Fútbol Español

article title

Cinco mediocentros muy prometedores de Segunda División

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cada verano, con la llegada del calor vienen también los fichajes. Los equipos de fútbol comienzan a cubrir las plazas necesarias en su plantilla, con las piezas más relucientes que encuentran en el mercado, ajustándose a un presupuesto muy diferente para cada uno de ellos. Es por lo tanto lógico, que algunas de esas piezas tan codiciadas, sean jóvenes talentos, a los que aún queda mucho margen de mejora, pero cuya calidad está fuera de duda alguna. Comienzo por ello esta saga, para dejar mi breve aportación sobre algunos de los jugadores más prometedores de la segunda división española, que quizás, en un plazo breve de tiempo, disfruten de minutos en Primera.

MEDIOCENTROS

Andrés Schetino

Mediocentro uruguayo de 22 años, formidable sirviendo como eje de unión entre la defensa y el centro del campo, gran recuperador, no va nada mal por alto, e incluso llegando desde atrás tiene gol.

Tras un breve paso (1 temporada), por el Livorno italiano, cedido por la Fiorentina, el conjunto violeta decide enviarlo ahora directo a España, donde tendrá muchas oportunidades de reclamar un hueco en Primera, si cuaja una buena campaña como miembro del Sevilla Atlético.

En los primeros encuentros disputados con la camiseta del club hispalense, Schetino ha intercambiado su papel en el pivote de la medular, con su rol de central, que también puede llegar a ser una opción, aunque particularmente, creo que su buen manejo, y su recorrido, serían más aprovechables algunos metros por delante de la zaga.

Yan Brice

Una de las perlas de la cantera sevillista, lo que supone una mayor importancia teniendo en cuenta la gran cantidad de talentos que salen del club hispalense.

De nacionalidad camerunés, y con tan solo 19 veranos a sus espaldas, Brice es todo un portento físico, lo que le sirve para realizar un gran papel como pulmón del equipo. Pero si a ello le unimos una técnica realmente buena, conseguimos definir a un jugador capaz de realizar su función con eficacia, sin dejar de aportar en otros apartados más ofensivos. Un talento sin ninguna duda, al que no sería de extrañar ver más que pronto en Primera.

Eneko Capilla

Joven, apenas 21 años, pero no por ello sin experiencia. Formado en las categorías inferiores de la Real Sociedad, llegó a dar el salto al primer equipo, y parecía destinado a quedarse, pero una desafortunada lesión el pasado curso, cortó su temporada y dio paso a una nueva etapa fuera del club de su vida.

Con las maletas cerradas y llenas de ilusión, se marchó para enfundarse la camiseta del Numancia, y volver a sentirse futbolista, esta vez, en la división de plata española, buscando con su electricidad y habilidad dentro del terreno de juego, dar ese salto definitivo que le asiente en la máxima categoría del fútbol español.

Fran Beltrán

Solo con mencionar su edad de 17 años, ya es sorprendente saber que se le puede ver por los campos de segunda, exhibiendo un sinfín de recursos en la medular. Un director de orquesta con calidad, y mucha personalidad, capaz de soportar la presión que supone jugar en el Rayo Vallecano.

Sandoval (técnico del Rayo), le ha dado la oportunidad de formar parte del primer equipo, pero no contento con ello, Beltrán se ha ganado sus minutos, incluso como titular, dando un puñetazo importante sobre la mesa, y dejando claro que no tardará mucho en ser un referente para el equipo rayista.

Lucas Torró

Considerado como uno de los grandes talentos del filial madridista, el Real Madrid Castilla, este mediocentro de 22 años, decidió desvincularse del conjunto blanco y ponerse a las órdenes de Fernando Hierro, para iniciar una bonita e importante etapa en su carrera como parte del Real Oviedo.

Un importante físico (190 cm), buen toque y un gran criterio, le convierten en un jugador capaz de comandar la medular de un conjunto que aspira a pelear en una categoría tan competitiva como lo es la división de plata española. Veremos si le sale bien la jugada, y cuaja una buena temporada, poniendo con ello más de una oferta sobre su mesa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados