Fútbol Europeo

article title

Capitán Rooney: su nuevo rol con los Pross

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Wayne Rooney quizás esté viviendo el momento más importante de su carrera deportiva. El delantero del Manchester United y de la selección inglesa ha demostrado a conocidos y extraños el gran nivel goleador que posee. No satisfecho con ello ha ido adquiriendo unos galones dentro de ambas instituciones que le han convertido en un auténtico líder.

No importa que sea dentro o fuera de los terrenos de juego. Rooney ejerce, Wayne tira del carro. El atacante inglés, a sus 28 años, es el capitán del Manchester United y de Inglaterra, compartiendo brazalete en ambos ámbitos de su carrera. Las despedidas internacionales de jugadores como Frank Lampard o Steven Gerrard hizo que la FA delegara la responsabilidad de liderar el vestuario tanto en sus facetas interiores como sobre el césped al atacante, que luce el brazalete de los Pross desde el pasado mes de agosto.

El parón por compromisos de selecciones hizo, entre muchas otras cosas, que Inglaterra tuviese que desplazarse hasta Estonia para disputar un nuevo encuentro de clasificación para la EURO 2016, que se disputará en Francia. El combinado dirigido por Roy Hogdson venció a domicilio por la mínima, calmando las aguas que hace unos meses parecían presentar el más temible de los tsunamis por la imagen del equipo. Sin embargo, todo vuelve a la calma. Inglaterra ganó 0-1 gracias a un solitario gol de Wayne Rooney, de falta, que volvió a reflejar su estatus de líder, de capitán, de referencia para sus compañeros.

Un gol importante, tanto para el objetivo colectivo como a nivel individual, ya que se encuentra a tan sólo un tanto de Jimmy Greaves para convertirse, así, en el cuarto máximo goleador histórico de la selección inglesa.

Rooney vive su mejor momento como profesional. Lejos de ser aquel delantero con pecas que maravillaba por su desparpajo y carácter dentro de los terrenos de juego, teniendo bajo su poder un más que importante palmarés personal, ha ganado terreno en lo personal, adquiriendo galones, adquiriendo un papel más relevante como institución, y además sigue demostrándolo sobre los terrenos de juego. Esta vez con un gol importante para su país, para la selección de Inglaterra, que suma sus partidos por victorias en el Grupo E, con nueve puntos, y sin haber encajado todavía goles en sus tres encuentros disputados.

Tras el parón, volverá la Premier League, y Wayne Rooney volverá a ser ese delantero capaz de todo, capaz de enamorar, capaz de asistir y capaz de rematar a gol como quien fríe un huevo frito. Un reto importante esta campaña en Old Trafford, con una plantilla renovada, llena de caras nuevas, con un desembolso estratosférico, enorme, que presenta al jugador inglés como uno de los pilares del vestuario.

Todavía le restan dos encuentros de suspensión por cumplir, tras ser expulsado contra el West Ham, pero su figura ya ha adquirido un aura diferente. Sus últimas temporadas son el claro ejemplo. Ya no es ese delantero capaz de marcar cifras goleadoras como 26 ó 27 tantos en una sola temporada, pero su faceta asistente aumenta, dotándole de otro rol sobre el césped, y con van Gaal parece que todo pinta a ello.

Wayne Rooney, un líder, un capitán que sigue marcando goles determinantes para los suyos, esta vez contra Estonia, a domicilio, y para mantener un inicio de Fase de Clasificación perfecto para los suyos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados