Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Más de 300 millones en la búsqueda del nuevo Drogba

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Desde la compra del Chelsea por el magnate del petróleo, Roman Abramovich, el Chelsea pasó de ser un equipo de nivel medio en Londres a tener la capacidad financiera para luchar por los mejores jugadores del mundo, esas inversiones catapultaron deportivamente al cuadro del suroeste londinense y empezó a convertirse en uno de los mejores clubes ingleses de la década.

Con la chequera abierta para llegar pronto a lo más alto, el Chelsea decidió firmar jugadores para reforzar todas sus líneas. Fichajes como Cech, Carvalho, Essien, Gallas, Gudjohnsen o Drogba unidos a los Terry y Lampard fueron la clave del primer gran Chelsea del siglo XXI.

Si hay una cosa en lo que la dirección deportiva del cuadro blue no ha tenido suerte o planificación, ha sido en las contrataciones en la posición de delantero centro. Los finalizadores adquiridos para marcar diferencias en los partidos no han dado el rendimiento esperado. Como en toda afirmación, hay una excepción que confirma la regla, y esta regla se llama Didier Drogba, el costamarfileño ha sido, y será una de las grandes leyendas del Chelsea. En los 381 partidos disputados por el ‘elefante’ llegó a marcar 164 goles dando Premier League, FA Cup y Champions League a los aficionados blues. Pero como no es oro todo lo que reluce, los continuados fiascos de la dirección deportiva buscando delanteros para acompañar o sustituir al costamarfileño se han sucedido, hasta que llegó la temporada pasada Diego Costa y cuajó una gran primera mitad de año para hacer olvidar a otros nueves que no tuvieron la misma suerte que el hispano-brasileño.

Con el nuevo mando de Roman Abramovich en 2003 llegaron Adrian Mutu y Hernán Crespo, el rumano más protagonista de escándalos extradeportivos que deportivos apenas duró un par de temporadas en Stamford Bridge. La fuerte inversión en ese primer verano para la posición delantero con 45M€ no trajo los resultados esperados, y en 2004 se produjo uno de los fichajes más importantes de la historia del Chelsea. Del Olympique de Marsella llegó Didier Drogba tras asombrar al mundo desde la Ligue 1. Junto a Didier, llegó del PSV el serbio Mateja Kezman, un delantero que solo estuvo una temporada en Londres y se fue al verano siguiente al Atlético de Madrid.

Desde Milán llegó en 2006 uno de los mejores delanteros del viejo continente, Andriy Shevchenko llegaba a la Premier League tras ganarlo todo con el AC Milan. El ucraniano no cumplió con las expectativas dentro del verde, y nunca pudo justificar la cantidad de dinero invertida en su contratación. En 2007, el Chelsea no invirtió dinero en un traspaso por un nueve, aunque incorporó al peruano Claudio Pizarro que quedó libre tras su primera etapa en el Bayern Múnich.

Un veterano de la Premier llegó en 2008, del Bolton regresó al primer nivel Nicolas Anelka, el francés tuvo un rendimiento aceptable en su etapa como jugador del Chelsea, aunque nunca pudo romper su enorme potencial que hacía presagiar en el Arsenal cuando era un chaval de 18 años. En la temporada siguiente llegó Daniel Sturridge, el delantero, hoy del Liverpool, nunca gozó de un status de titular en la delantera y siempre partía desde las posiciones de banda. Su traspaso a Anfield fue una operación beneficiosa para las tres partes.

En el invierno de la temporada de 2011, el Chelsea compraba al Liverpool al delantero español Fernando Torres, una operación cercana a los 60M€ que llevó al ‘Niño’ de Anfield a Stamford Bridge. El rendimiento de Torres estuvo muy por debajo de sus cifras cosechadas con los reds y la decepción se instauró permanentemente sobre Fernando. A pesar de sus pobres cifras goleadoras, el Chelsea, logró con Fernando Torres la Champions League y la Europa League de forma consecutiva.

En el verano de 2011, el Chelsea firmaba a una joven promesa de 18 años, Romelu Lukaku, proveniente del Anderlecht. Su extrema juventud le hizo buscarse la vida con cesiones al West Bromwich Albion y al Everton. El equipo de Liverpool compró el pase definitivamente el verano pasado por 35M€, el Chelsea obtuvo un beneficio económico, aunque deportivamente no pudo marcar con los blues. Hoy en día, quizás suspirarían por Romelu, el máximo goleador de la Premier League.

Los fichajes de Demba Ba y Samuel Eto’o en la segunda época de Mourinho, no ofrecieron un buen rendimiento, a pesar de ser el equipo menos goleado en esa primera edición de la Premier League en la vuelta ‘The Special One’ los delanteros no lograron marcar diferencias y no pudieron conseguir el título doméstico. Con la salida de Torres y Eto’o llegaron Costa y Remy, el hispano-brasileño cuajó una gran temporada, y por fin, pareció el Chelsea acertar con un delantero centro, aunque con las dudas vistas esta temporada ha surgido de nuevo el interrogante de su continuidad en el Chelsea. En la presente temporada, para competir con Remy y Costa, se incorporó como cedido a Radamel Falcao, que tras un año para olvidar en Manchester buscó redimirse con la camiseta azul. Nada más lejos de la realidad, un solo gol a estas alturas de competición y multitud de rumores sobre la cancelación de su cesión surgen y surgirán hasta el cierre de mercado de fichajes invernal.

En total más de 300 millones de Euros invertidos en poco más de 13 temporadas para reforzar únicamente una posición, la más importante dentro del mundo del fútbol, la que separa el fracaso y la gloria en un remate. Más de mil trescientos partidos jugados por delanteros centro en el Chelsea, y más de 400 alegrías a los aficionados de Stamford Bridge. Un ratio bastante pobre para un club referencia en la última década de fútbol europeo.

El último dato, demoledor para los intereses económicos de Roman Abramovich, es que cada gol de un delantero centro del Chelsea, le ha costado la friolera de casi 750.000€ solo en los traspasos, sin contar las desorbitadas fichas pagadas como salario en el Chelsea.

Análisis rendimiento económico-deportivo de los '9' del Chelsea. 2003-2015

Análisis rendimiento económico-deportivo de los ‘9’ del Chelsea. 2003-2015

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados