Real Madrid

article title

Carvajal regresa, Zidane toma aire

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Carvajal está listo. La desconcertante afección cardíaca (pericarditis) que aquejó el lateral diestro del Real Madrid parece ya un trabalenguas del pasado. El sábado, el Madrid descorcha por primera vez el moderno estadio del Atlético y Zidane podrá contar con uno de sus jugadores franquicia. Achraf superó la selectividad con el equipo, pero hay envites que requieren jugadores macerados en barril de roble.

La vuelta a los terrenos de juego de Carvajal quizás sea una de las mejores noticias que la parroquia blanca pueda tener a estas alturas. Tras el varapalo contra el Tottenham en Liga de Campeones y la situación límite que vive el club en la Liga las guillotinas se centraron en una defensa especialmente vulnerable y lastrada por las lesiones. Tampoco Kiko Casilla, con Navas lesionado, contribuyó sustancialmente a que la sensación de seguridad se asentara en la zaga.

Zidane lo solucionó confiando en Achraf, marroquí de apenas 18 años que, a pesar de su atrevimiento, debe coger horas de vuelo. Pero Zidane, inasequible al desaliento, no cejó en su posición de dar minutos al canterano, con maneras agradables para el futuro del club pero con un esquema antes visto: desenvuelto en ataque (gracias a su poderosa zancada) pero desdibujado en defensa.

Por eso la noticia de la vuelta de Carvajal es para el técnico francés una bombona de oxígeno. Hay jugadores buenos, hay jugadores hábiles y hay otros jugadores que, además de todo eso, contagian. Apunten a Carvajal entre esos últimos. Su capacidad para abarcar la banda y ocuparse de todos los trámites que pasan por ella libera a sus compañeros. Aporta seguridad en defensa y profundidad en ataque. Casi siempre sabe la elección correcta y es el mejor socio para un cabeceador voraz como Ronaldo.

Toda vez que el futbolista de ‘Lega’ tiene el permiso médico para ponerse a las órdenes de Zidane, debe ser el francés quien resuelva el misterio: ser implacable con sus principios y no arriesgar con un Carvajal recién llegado de una lesión, cuando menos, extraña o darle el bastón de mando de una banda derecha necesitada de emociones.

Sea como fuere, Carvajal está de vuelta. Una grata noticia para el mundo del fútbol. Y una piedra menos en la mochila de un Zizou al que no se le permiten más pasos en falso.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados