FC Barcelona

article title

Carles Aleña, el todocampista de La Masia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Fue en el año 2010 cuando lo vi por primera vez en uno de estos torneos nacionales de categoría alevín que se solían disputar en Brunete. En aquella edición, si no recuerdo mal, fue Estepona la sede del mencionado evento.

No era el más alto, ni el más fuerte -había varios jugadores imponentes- ni siquiera quien le pegase al balón con más potencia, no, ni mucho menos. Sin embargo, bajo esos rizos endiablados que emulaban al mismísimo Maradona se encontraba un niño que había tomado la decisión de ser futbolista. Su mirada y su desparpajo no eran acordes a las de un chaval de tan sólo 12 años. Hablamos de Carles Aleña. Si todavía no lo conocen, lo cual dudo, este es el momento.

Han pasado más de cuatro años, pero recuerdo como si fuera ayer la forma en que se ponía el brazalete, como arengaba a los suyos, como contagiaba las ganas por jugar bien al fútbol, la forma de conducir el esférico y soltarlo de primeras. Su verticalidad, su forma de definir.

Ya por entonces era un jugador modélico, con carisma, que encabezó la generación del 98 junto a Dani Morer, Ayoub, Dani Olmo…etc. Entre todos fueron capaces de derrotar en la final al Real Madrid de Antonio, Soti y Cedenilla en la tanda de penaltis en un partido que finalizó con empate a uno, siendo el gol blaugrana de Carles, quien a la postre sería el mejor jugador del Torneo con suma justicia y uno de los máximos realizadores.

 

Aleña, mejor jugador del Torneo de Estepona

Aleña, mejor jugador del Torneo de Estepona

 

Desde entonces hasta hoy, con alguna pequeña lesión inoportuna para el olvido, todo, absolutamente todo se ha convertido en una vorágine y en un carrusel de progresos y cambios meteóricos. El niño de Mataró se ha convertido en un adolescente de 16 años con una soberbia planta de futbolista y unos atributos técnicos demoledores. Durante estos años Carles no se ha cansado de ganar títulos y reconocimientos varios tanto a nivel grupal como individual. Sin ir más lejos en el año 2012, en edad infantil, fue el elegido a la hora de dar un discurso en la Ciudad Deportiva bajo la atenta mirada de Sandro Rosell convirtiéndose, si es que aún no lo era, en icono relevante de La Masia.

 

Carles, en su discurso

Carles, en su discurso

Un icono que en el año 2013, con 15 años, era llamado por Albert Celades para formar parte de la fase de clasificación de la selección española sub-17, compitiendo contra jugadores sensiblemente mayores.

 

Con la roja

Con la roja

 

A día de hoy, y tras una temporada pasada sublime donde se hartó a destacar en numerosos torneos disputados, marcar goles y dar asistencias alternando categoría cadete y juvenil, Aleña es jugador del Juvenil B que dirige García Pimienta, Capitán de su equipo y de la selección española se ha convertido en el todocampista de la Masía por excelencia, un jugador precoz acostumbrado a jugar en categorías superiores sin inmutarse.

El pasado fin de semana me acerqué a Barcelona. Entre uno de los numerosos planes que quería hacer había subrayado con especial interés el de ir a la Ciudad Deportiva Joan Gamper. Era el momento de verlo jugar in situ, en directo. Quedé fascinado. Ya desde las gradas se vislumbraba la silueta de un futbolista en ciernes. Dos o tres desplazamientos de balón en largo eran suficientes para tener la certeza que el deseo de aquel niño de 12 años de ser futbolista del primer equipo del FC Barcelona seguía intacto, más fuerte y cimentado que nunca.

El partido ante el Mollet al que asistí, que terminó en victoria ajustada por 3-2 tras remontada incluida para los barcelonistas, me confirmó la mencionada condición de todocampista, de batuta infalible del jugador juvenil, quien aúna muchos de los valores necesarios en Can Barca: sacrificio, confianza, tesón y calidad, mucha calidad. Fueron varias las veces en las que el interior zurdo no dudó en tirarse al suelo en busca de un balón dividido, el mismo que se asoció con cada uno de sus compañeros devolviendo pases milimétricos al primer toque, el mismo que realizó numerosos cambios de orientación al pie con una exactitud que asusta, por no hablar de los automatismos adquiridos a la hora de conducir el balón, cambios de ritmo al iniciar una contra, soltar el balón a banda e incorporarse desde segunda línea en busca del famoso pase atrás…sencillamente brutal.

Si tuviese que compararlo con algún jugador en concreto conocido por todos sencillamente no podría, no hay un jugador similar como tal y eso habla muy bien de él. No hay mayor virtud a mi entender. Tiene rasgos de varios jugadores del primer equipo, la planta de Busi, el temple y los galones de Xavi, el cambio de ritmo y el último pase de Iniesta, la verticalidad y el gol de otro jugador que pasó por la Masía como lo es Cesc Fabregas. Y no nos olvidemos, Carles tiene llegada, pegada, va bien de cabeza y un gran disparo desde media/larga distancia.

Hace escasos días recibió la noticia de que ha sido inscrito en la prestigiosa competición europea creada la temporada pasada, UEFA Youth League, lo cual hace indicar a todas luces que esta temporada debutará en el primer equipo juvenil, un escalafón más en una progresión que si bien puede asustar no refleja más que las ganas por alcanzar una meta.

 

Carles y un servidor

Carles y un servidor

 

Desde estás líneas me gustaría agradecerte el gesto que tuviste conmigo acercándote una vez concluido el partido y atendido a los medios. Poco queda más que decirte capitán que no sepas, sólo espero que sigas siendo tal y como eres, no pierdas nunca la humildad y las ganas de aprender. Es probable que lleguen momentos duros, complicados, debes estar preparado para ello. Sólo así alcanzarás todas las metas que te propongas. El sueño está mas cerca. Ya no es una utopía. Nunca lo fue.

Este artículo fue escrito originalmente el 11 de septiembre de 2014

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados