Alavés

article title

Celta y Alavés, dos proyectos reconstruidos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Real Club Celta de Vigo y Deportivo Alavés protagonizarán la semifinal inesperada de esta edición de la Copa del Rey. El conjunto gallego llega como favorito tras conseguir eliminar a todo un Real Madrid en cuartos. Mientras, el conjunto vitoriano, recién ascendido esta temporada, llega tras deshacerse de la otra sorpresa del torneo: el Alcorcón. Ambos conjuntos han conseguido llegar a este punto del torneo por méritos propios. Pero, por historia, ambos se merecerían también pasar a la final. Ambos conjuntos han pasado, durante años, por un periodo de reconstrucción tras unas buenas épocas deportivas.

El Celta fue un equipo asiduo en Europa desde la temporada 97-98, hasta conseguir el pase a la Champions League en el 2003. El cuadro gallego contó en sus filas, durante este periplo, con jugadores como Aleksandr Mostovoi, Valeri Karpin, Revivo, Mazinho, Catanha, Gustavo López o Eduardo Berizzo, el que ahora es su entrenador. Sin embargo, la que parecía que iba a ser la gran temporada del conjunto gallego, acabó siendo la del desastre. Miguel Ángel Lotina no acabaría de sacarle todo el provecho a la plantilla, con lo que el cuadro celeste acabaría descendiendo de categoría.

El proyecto deportivo se resintió, pero comenzó a gestarse la reconstrucción. Con Fernando Vázquez a los mandos, parecía que la recuperación no tardaría en exceso. Y así fue, puesto que tras una sola temporada en Segunda División, el equipo ascendió. Y no solo eso, sino que su vuelta a Primera fue sorprendente, consiguiendo de nuevo un billete para la UEFA. No obstante, el equipo vuelve a demostrar una irregularidad que le lleva a descender de nuevo a la categoría de plata. Tras cinco temporadas, el Celta recuperó su puesto en Primera para la temporada 2012-2013. Tras un primer año difícil, donde incluso peligró la salvación, el conjunto gallego ha conseguido mejorar año a año su puesto en liga, hasta volver esta temporada a la Europa League.

Gustavo López y Mostovoi en el Celta en 2001

El Alavés, por su parte, también tiene una historia que contar. El conjunto vitoriano consiguió volver a la élite del fútbol español la temporada 98-99, 42 años después de su última participación. Su regreso fue llamativo, puesto que la temporada siguiente conseguiría la clasificación, por primera vez en su historia, a la copa de la UEFA. Fue esa temporada, la 2000-2001, donde el Alavés consiguió convertirse, en un día, en el equipo de todos los aficionados españoles.

Contra todo pronóstico y tras dejar fuera a equipos como Inter de Milán, Rayo Vallecano y Kaiserslautern, llegó a la final en su primera participación. Se enfrentó contra todo un Liverpool, que venía de eliminar al Barcelona en semifinales. El equipo inglés llegaba como gran favorito, guiado por jugadores como Michael Owen (acabaría ganando el Balón de Oro), Robbie Fowler, Heskey o un tal Steven Gerrard. Una final que pasó a la historia por goles, juego y, sobre todo, épica. Debo admitir, que pese a que era muy joven cuando la vi, fue una de las razones por las que me enamoré de este deporte.

5-4 tras un fatídico gol en propia puerta del pobre Delfí Geli. Con dos jugadores menos, el Alavés llegó a la prórroga y luchó de tú a tú. Y no solo eso, sino que se recompuso de todos los golpes que le propinaba su rival o la fortuna. A los 16 minutos perdía por 2-0 y Eggen cayó lesionado, así que tuvo que sustituirlo Iván Alonso (acabaría marcando). Tras el 3-1, Javi Moreno anotaría dos tantos para empatar, pese a que Fowler volvería a adelantar al conjunto inglés. Pero, contra todo pronóstico de nuevo, Jordi Cruyff anotaría el empate cerca del final. El resto, en la prórroga, es historia.

El Alavés celebra un gol en la Copa UEFA 2001 contra el Kaiserslautern

Dos temporadas después, el Alavés volvería a la UEFA. Sin embargo, esta temporada acabaría descendiendo a la Segunda División. Aunque lo peor llegaría al final de la temporada siguiente, donde tras no conseguir el ascenso, el equipo pasa a manos de Dmitry Piterman. El resto, es bien conocido. La mala gestión acaba con el Deportivo Alavés en Segunda División B, donde pasa 4 temporadas. En el 2013, el conjunto vitoriano consigue volver a la categoría de plata, donde necesita tres temporadas para volver a Primera División.

Ambos conjuntos han pasado por momentos convulsos, pero han sabido sobreponerse. El Celta buscará su quinta final en su historia, tras perder las dos últimas jugadas frente al Zaragoza (la última hace más de 15 años). El Alavés, por su parte, disputará su quinta semifinal, la primera en su historia como equipo de Primera. Los vitorianos volverán a intentar la hazaña de sorprender a todos y llegar a una nueva final. Y quién sabe si, esta vez, el final es distinto que aquel 16 de mayo de 2001.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados