Entrevistas

article title

Carole Bouchard: “Tras la victoria en Melbourne, Federer se sintió liberado”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Carole Bouchard es uno de los rostros más conocidos en el grupo de periodistas que acompañan el circuito de tenis en cada una de sus paradas. Experiodista del diario francés L`Equipe (2005-2014), como freelance recorre el mundo tras la mejores raquetas siendo su propia jefa.

Autora del libro The Quest sobre el triunfo de Novak Djokovic en los cuatro Grand Slams de forma consecutiva (de Wimbledon 2015 a Roland Garros 2016). Bouchard es también miembro de la International Tennis Writters Association (ITWA), que distingue a aquellos periodistas especializados en tenis que viajan con el circuito allá donde va.

De todo esto y mucho más hablamos con Carole Bouchard, una de las voces más autorizadas dentro del periodismo de tenis para analizar el circuito.

Pregunta: ¿Cómo es trabajar viajando alrededor del mundo con los circuitos de la ATP y la WTA?

Respuesta: Me gusta. Me encanta estar en el lugar. Saber lo que ocurre y estar donde ocurren las cosas, hablar con la gente. A veces vivir con la maleta puede ser difí­cil, pero con ciertos descansos es completamente factible ir de un lugar para otro.

P: ¿Qué ventajas tiene estar en el sitio donde ocurren las cosas?

R: Puedes hablar con entrenadores, preparadores fí­sicos, te ven semana a semana. Tienes más acceso a ellos porque te ven todas las semanas. Puedes analizar y entender el juego y tener más información, verles entrenar. Se entiende mejor el tenis estando en el sitio.

P: El tenis se detiene en España pocas semanas, sobre todo en la gira de tierra batida y también en Mallorca en hierba. ¿Cómo se trabaja en España para la prensa internacional?

R: Se trabaja realmente bien. Creo que Madrid ha mejorado mucho. El equipo de comunicación y del torneo hace un fantástico trabajo. Se trabaja muy bien y todo está cerca gracias al transporte. No hablo español salvo “Hola; muy bien; ¿cómo estás? y ¿Qué tal? En España el tenis es una tradición como en Francia. El tenis en tierra batida en España es algo natural.

P: En los torneos españoles se reúne mucha más prensa española que en aquellos que se juegan en el resto de países. ¿Cómo trabaja la prensa española a lo largo del año?

R: Trabajan tan duro como el resto. Me llevo muy bien con Marta Mateo y Rafael Plaza porque viajamos más o menos a los mismos torneos la mayor parte del año. Su interés se centra, naturalmente, en los tenistas españoles, pero saben muchísimo de tenis y de tenistas extranjeros y trabajan tanto en prensa como en radio. Son muy buenos.

P: Forma parte de la ITWA (International Tennis Writters Asocciation), ¿Cómo entra en esta organización?

R: Tienes que cumplir una serie de requisitos. Cubrir dos o tres Grand Slams cada año en persona, entre 10 y 14 torneos. Antiguamente eran al menos 14 pero la gente no puede viajar tanto y son entre 10 y 14. A parte, Copa Davis y Fed Cup. Así se entra en la ITWA.

P: Me gustarí­a hablar ahora de un Grand Slam. ¿Qué diferencias hay entre cubrir un torneo Major y cualquier otro evento?

R: Es una locura. Las dos semanas de torneo más la semana previa de torneo de calificación. En términos de trabajo desde el primer dí­a vas corriendo a todos lados. Los tenistas tienen días libres entre partidos, nosotros no. Cubrir un Grand Slam es completamente diferente a cualquier otro torneo. Todo el mundo quiere todo ya e incluso por adelantado.

P: Respecto a su relación con los jugadores, usted viaja todo el año. ¿Cómo es esa relación?

R: Si haces bien tu trabajo y ellos te ven en el lugar es una cuestión de respeto. Los tenistas confí­an en lo que haces. Por supuesto se mantiene una distancia entre la prensa y el jugador, pero también se crea una relación con los tenistas.

P: Al comienzo de su carrera, ¿En que momento pasa de ser una periodista a una especialista en tenis?

R: Fui a una escuela de política y comunicación y después periodismo. Cuando empecé periodismo sabí­a que querí­a dedicarme al deporte y al tenis (risas). Empecé en L´Equipe en la web y tení­a que cubrir cualquier deporte. Hacía ciclismo, Formula 1 etc… yo quería hacer tenis, pero antes tuve que hacer de todo. He estado 10 años en L´Equipe hasta hace dos años que me fui y decidí­ ser mi propia jefa como freelance.

P: Estuvo en L´Equipe desde 2005 hasta 2014. ¿Cómo es trabajar para uno de los grandes medios de comunicación mundiales?

R: Es muy bueno. Quizás creo que era mejor para las generaciones previas, generaciones de oro que podí­an viajar a cualquier parte del mundo. Ahora es mucho más trabajo de escritorio, de redacción. Aprendes mucho, eso seguro. Trabajando en un medio importante tienes acceso a más sitios y conoces más gente. Hoy sin embargo no se viaja tanto, es trabajo de redacción y creo que por eso me fui. Porque me encanta estar en el sitio, en el lugar donde ocurren los hechos.

P: ¿Porqué abandona L´Equipe?

R: Me fui porque estaba el 80% del tiempo en la redacción, en una mesa sentada escribiendo y es algo que no me gustaba. Entonces pensé que, si eso iba a ser así­, me tení­a que ir. Y no me arrepiento. Me encanta mi vida actual. Colaboro en Le Parisien, en Sports Ilustrated, en la radio, para medios en Canadá, en la BBC y en más medios y televisiones. Muchí­simas cosas. También he escrito un libro (The Quest, sobre Novak Djokovic y su triunfo en Roland Garros). Me encanta ser freelance, hacer lo que quiera. Soy mi propia CEO.

P: Cuando abandona L´Equipe, pasa de ser una periodista de L´Equipe a ser Carole Bouchard. ¿Nota alguna diferencia a la hora de trabajar y relacionarse?

R: Honestamente no porque antes de irme de L´Equipe habí­a demostrado que trabajo bien. La única diferencia es pasar de trabajar para un periódico a trabajar para múltiples clientes. Trabajando para el periódico sólo podí­a escribir para el periódico. Ahora puedo hacerlo para revistas, radios, televisiones. No tengo exclusividad y esa es la diferencia. Puedo cubrir la información de formas muy diferentes y me gusta.

P: Sobre el libro, The Quest, ¿Cómo ha sido la experiencia de escribirlo?

R: Me ha encantado. Los cuatro Grand Slams consecutivos de Djokovic es un magnífico logro (de Wimbledon 2015 a Roland Garros 2016). La temporada comenza con Novak imperial y en la segunda mitad Murray y Djokovic luchando por el número 1. Habí­a que escribir sobre ello, hablé con mucha gente y pensé en porqué no escribir un libro. Novak ha sido muy amable concediéndome las entrevistas y al hablar de un tema en gran profundidad conoces mucha gente y tienes tiempo. Fue una fantástica experiencia.

P: Si hablamos sobre tenis, ¿Se esperaba este regreso de Federer en 2017?

R: Nadie se lo esperaba. Vuelve tras seis meses de lesión y está en forma. De repente Novak (Djokovic) no está y Andy (Murray) tampoco. Los cambios respecto al final de 2016 son grandes. La victoria en Australia fue sorprendente y tras Melbourne Federer se sintió liberado completamente.

P: ¿Qué le pareció una nueva final en Australia entre Federer y Nadal? Algo difí­cil de creer hasta hace bien poco.

R: Con Novak y Andy fuera se podí­a pensar en una gran oportunidad para nuevas caras, pero no, fueron Federer y Nadal. Fue una final fantástica porque ambos tenistas son muy buenos, mueven seguidores en todo el mundo y han cambiado el tenis. Pero también es cierto que su dominio hace o ha hecho que el hueco entre ellos y las siguientes generaciones sea muy grande. Es complicado ir a tu jefe con una historia de un chico joven y él te pide cosas sobre Roger o Rafa. Son chicos extraordinarios, pero es complicado de meter e introducir a las nuevas generaciones. Fueron Agassi, Sampras, Roddick y después Rafa y Roger. Ahora hay un hueco muy grande con jóvenes como Coric, Kyrgios y los demás nuevos tenistas.

P: ¿Es el Big Four el mejor grupo de tenistas coincidiendo en el tiempo en toda la historia del tenis?

R: Por supuesto. Ha habido grandes tenistas en la historia de este deporte, pero como estos cuatro chicos juntos no creo. Para mí, son el mejor grupo en la historia del tenis.

P: ¿Qué me puede contar sobre el resto de tenistas que están en el TOP-10 pero que no consiguen superar al Big Four?

R: Por ejemplo, Berdych para mi es el tenista con más talento que no ha ganado un Grand Slam. Berdych ha tenido ocasiones para ganar 5 ó 6 Grand Slams. Pero cuando caes semana si semana también con el Big Four, es como un muro delante de ti. Nishikori o Dimitrov son otro ejemplo e intentan cerrar ese hueco que existe con el Big Four. Cuando tienes a cuatro chicos tan buenos delante es muy complicado y tienes que mejorar muchísimo para enfrentarte a ellos.

P: ¿Y sobre la conocida como Next Gen? Con Kyrgios y Zverev a la cabeza.

R: Son jóvenes y quizás en 3 ó 4 años estén ahí­. Cuando el Big Four no domine de enero a noviembre.

P: Por último, en cuanto a su presencia en redes sociales, principalmente en Twitter donde tiene unos 18.000 seguidores ¿Qué uso e importancia le da a este canal?

R: No pienso demasiado en las redes sociales. Veo lo que pasa, sigo la actualidad y escribo tanto en francés como en inglés. Lo uso como una forma de entretenimiento. La gente me sigue y eso es algo que me gusta. Les trato de dar cosas interesantes. En mi trabajo a veces recibo mensajes de gente que me ha leído por twitter y me pide cosas sabiendo que estoy en el lugar de los hechos. Una forma de crear marca personal.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados