Fútbol Europeo

article title

Christian Benteke: aire fresco para Sherwood en Villa Park

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

David SANTERO – La Bestia está de vuelta. Cuando todo se tornaba negro para el Aston Villa, y nadie daba un penique por ellos en la Premier League, de repente, llega Tim Sherwood y hace despertar a Christian Benteke. 8 goles lleva el belga desde la llegada del nuevo técnico el pasado 15 de febrero, lo que le convierte en el máximo goleador del campeonato durante este periodo. Nadie en estos 2 meses ha marcado más goles que él. El dato, gracias a Sky Sports, es aún más destacable si lo comparamos con los únicos 2 goles anotados por el delantero durante el resto de temporada, durante la nefasta gestión del antiguo técnico Paul Lambert.

IMG_9259

Pero, ¿cuál es la clave de este cambio? En primer lugar, la vuelta del jugador a su mejor forma física, tras la grave lesión de tendón de aquiles que le mantuvo 7 meses apartado de los terrenos de juego. Pero, sobre todo, ha sido determinante el esfuerzo de Sherwood por recuperar a su máxima estrella, sabedor de que un Benteke “enchufado” es sinónimo de goles.

Ya desde su llegada, el técnico trabajó especialmente el aspecto mental de su goleador, dejando claro todo lo que esperaba de él y liberándole de las estrictas labores que tenía con Lambert, tan encorsetado en un sistema ultraconservador y defensivo. Para empezar, Sherwood cambió el esquema de juego a un 4-4-2, acompañando a Benteke de otro delantero centro (Agbonlahor) y rodeándole de extremos rápidos y habilidosos, lo que le otorga más libertad para explotar sus cualidades. Así, ha sido bastante habitual en estos últimos partidos verle arrancar desde más atrás, participando en las combinaciones de ataque o, incluso, caer a banda para intentar jugadas individuales. Claro ejemplo de esta libertad recién estrenada es el hat-trick que anotó hace una semana ante QPR, donde incluso deleitó a Villa Park con un gol de falta directa, en una faceta aún desconocida en su extenso repertorio.

Ahora el cañón de Benteke apunta hacia su siguiente objetivo: la FA Cup, un título que se le resiste al Aston Villa desde 1957, y del que hace 15 años no disputa una final. El Liverpool deberá duplicar sus esfuerzos en la semifinal del torneo doméstico si no quiere ser su próxima víctima. Una forma fantástica de seguir afinando su puntería, de seguir engordando sus cuentas goleadoras y una forma impagable de hacer soñar, y emocionar, a la afición Villana de Birmingham.

Es muy poco probable, por no decir imposible, que Benteke siga el año que viene en el Aston Villa pero, a buen seguro, se marchará dejando los deberes hechos, los objetivos cumplidos y un buen puñado de libras en las necesitadas arcas villanas. Aunque, de momento, Benteke sigue dedicado a lo suyo, lo que mejor se le da, que es perforar las redes rivales. Con cada gol marcado, su precio se dispara un poco más y la permanencia se ve más cercana.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados