futbol sala

article title

Las claves del bajón de Inter

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El pasado domingo Movistar Inter certificó su particular semana negra, en la que perdió una ventaja de cinco puntos y cedió el liderato, a falta de tres jornadas, ante el FC Barcelona Lassa, con el que además tiene el goal-average perdido. La pregunta flota en el aire: ¿Qué le pasa a Inter?

Si analizamos las tres ligas en las que Movistar ha sido campeón, vemos que el equipo telefónico arrastra este año algo más que una mala racha, que es producto de algo más. El equipo dirigido por Jesús Velasco ha caído esta temporada en cinco partidos, ante ElPozo Murcia y Palma Futsal a domicilio, con FC Barcelona Lassa tanto en la ida como en la vuelta, a lo que se une la más reciente ante Jaén Paraíso Interior en casa.

¿Qué le sucede a Inter?

Estas 5 derrotas en 27 jornadas suponen un lastre que, de momento, le ha hecho ceder el liderato de forma casi definitiva – un punto menos y el goal-average perdido con el equipo de Andreu Plaza – y en el que, aunque ganase lo que le resta, estarían en un máximo de 75 puntos, un 83’3% del total posible. Un registro bueno, pero muy alejado de los guarismos que acostumbró a cosechar el equipo azul en los últimos años.

Hasta el 3-4 endosado el pasado 17 de diciembre ante Barça en el Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz, el Inter había acumulado la friolera de 50 partidos sin caer derrotado en su pabellón. Concretamente, desde el 16 de marzo de 2013 no se marchaba de vacío en casa. En las tres temporadas siguientes a aquel lejano mes de marzo de 2013, ganó el campeonato doméstico sin conocer la derrota como local en liga regular.

En la pasada temporada sólo cayeron una vez en toda la liga regular, en el Palau precisamente, cuando tenían el liderato casi certificado, muy a final de temporada. En casa hicieron pleno de victorias, y únicamente cedieron 7 puntos totales de 90 posibles (92’2% cosechados).

Antes, en la 2014-15, de nuevo una única derrota en liga regular, también a domicilio en cancha de Peñíscola Bodegas Dunviro, y con 79 puntos sobre 90 posibles (87’8% del total), con victorias de prestigio ante todos sus máximos rivales y de nuevo una sensación de invulnerabilidad que había demostrado ya la temporada anterior.

Porque ya en la 2013-14, la primera de las tres que ha conquistado Inter de forma consecutiva, los torrejoneros (por entonces con sede en Alcalá de Henares) sumaron 76 puntos, cediendo dos derrotas (en Murcia y Barcelona) y un empate en casa, con un total de 90’5% de los puntos conseguidos.

Las claves del bajón

Por lo tanto, independientemente de lo que suceda de aquí a final de temporada, Inter ya habrá perdido más partidos de liga regular (5) que sumando las tres campañas anteriores (4).

Y eso son los fríos datos. La estadística no miente, sino que corrobora una sensación: este Inter es más vulnerable que años atrás.

Ante rivales mermados por las bajas, como Magna Gurpea – que le aguantó 0-0 hasta el minuto 31 – o que están lejos de aspirar a grandes cotas, como Aspil Vidal Ribera Navarra – que aguantó 1-1 hasta el minuto 33 – ha sufrido para vencer en su feudo más de lo que cabría esperar ante prácticamente cualquier rival.

La falta de puntería lastra al equipo. La marcha de Cardinal (27 goles) o la mala puntería que arrastran los Borja (31 tantos la pasada temporada por los 11 de ésta) o Rivillos (22 goles el año anterior frente a los 10 actuales), hace que los partidos se resuelvan en marcadores cortos, donde los rivales tienen más opciones de ganar. Ricardinho aparte (20 goles), sólo Taffy cumple (18), quien, aún sin alcanzar el nivel de la temporada anterior – donde fue nombrado MVP de la LNFS con Palma Futsal – sí que está en los números que se esperan de él.

Esto hace que el equipo anote menos: a tres partidos para el final, Inter lleva sólo ocho goles menos que la última temporada a estas alturas. La “trampa” es que este año hay grandes goleadas que hacen engañoso el global, como el 15-3 ante el casi desahuciado Bodegas Juan Gil Jumilla. Sin ese partido, la diferencia sería de casi un gol menos por partido.

El gran objetivo de Inter, desde que comenzase su reinado en España, es conquistar también el cetro europeo. La obsesión de ganar la UEFA Futsal Cup está llevando a Velasco a implementar un sistema de rotaciones novedoso en el que cada partido se quedan un par de jugadores fuera por decisión técnica. En la derrota ante Jaén en casa fueron Borja y Taffy. La ausencia del goleador brasileño se notó cuando el equipo tuvo que remontar, y la baja del ‘12’ obligó a Ricardinho a jugar muchos más minutos de los que quizá pretendía el técnico toledano.

Las diferentes lesiones y problemas físicos que arrastró el propio Borja al comienzo de temporada, los múltiples contratiempos de Rafael Rato y Lolo, o los muchos meses que ha estado fuera del equipo Humberto, han provocado que Velasco nunca haya tenido la plantilla al completo.

Cabría mencionar otros posibles motivos, como la mala estrategia del equipo en el ataque de portero-jugador, donde no ha sido capaz de remontar en ningún partido de los que ha ido por debajo en el marcador, o quizá los tempraneros rumores de mercado (salidas de Rivillos al FCB o Lolo a Palma, fichajes de Bebe y Elisandro casi confirmados) estén desestabilizando al club cuando aún se encuentra en plena lucha por los dos títulos más importantes del año.

Pero no todo es gris en el futuro interista. El club de Torrejón ha conquistado la Copa de España 2017 – sin mucho brillo y por penaltis, pero campeón después de todo – y si bien la temporada anterior sufrió el varapalo de la derrota en la Final Four jugando como local, acabó conquistando la Liga con autoridad en el Palau, por lo que si algo ha demostrado este Inter, y estos jugadores, es capacidad de reacción para sobreponerse en los momentos difíciles.

Si se vuelven a rehacer o estamos ante la temporada en la que cederán el trono, los dos próximos meses lo decidirán.

Foto cabecera: InterMovistar

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados