Fútbol italiano

article title

Carlos Bacca, el ‘killer’ ejemplar

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Apenas un mes después de que fuese tasado en unos 30 millones para su venta al West Ham, Adriano Galliani ha afirmado que Carlos Bacca vale tanto como pueden costar Gonzalo Higuaín y Mauro Icardi. Y, sin que sirva de precedente, el dirigente rossonero no va para nada desencaminado esta vez.

Carlos Bacca se sitúa sin ningún tipo de complejo en el podio de honor de los mejores delanteros centro de la actual Serie A pero es que además, el ariete colombiano es uno de los mejores representantes a nivel mundial de la especie en peligro de extinción de ‘killer’. Certero y despiadado.

602348634

A sus 30 años recién cumplidos, Bacca es el futbolista de toda la Serie A que menos dispara fuera de los tres palos. Cada oportunidad de la que dispone es sinónimo de gol. O directamente gol. Su importancia en este inicio de temporada en el Milan está fuera de toda duda. De sus botas han brotado casi dos tercios del bagaje goleador total que el equipo de Montella acumula hasta ahora. Es, sin duda, el hombre clave para que los resultados del Milan no desfallezcan. Referencia absoluta, sacapuntos número uno y encargado casi único de materializar el juego aunque no haya juego que materializar por momentos.

Leer más: El efecto Montella 2.0 en el nuevo Milan

Los datos comparativos revelan la tamaña puntería del nueve sudamericano incluso al primer vistazo. Con solamente 2.2 disparos por partido de promedio es el actual capocannoniere de la Serie A empatado con José Callejón, que realiza 3.3 chuts por juego. Sin ir más lejos, los datos de los que preceden a ambos en la tabla de máximas artilleros son: Belotti (4 goles, 6 chuts por partido), Icardi (4 goles, 4 tiros por partido), Borriello (4 goles, 3.3 tiros por partido) y Milik (4 goles, 2.5 tiros por partido).

609158936

Más tiros, menos dianas. Más pólvora pero peor optimización de recursos. Carlos Bacca saca petróleo de cada balón que toca con su ilustre instinto que vive por y para el gol. El día de su debut, en 2009 con Junior de Barranquilla, Bacca marcó dos goles en los primeros dos balones que tocó tras salir al campo en el minuto 70 con un marcador de 0-0. Y aquellos dos toques siguen representando hoy su fútbol a la perfección. Sus números no engañan: 23 goles en 45 disparos a puerta desde que fichó por el Milan. Ocho tantos en sus últimos ocho encuentros en Serie A con sólo doce remates entre los tres palos. Infalible.

El delantero rossonero es también uno de los jugadores que mejor sabe moverse al límite del fuera de juego y que mejor baila con la altura de la línea defensiva rival. Un desmarque de un auténtico genio en la materia como es Carlos Bacca es un regalo, un movimiento plagado de vistosidad del que extrae todo el jugo de su inigualable eficacia de cara a portería. Todo lo que un nueve de verdad precisa, lo tiene dentro. Sin necesidad expresa de aparecer ni participar. Su oficio es otro y lo lleva tatuado entre ceja y ceja. A fuego en el alma.

Vincenzo Montella idea y pergeña, Bonaventura inventa, Niang dinamiza y Bacca concreta. Los puntos que medirán el futuro inmediato del Milan a final de curso en su afán por reconquistar una plaza europea dependen directamente de los goles del colombiano en primera, segunda y tercera instancia. Carlos Bacca aprendió mucho y bien de su padre, pescador. Y es que siempre que tira la caña, peces recoge.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados