado ver ocupando el lateral derecho y la posición de delantero. Siempre en situaciones aisladas y necesarias debido a las bajas de compañeros. Sin destacar, pero cumpliendo. Algo que quizás se deba a su idea del compromiso con el equipo. Si lo está, lo da todo en el campo.

Por otro lado, el mayor de los defectos de Boateng es su poca capacidad asociativa con los compañeros. El ejercicio de combinación no está implantado en su idea de juego como algo vital, sino como un recurso. Y es que sus preferencias suelen estar en el juego más directo y en ocasiones brusco. Aspectos que la UD Las Palmas de Quique Setién ve, precisamente, como un recurso. ¿Incompatibilidad? Si quiere reconducir su carrera, deberá adaptarse.

 

¿Cuál será su rol?

Según la posición que Setién tenga pensada para Boateng, el jugador adoptará uno u otro rol. En caso de ser considerado por el técnico cántabro como un jugador para la medular, aterriza en Gran Canaria, en principio, para ser una alternativa a Roque, Vicente Gómez, Momo y Montoro. Primero por el gran nivel de estos el pasado curso en LaLiga, y segundo por no estar rodado en pretemporada.

Mientras tanto, si su papel como pío-pío está reservado para la zona de tres cuartos en adelante, KPB contará con más opciones. Y es que a diferencia de la superpoblada zona del mediocampo (en la que también están Javi Castellano y Hernán, en la enfermería), las posiciones de ataque cuentan con menos competencia, aunque de un nivel altísimo. Por las bandas pelearía con Jonathan Viera, El Zhar y Tana, mientras que por la posición de ‘9’ lo haría con Araujo y el rebelde Marko Livaja. Todo ello en el 4-3-3 que parece que será el esquema base de la UD esta temporada.

 

La edad y el compromiso

Rozando la treintena, Boateng llega en el que dicen que es el punto álgido de la carrera de un futbolista. Con 29 años, el ex del Milan cuenta con una sobrada experiencia en Europa. Ha jugado la Bundesliga, la Serie A, la Champions League y dos Mundiales con Ghana. Y pese a que en los últimos años se ha diluido, tanto por lesiones como por su comportamiento, su edad aún le guarda la posibilidad de competir en la élite si se centra.

Es la mayor de las incógnitas que hay con el jugador alemán de origen ghanés, saber si afrontará esta aventura en el equipo grancanario con responsabilidad o si se dedicará a adelantar su retiro futbolístico. En sus botas está la clave y por lo pronto parece haber aterrizado con buen pie.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados